Hola amigos hoy les traigo este artículo, que puede parecerles muy largo, pero por favor léanlo porque nos muestra como lentamente los pesos pesados o multimillonarios de Norteamerica van adquieriendo los clubes de una de las ligas mas importantes del Planeta Fútbol, en este caso la Premier League, y puede tener resultados contraproducentes (como el millonario endeudamiento del Manchester United, que se opaca con los éxitos deportivos) ya que no necesariamente a estos empresarios les importa el fútbol.




La Premier cambia de acento


Con motivo de la disputa del Mundial de 1994 en Estados Unidos, un periódico de tirada nacional comentaba: "El fútbol en este país es un deporte de futuro. Y siempre lo será". Esta predicción se refería, con sorna, al limitado impacto que tuvo la organización del evento a la hora de atraer aficionados. Sin embargo, parece que desde entonces el fútbol ha cobrado enorme protagonismo, al menos entre unos cuantos magnates estadounidenses. Tras la compra del Arsenal por parte de Stan Kroenke, ya son cinco los equipos de la Premier League que quedan en manos estadounidenses: Liverpool, Manchester United, Aston Villa, Sunderland y, ahora, Arsenal.

La Premier League  lamentablemente está en Venta.

Sunderland A.F.C

clubes

Manchester United
Un experto sobre el manejo de empresas deportivas por parte de multimillonarios, Chris Brady, reconocía a 'Sporting intelligence': "Estos hombres se han dado cuenta de que las mayores oportunidades de negocio en los próximos 100 años van a girar en torno a lo que hacemos en nuestro tiempo libre. Y estos magnates, que hasta ahora han colocado sus inversiones en la Liga de fútbol americano, de forma provechosa, se han percatado de que, en términos globales, el fútbol al estilo europeo es el deporte más popular en el mundo y de que la Premier League es su mejor escaparate".

Estas adquisiciones forman parte de una tendencia más amplia, ya que son 10 los equipos de la Premier que actualmente están en manos foráneas, algo que genera cierta intranquilidad entre los aficionados. Y es que hablamos de unos movimientos relativamente recientes y de un proceso rápido. Por ejemplo, hasta el año 2003, tan solo un equipo de primera línea se encontraba en manos extranjeras. Se trataba del Fulham y su dueño era Mohamed Al Fayed, quien, a pesar de su origen egipcio, llevaba 30 años viviendo en el Reino Unido. Luego, llegaron Abramovic (dueño del Chelsea) y un buen puñado de millonarios que siguió sus pasos.

El proceso de internacionalización de este deporte comenzó a través de los futbolistas, ya que cabe recordar que, en 1992, cuando cobró forma la Premier League, sólo 11 jugadores nacidos fuera de las Islas Británicas disputaron la primera jornada del torneo, si contamos todos los equipos participantes. Por contra, el Arsenal, en lo que va de temporada, sólo en la Premier ya ha contado con 21 jugadores que no sean británicos.

Sin embargo, el cambio de manos en la propiedad de los clubes es algo que cuesta más asimilar y que levanta muchos recelos y dudas. La prueba de ello son los titulares que emplearon los medios de comunicación ingleses para analizar la operación realizada por Kroenke. "¿Qué significa para el Arsenal la adquisición de Kroenke?", se preguntaba David Bond en la BBC. "¿Endeudará Kroenke al Arsenal igual que ha hecho Glazer con el United?", se cuestionaba de forma más incisiva Matt Scott en The Guardian. Por su parte, con ironía, titulaba 'The Spoiler': "Un tipo americano compra el Arsenal. Nadie sabe lo que esto significa".

Y otra prueba se encuentra en los variados comentarios de los lectores en las diversas noticias: "Creo que es un día excelente para el Arsenal. Kroenke es la clase correcta de propietario. Por supuesto, él contempla el deporte como un negocio, pero también sabe que la mejor manera de conseguir dinero es a través del éxito de sus equipos"; "tengo miedo de que el equipo acabe comprando trofeos en vez de ganarlos"; "sólo el tiempo dirá si ha sido una buena operación para el Arsenal"; "¿y qué importa la nacionalidad del dueño? Que la propiedad sea inglesa no garantiza que vaya a ser mejor".

