Lotus no dará la temporada por perdida si los resultados de las primeras carreras no le son favorables. Así de claro habla Kimi Raikkonen, que asegura sin embargo que la escudería de Enstone confía en la competitividad de su E20.

"No diremos 'Oh, mierda. Nos rendimos'"


Problemas de fabricación obligaron a Lotus F1 a retirarse de la primera semana de entrenamientos del Circuit de Catalunya tras haber completado únicamente una jornada de tests. Pese a que la escudería confía en solucionar dicho contratiempo a tiempo para las pruebas de esta semana, Kimi Raikkonen asegura que la formación británica no bajará los brazos si la adversidad vuelve a hacer acto de presencia.

"El último año que estuve en Ferrari no estuvimos siempre en las primeras posiciones", ha dicho el finlandés en una entrevista a la revista británica F1 Racing. "Pero ellos (Lotus) han empezado bien el año; tenemos la esperanza de que el nuevo coche será fuerte".

Si bien es cierto que el E20 impresionó en Jerez, su fiabilidad alarmó en Montmeló. El hecho de que la escudería tuviera que modificar drásticamente el programa de desarrollo original puede suscitar dudas sobre el rendimiento de su nuevo monoplaza "Pero digamos que volvemos y somos octavos o algo parecido", imagina Kimi. "No diríamos 'oh mierda. Nos rendimos'. Siempre intentaremos mejorar".