Milan casi en cuartos


El AC Milan se llevó el triunfo por 4-0 ante el Arsenal FC en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League disputado en San Siro gracias a los goles de Kevin-Prince Boateng, Robinho (2) y Zlatan Ibrahimović.

arsenal

El conjunto de Massimilano Allegri saltó al campo con el objetivo de superar una mala racha ante los equipos ingleses en esta fase, ante los que ha caído en sus últimas tres participaciones, pero fue el Arsenal por mediación de Tomáš Rosický el que protagonizó la primera llegada del partido, aunque su disparo se marchó por encima del larguero. Con el paso de los minutos el Milán se hizo con el control del balón e Ignazio Abate primero y poco después Urby Emanuelson, que acabada de saltar al campo en detrimento del lesionado Clarence Seedorf, estuvieron cerca de abrir el marcador para el equipo lombardo. Pero fue su compañero Boateng, tras controlar con el pecho en el interior del área un buen pase de Antonio Nocerino, el que fusiló al guardameta del Arsenal al cuarto de hora.

Europa


Con el 1-0 en el marcador, el Milan se vino arriba y en el 21' Nocerino se sacó un potente disparo desde fuera del área que se marchó rozando el larguero defendido por Wojciech Szczęsny. Pero el Arsenal no bajó los brazos y empezó a tener la posesión y a acercarse al área rival aunque sus ocasiones no inquietaban en exceso a la zaga local. Hubo que esperar hasta los últimos diez minutos para ver algunas buenas llegadas, como el disparo fuera de Nocerino o un contrataque conducido por Robinho que terminó despejando la defensa, pero no fue hasta el 37' cuando un excelente pase atrás de Zlatan Ibrahimović lo cabeceó el brasileño al fondo de la red colocando el 2-0 en el marcador con el que el encuentro se marcharía al descanso.

La segunda mitad empezó con la misma tónica que terminó la primera, con el Milan controlando el balón y creando las ocasiones, y pronto el conjunto local vio recompensada su superioridad con el 3-0. En el 49' un pase de Ibrahimović lo recogió Robinho en el borde del área después de aprovecharse de un error defensivo de Thomas Vermaelen y con un potente disparo batió por segunda vez a Szczęsny. El Milan parecía insaciable y a la hora de partido, una nueva contra del conjunto lombardo conducida por Robinho terminó en los pies de Luca Antonini pero el disparo del lateral italiano se marchó fuera. El Arsenal trataba de sorprender a la contra y no fue hasta el 63' cuando una falta botada por Robin van Persie inquietó algo a una defensa italiana muy tranquila hasta el momento.

Poco después el Arsenal tuvo su mejor ocasión precisamente de las botas del internacional holandés, pero una providencial parada de Christian Abbiati evitó el primero del conjunto gunner. En el tramo final, los hombres de Arsène Wenger se volcaron en ataque buscando un tanto que les mantuviera en la eliminatoria pero fue el Milan, de penalti, el que sentenció el encuentro. Johan Djourou derribó a Ibrahimović en el interior del área y fue el delantero sueco el que transformó la pena máxima, colocando el definitivo 4-0 en el marcador. Tras este resultado, el Milan encarrila la eliminatoria de octavos de final aunque deberá certificar su pase a la siguiente ronda el próximo 6 de marzo en el Arsenal Stadium.

Milan