poemas de belgrano

POESIAS

VOS ELEGIS

No a de haber cosa mas fea
Ni algún dolor tan profundo,
Que te vistan de talleres
Cuando llegas a este mundo.

Porque desde que naciste
Tu viejo así lo quería,
Sin saber que desde guacho
Te esta haciendo policía.

Por eso pive te digo
No le des bola a ese gil,
Venite un día a ver Belgrano
Allí podrás elegir.

No te prometo buen fútbol
Ni que lo veas ganar,
Pero una banda de fierro
Que no para de alentar.

Que lo sigue a todas partes
Sin importarle el lugar,
Solo por decir presente
Y poder verlo jugar.

Si elegís a talleres
Dos cosas tendrás que aprender,
En los clásicos estar callado
Y a la salida correr.

Y si elegís a Belgrano
Solo te queda una opción,
Alentarlo los noventa
Como nosotros de corazón.


Tiempos difíciles

Momento difícil es el que atraviesa
Nuestro club hermano,
Pero nunca somos pocos,
Gracias a Dios los que lo alentamos.

Porque así nacimos
El hincha de Belgrano tiene mucho aguante,
Y todos tirando para el mismo lado
Saldremos adelante

Que alegría enorme
Es ir a la cancha, ver una victoria,
Pero hincha es el que se queda en malos momentos
No en tiempos de gloria

Tiempos que se alargan
Sé harán esperar nuevas alegrías,
Yo sigo viniendo no me importa nada
Belgrano es mi vida.

Pasaron los años
Muchos dirigentes, muchos jugadores,
Hoy solo quedamos
Los que amamos y mucho a estos colores.

Por eso la banda no le afloja nunca
Lo seguirá alentando,
Somos el más grande,
Y en cada partido hay que demostrarlo.


Simplemente 100 años

Aquel 19 de marzo de 1905
Fue el punto de partida,
De un viaje de emociones, sensaciones
Y repletos de alegrías.

El Club Atlético Belgrano
Se acababa de fundar,
De la mano de su flamante presidente
El doctor Arturo Orgaz.

Tanto el color de su indumentaria
Como el nombre de la entidad,
Fue en honor al creador
De la insignia nacional.

Debuto en la liga cordobesa
Jugando en la segunda división,
Logrando el ansiado ascenso
Luego de coronarse por tercera vez campeón.

Ya no lucharían por inocente botellas
De bebida sin alcohol,
Señalaba una portada
De la voz del interior.

El 17 de marzo de 1929
Se cumpliría el gran deseo,
De inaugurar el propio estadio
En calle Rioja esquina Haedo.

Quien aguantara miles de veces
En su lomo de cemento,
El paso de tantos fieles
Que aturdían con su aliento.

Cuanto fútbol desplegado
En estos años de vida,
En esa manzana que encierran
El Suquia y la cervecería.

José Lascano, el “negro” Lutri,
El “maestro” Romero, el “sargento” Murua,
Fueron los primeros nombres
Que coreaba la tribuna.

La “chancha” Carballo, el “petizo”Salas
Raúl Hipólito Arraigada,
Fueron los que siguieron
Con el aplauso de la hinchada.

La “chiva” Altamirano, “palito” Mamelli
El “mingo” Ceballes, el “tito” Cuellar,
La “garza” Tocalli y el “loco” Piedra
A la hora de atajar.

Formaciones imborrables
Que quedaran en la memoria,
Como aquella delantera
De Heredia, Cos y Quiroga.

El “tony” Syeyguil,”chupete” Gerini
Y el aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir,
Los goles de la “chacha”
Que ya van a venir.

Las últimas ovaciones
Las provocaron los botines,
De “villita”, el “chiche” Sosa
Y de Luis Fabián Artime.

Cuantas tardes de alegría
Bajo un cielo tan celeste,
Que parece ser el reflejo
De las banderas de tu gente.

Cuando jugas de noche
Las estrellas que no paran de brillar,
Son tus hinchas que se fueron
Y nunca quieren faltar.


Nuestro humilde estadio

Entre Arturo Orgaz y Rioja
Allí se encuentra el gigante,
Compañero de emociones
Y de partidos vibrantes.

Las gorritas, las banderas
Y el humo del choripan,
Es señal de que tu gente
Esta empezando a llegar.

Para poblarte completo
Y que no sea un día más,
El que vive nuestro barrio
Cuando el celeste esta por jugar.

Atravesar tus portones
Y ver todo el colorido,
Que le pone nuestra hinchada
Para ver solo un partido.

Avalanchas, empujones
Y algún que otro descontrol,
Abrasarse con cualquiera
Cuando gritamos un gol.

Desde mil novecientos veinte nueve
Sos nuestra gran compañía,
Y el lugar donde se enciende
El motor de la alegría.

Para ser más realista
Y no tirar tanta grandeza,
Algunas tardes te aguantaste
Amarguras y tristezas.

Sos nuestra casa, nuestro templo
Que más podría decir,
Si ser hincha de Belgrano
Es nuestra forma de vivir.

El día que me muera
Que no quede ninguna duda,
Que a este cuerpo hay que cremarlo
Y tirarlo en tus tribunas.


Belgrano pasión inexplicable

Como explicar lo que siento
Si nadie puede sentirlo,
Como contar lo que vivo
Si nadie puede vivirlo.

Solo te invito a que vengas
A mezclarte entre esta gente,
Que lleva los mismos colores
Que llevo yo desde siempre.

Si me pusieron la celeste
Estando apenas en la cuna,
Cuando no tenía idea
De lo que era una tribuna.

