NOIA, 2 - BARÇA, 3

El Barça, campeón de la Copa del Rey de hockey

El Barça conquistó su 19ª Copa del Rey tras imponerse al CE Noia en un partido que empezó muy igualado, pero en el que acabó imponiéndose la mayor pegada de los de Gaby Cairo.

El Barça, campeón

Los primeros minutos fueron de extrema igualdad en donde los porteros fueron los protagonistas. Aitor Egurrola y Xevi Puigbí mantuvieron sus porterías a cero y se convirtieron en un muro inquebrantable. Marc Torra y Pablo Álvarez tuvieron las mejores oportunidades del Barça.

A los 20 minutos el resultado era 0-0 y todo hacía pensar que nos iríamos al descanso con un empate, pero nada más lejos de la realidad porque fue entonces cuando llegaron los goles.

El CE Noia, cuya estrategia esperar atrás y salir al contraataque, se adelantó en el minuto 21 por medio de Toni Seró. Pero justo cuando en las gradas del Pabellón del Garraf se empezaba a celebrar el tanto, Marc Torra empató el partido tan sólo 10 segundos después.

La rápida reacción del Barça desconcertó a los hombres de Ferràn López, que encajaron dos goles más antes del descanso. En el minuto 22 marcaba Pablito Álvarez y a instantes de llegar al descanso, Mia Ordeig ponía el 1-3 en el marcador.

Tensión hasta el final

En la segunda parte el Barça se dedicó a conservar su ventaja en el marcador y perdonó varias ocasiones al contraataque tras varias pérdidas de un Noia que quiso marcar a la desesperada.

Los de Gaby Cairo se estrellaban en Puigbí y pudieron acabar pagando caros sus errores. El Noia pudo recortar diferencias con una falta indirecta lanzada por Toni Seró, pero Egurrola adivinó sus intenciones volviendo a demostrar el gran portero que es. Tres minutos más tarde el Barça pudo sentenciar en una doble ocasión, pero volvió a topar con el joven portero rival.

"Fuego a discrección" fue la consigna que el técnico del Noia pidió a sus pupilos de cara a los últimos 10 minutos del partido. Lo intentaron de todas las formas y su esfuerzo tuvo recompensa. A menos de un minuto para el final, Seró marcaba de penalti el 3-2 que hizo que los últimos instantes se vivieran con mucha tensión.

Pero no hubo tiempo para más y el Barça se proclamó campeón de la Copa del Rey en Vilanova, revalidando el título logrado el año pasado. Un nuevo título para un equipo que no conoce límites. Los de Gabi Cairo tienen la Liga prácticamente asegurada salvo catástrofe (supera en 10 puntos al segundo clasificado) y mantiene todas las opciones en la Euroliga, competición en la que el Noia ya ha caído eliminado.