Los mellizos funes gol




Los dos le habían prometido un gol al padre. Lo esperaba de Gabriel, pero me sorprendió Ramiro

T engo ganas de ponerme a llorar, se hizo realidad el sueño de toda la familia. Los dos le habían prometido a su papá que iban a hacer un gol cada uno y cumplieron. Me esperaba lo de Gabriel porque estaba deseando que lo metiera cuando volviera a ser titular, pero lo de Ramiro me sorprendió y me puso súper feliz. Estoy tan emocionada que ya me podría morir mañana mismo. Me cuesta salir de mi asombro, pero si Dios lo quiso así por algo será. Ahora vamos a disfrutar de cada segundo porque hemos sufrido tanto y recién la semana que viene van a cumplir 21, les queda un largo camino. Vi el partido sola en casa y se me ponía la piel de gallina, más cuando hablaron juntos al final del partido. Mis nueras, Jorgelina y Rocío, las hermanas de Mauro Díaz, me llamaron varias veces para compartir semejante momento. Ellas los ayudaron un montón y tienen mucho que ver con lo que vivimos ahora.