En noche inspirada de Oribe Peralta, quien marcó cuatro goles, Santos Laguna se recuperó de un mal primer tiempo y terminó por vencer 5-2 a San Luis. (Fotografía de Jesús Galindo López)

Oribe Peralta feliz por su gran noche

Feliz por haber vivido una gran noche en la cancha del Corona se mostró el delantero santista Oribe Peralta, luego de haber anotado por vez primera en su carrera como jugador profesional la cantidad de cuatro goles, los cuales fueron definitivos para el triunfo por goleada de su equipo sobre San Luis.

"Lo hecho es el reflejo del trabajo de todos mis compañeros, además de que nunca bajé los brazos, siempre estuve trabajado al máximo, aunque no cayeran los goles. Habíamos dejado de hacer cosas importantes en otros partidos, por fortuna recompusimos el camino y aprovechamos este partido para revertir la situación''.

Peralta destacó que la escuadra lagunera hizo un buen primer tiempo y luego se relajó, lo que provocó que cayeran los dos goles del rival para el empate, pero destacó que en la segunda parte se volvió a meter en el juego y logró remontar en el marcador, para así obtener los goles que le dieron el triunfo y con ello los tres puntos que los tienen en la pelea dentro de la tabla de posiciones.

Pese a esta buena noche, el goleador dijo que aún queda mucho camino por recorrer y lo importante es continuar aportando esfuerzo y goles al equipo, buscar sus metas y luego ya pensar en estar en busca del cetro de goleo individual.

Al hablar de la Selección Nacional, Peralta dijo que los goles llegan solos, aunque para ello hay que trabajar siempre con toda intensidad. "Yo siempre trabajo de la misma forma, lamentablemente a veces los goles simplemente no llegan, pero siempre los busco'', concluyó.

Aunque contento con el triunfo de su escuadra, más aún por haber regresado a la senda del triunfo, el técnico santista Benjamín Galindo, afirmó que lo que anoche le ocurrió a su escuadra simplemente no puede permitirse, ya que llegaron a tener una ventaja de 2-0 y terminaron siendo alcanzados por el rival antes de terminar la primera mitad.

Afirmó que durante el medio tiempo le habló fuerte al plantel para hacerles ver los errores que se cometieron y ellos lo entendieron, de ahí que para la segunda mitad la escuadra se volvió a ver arrolladora sobre el rival. "Realizamos algunos ajustes y el equipo volvió a funcionar, generando y aprovechando las opciones de gol que se tuvieron frente al marco de Gladiadores.

"Tenemos que seguir trabajando para estar nuevamente en el nivel que mostramos al arranque del torneo y que ello se refleje en la cancha y en el resultado''.

Sobre lo realizado por Oribe, dijo que sin duda se trata de un gran elemento que siempre trabaja con intensidad, sólo que las cosas no se le habían dado en la cancha, siendo anoche una gran jornada para él, al soltarse y lograr cuatro grandes goles.

Al referirse a Daniel Ludueña, quien debió entrar de cambio al momento de hacerse algunos ajustes en la cancha, el timonel dijo que sin duda fue un elemento que respondió en el momento que fue requerido. "Estar un tiempo en la cancha le ayudó, ya que al ser requerido mostró esa calidad que él tiene de sobra''.

Destacó Galindo que en Santos nadie tiene un lugar seguro en la cancha como elemento titular, y quien la tiene hoy, es porque se lo ha ganado con base a su trabajo, y para mantenerse ahí deberá demostrarlo.