Un juego de fútbol escolar femenino entre adolescentes de las escuelas Lewisville y Chester, en Carolina del Sur, terminó con una de las jugadoras arrestadas por la policía después de golpear con sevicia a una de sus rivales.
Annette McCullough será procesada por una corte desoués de arrastrar por el césped y propinarle 11 puñetazos en el suelo a una rival no identificada. El ataque llegó después de una falta normal cuando la agresora transitaba con la pelota por la banda.
Después de la zancadilla, McCullough saltó como un resorte tomó por los cabellos a su rival y la atacó sin piedad, la entrandora de la agresora y los árbitros del partido tuvieron que apurarse a separar a la atacante de su víctima y posteriormente la condujeron fuera del campo donde fue arrestada y sacada del estadio en una patrulla de policía.

link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=9BMy3k_JMio