El campeón pisó fuerte




Con goles de Alexander Medina, Tabaré Viudez y Matías Cabrera, Nacional hizo valer la localía, derrotó 3-2 a River Plate (Pablo Olivera; Maureen Franco) y comenzó su andadura en el torneo Clausura con el pie derecho.

Marcelo Gallardo puso en cancha un equipo de neto corte ofensivo y buen pie (Recoba, Viudez, Medina, Sánchez). Sin embargo, fue el darsenero el que comenzó controlando la pelota, aunque le costó hacerse fuerte en el área tricolor.

En contrapartida, en su primera incursión ofensiva con cierto riesgo, Nacional logró la apertura del marcador luego que Damonte-hoy marcando el mediocampo junto al retornado Píriz- le pusiera le pelota en el pecho al "Cacique" Medina en el corazón del área y que el "9" sacara un derechazo cruzado y seco que se clavó contra el palo. Golazo.





Tras el gol, River volvió a manejar la pelota y a merodear el área del dueño de casa, pero no lograba traducir sus buenas intenciones en jugadas de gol.

En contrapartida, lo de Nacional era más efectivo: cuando tomaba el balón salía rápido al ataque y siempre dejaba la sensación de que podía marcar en cualquier momento.

Vicente, en una contra en la que intervinieron Viudez-la manija del albo- y Núñez, la tiró afuera cuando estaba solo frente al arquero en el área chica y, posteriormente, Recoba vio como su tiro libre se iba al lado del palo.

La primavera ofensiva tricolor se coronó con un espectacular pase del "Chino" que puso en carrera a Viudez, quien definió cruzado para estampar el 2-0.

River llegó al descuento rápidamente con un centro-shot de Pablo Olivera que se le coló a Leonardo Burián.





La polémica llegó apenas un instante después, cuando un centro de Martín Icart encontró la mano de Alexis Rolín-que volvió a ser buena figura- en el área. Christian Ferreyra desestimó la jugada cuando bien pudo haber sido penal para los del Prado.

El complemento se inició a pura imprecisión y pierna fuerte. Rápidamente, cuando el darsenero intentaba igualar las acciones, Mauricio Prieto (51´) recibió su segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado.

A pesar de esto, los de Guillermo Almada siguieron volcando su juego al arco tricolor, pero el cansancio hacia mella y la claridad seguía sin salir de los zapatos riverplatenses.

¿Y Nacional? Aguantando atrás e intentando salir de contragolpe para liquidar por fin el partido.

Matías Cabra entró para tener la pelota y Gonzalo Bueno lo hizo para matar a pura velocidad y Laforia se hizo grande ante los intentos de Viudez y Píriz.

Almada no se resignó y mandó a la cancha al Lungo Felipe Avenatti (casi dos metros) para ganar de arriba.

El resultado estaba ahí, todavía abierto.

Iba Nacional, respondía River. Poca precisión, mucha emoción.

Cuando se moría el juego, Viudez cedió para Bueno, que fue derribado en el área. Cabrera tomó la responsabilidad y, de penal, puso el 3-1 en el marcador. De nada sirvió el golazo de tiro libre de Maureen Franco en la última jugada del partido.

Le costó, pero el tricolor se olvidó del trago amargo copero y sacó una más que importante victoria de entrada ante un duro rival como el darsenero.





Nacional 3 , River plate 2