Esa tribuna que ahora
Forma parte de mi vida,
La que copan los piratas
Esta banda tan sufrida

Que te sigue a todas partes
Sin importarle el lugar,
Solo por decir presente
Y poder verte jugar.

Viajes interminables
Para ver solo un partido,
Gracias al que me hizo
De este Belgrano querido.

Hoy me siento orgulloso
De ser parte de esta banda,
Que no cabe ni una duda
Que es la que en Córdoba manda.

Me voy a ir a la tumba,
Llevando la misma pasión,
No sin antes darme el gusto
De verlo a Belgrano campeón.

Y la gente en mi velorio
Cantando dale campeón....
Y un trapo color celeste
Envolviendo a mi cajón."


EL ídolo de esta gente

Con la nueve en su espalda
Y la cinta de capitán,
No hace falta que les diga
Que se trata de Luis Fabián.

Quien empezara sus pasos
Por el Ferro de Griguol,
Y sin pasar mucho tiempo
El rojo se lo llevo.

Con más silbidos que aplausos
Paso por el rey de copas,
Quienes lo compararon siempre con su padre
Y lo odiaron por un penal ante Boca.

La propuesta de Belgrano
Ni siquiera lo hizo dudar,
Sin saber que en su carrera
Lo mejor estaba por llegar.

Siete partidos sin goles
Y en un encuentro ante Estudiantes,
Se despertó con dos conquistas
Haciendo explotar al gigante.

Una semana más tarde
En un clásico vibrante,
Media vuelta, gol del Luifa
Y el comienzo de un romance.

Porque te fuiste ganando
El corazón de los piratas,
Con tantas tardes de gloria
Que nos dejaste sin garganta.

Gracias querido amigo
Por darnos tantas alegrías,
En este tiempo que compartimos
Entre idas y venidas.

Más de uno habrá llorado
Las veces en que te ibas,
Pero nos regalabas una sonrisa
En cada partido que volvías.

El día que te retires
Quiero que tengas presente,
Que fuiste, sos y serás siempre
El ídolo de esta gente.


Lagrimas de un ascenso

Habiendo quedado atrás
El deseo de campeonar,
Solo quedaba una chance
Y no se podía escapar.

Un miércoles por la noche
Ante un marco imponente,
Se dio vuelta un gran partido
Para el delirio de la gente.

Con una gran algarabía
Viajamos a Bahía Blanca,
Para alentarte los noventa
Hasta quedarnos sin garganta.

Si hasta la entrada ya decía:
“campeonato de primera división”
No habría nada que aquella tarde
Nos robara la ilusión.

Tal como lo esperábamos
El encuentro se presento complicado,
Tan solo a los tres minutos
Llego un gol inesperado.

Los locales de a poquito
Inclinaron la balanza,
Pero un zapatazo de Paolo
Nos devolvió la esperanza.

Un centro de Manzanelli
Termino en gol de Matías,
Y genero en los piratas
Una explosión de alegría.

Entre nervios y sufrimientos
Llego el final del partido,
Con lágrimas en los ojos
Mire el cielo agradecido.

Por cada uno de los jugadores
Por todo lo que entregaron
Y por que habían entendido
Que jugaban en Belgrano.

LAS ULTIMAS CANCIONES

Es la Primera Barra,
La que viene por el sentimiento,
La que estuvo en la quiebra,
La que se bancó muchos descensos...

Aunque digas Gallina,
Que copamos estando en las buenas,
Vos jugaste las copas,
Y la cancha nunca estuvo llena...

El orgullo de ser hincha de Belgrano oh, oh,
De llevar esta locura a todos lados oh, oh,
Yo soy grande gracias a toda esta gente,
Porque esta hinchada es diferente,
Porque en la Docta todo es celeste...




No importa donde, local o visitante,
te sigo a todas partes, pirata si señor
desde la cuna, soy hincha del celeste,
pirata hasta la muerte,
siempre te alentaré
aunque me muera,
del cielo o del infierno,
no importa desde dónde, siempre te alentaré
Por eso yo, te vengo a ver, Belgrano, de corazón
siempre te alentareeeemo, toda mi vida te daré




Yo no soy como esos que quedan en casa
Escuchando la radio para ver lo que pasa
Yo soy hincha de Belgrano
No me cabe ninguna
Si me andan buscando miren a la tribuna……
Miren a la tribuna…..




No Vengo Por Salir Campeón, Vengo Porque Te Quiero,
Yo Vengo Para Recordar, A Los Que Ya Se Fueron,

Doy Gracias A Todos Los Que Dejaron La Vida,
Esta Banda No Se Olvida, Los Lleva En El Corazón...

Por Belgrano Viviré, Donde Juegues Te Alentaré,
Ni La Muerte Va Poder, Desde El Cielo Yo Te Alentare...




Donde juegues te alentare
Donde vayas yo te seguire..!!
Dale la B...!!
Yo te llevo en el corazon,
doy la vida por salir campeon..
Es mi ilusion..
Yo soy asi,
nada me hara cambiar,
en AlBerdi todo el año es CarnaBal.."
Jugando en Primera,
Con los bombos y las banderas..
Che gallina, vos ya no volves mas.
Donde juegues te alentare
Donde vayas yo te seguire..!!
Dale la B...!!
Yo te llevo en el corazon,
doy la vida por salir campeon..
Es mi ilusion..
Yo soy asi,
nada me hara cambiar,
en AlBerdi todo el año es CarnaBal.."
Jugando en Primera,
Con los bombos y las banderas..
Che gallina, vos ya no volves mas.

bueno ya esta hay mas canciones pero estas son las mas nuevas y menos conocidas bueno espero que les guste..

2 comentarios - poemas de belgrano