Estas adquisiciones, por lo general, suelen traer aparejada una importante inyección económica, que permite fichar a grandes futbolistas y aviva la competitividad de los equipos. Pero también, en muchos casos, la lejana procedencia y las intenciones mercantilistas de los dueños empuja hacia ciertos desmanes u operaciones interesadas. El Manchester United es un equipo que resume muy bien esta paradoja, ya que está reventando todos los registros de pérdidas, pero a la vez se encuentra como líder de la Premier y, bajo la gerencia de Glazer, ya consiguió una Liga de Campeones. A pesar de ello, es bien conocido el movimiento de protesta de los aficionados y sus bufandas verdes y amarillas, los colores que usaba el club en sus orígenes, cuando se llamaba Newton Heath.

Y, también, se encuentra el miedo a los efectos que, sobre la competición, pueden llegar a generar estas operaciones. Por un lado, estas inyecciones han generado una hiperinflación en el mercado de fichajes
, por la competencia desatada entre algunos equipos, como el Chelsea, el Manchester City y el Liverpool. Del mismo modo, también han provocado un enorme desfase en los sueldos. Como ejemplo, vale decir que el sueldo medio anual de los futbolistas de la Premier en 1992 era de 75.000 libras. Quince años más tarde, ésa era la cantidad que ganaba a la semana Scott Parker, un futbolista del West Ham que ha sido dos veces internacional por Inglaterra en partido oficial a lo largo de su carrera.

Además, los aficionados se plantean hasta qué punto los nuevos propietarios de los equipos van a ser capaces de velar por sus intereses, ya que el afán de rentabilidad comercial no siempre es compatible con las necesidades de la afición. Durante los últimos años Inglaterra ha ido perdiendo el control económico sobre muchos de sus símbolos. Por ejemplo, los coches de Jaguar pasaron a manos estadounidenses ya en 1989. La marca de té Tetley fue adquirida por una empresa india en el año 2000. Y, ahora, la propiedad de los equipos de fútbol, una de las grandes señas de identidad británicas, está asentándose lejos de las islas. ¿Acaso hay alguna diferencia entre el fútbol y el resto de empresas? ¿Acaso no es una dinámica más en la actual situación económica?

Tom Bower, autor de 'Sueños rotos: vanidad, avaricia y el deterioro del fútbol británico' ofreció su respuesta en un artículo que se publicó en The Observer: "La diferencia es que el fútbol no es una empresa pública o un banco, sino parte de la estructura de Inglaterra, algo que une a la nación".

Todos estos recelos no sólo afectan a los aficionados, sino que también se asomaban hace años entre algunos poderosos del fútbol británico. Sin ir más lejos, cuando Kroenke desembarcó en el Arsenal, haciéndose con el 9,9% del club en 2007, el presidente del Arsenal, Peter Hill-Wood, declaraba: "¿Por qué no quiero al americano en nuestro club? Llámame anticuado, pero no necesitamos su dinero y no queremos a estos tipos. Los americanos no compran equipos por su amor al fútbol sino porque encuentran una oportunidad de hacer dinero". Cuatro años más tarde, cuando Kroenke se ha hecho con la mayoría del club, Hill-Wood ha bendecido la operación. Quizás, como asegura, en ese tiempo el magnate americano ha demostrado su capacidad para gestionar el club y su amor por el equipo. O tal vez puede que el fútbol haya cambiado bastante en estos años y esa operación adquiera otro significado. Desde luego, no sólo habría que preguntarse qué significa la aparición de Kroenke en el Arsenal, sino qué supone dicha compra para el fútbol en su conjunto.



Premier League

Liverpool FC


futbol

Aston Villa


Magnates

Arsenal




En este caso los dos clubes que mas rápido se me vienen a la mente son el Chelsea ( su propietario es Román Abramóvich) y el Manchester City (su propietario es el jeque Zayed Al Nahyan), ya que realizan fichajes de sumas multimillonarias y cuando se gana, o se obtienen los resultados deportivos esperados, no se habla de despilfarrar/derrochar el dinero.Pero cuando es al reves, estos propietarios estan el en ojo de la tormenta



Ejemplos:

Sergio KUN Agüero (45 millones de Euros)

adquisiones

Fernando NIÑO Torres (50 millones de Euros)

propieterios

Por favor si les perecio interesante recomienden para que otras personas tambien se enteren .Gracias


Zub-Zero