Comando Svr - Alianza Lima

El actual Comando Sur, nació el 4 de diciembre de 1972. Fue fundada por un grupo de muchachos hinchas liderados por Manuel Feijoo Silva. Inicialmente se llamó "Barra Aliancista". Conservó este nombre de manera oficial hasta que a finales de los setentas el periodismo y la hinchada la rebautizaron como "Barra Sur", por su ubicación en los estadios. Comando Sur se creó en octubre de 1986 como un grupo radical de muchachos de la misma barra que se encargaría de encarar periodistas, que criticaran sin fundamento a Alianza Lima, y a dirigentes y jugadores que no se dieran íntegros por la Blanquiazul.

La forma radical de sus acciones y postulados (Nuevas canciones, robo de banderas rivales, peleas, etc.) hizo que los miembros más jóvenes se identificaran con este grupo. Por este motivo el nombre trascendió y fue adoptado por la Barra y por toda la hinchada Aliancista en el país. Actualmente el nombre oficial es: COMANDO SUR, la FIEL y LEAL # 12

Comando Svr - Alianza Lima

El proceso de crecimiento de la Hinchada de Alianza Lima se inicia con la fundación misma del club en 1901. Serían los familiares y amigos de los fundadores, junto a los vecinos de la calle Cotabambas los primeros en sonreír con los triunfos y apenarse con las derrotas. Este embrión que fue desarrollándose hasta tener forma de pueblo adquirió alma y conciencia, voz y pasión con Quintín quien contagiaría a todos aquellos que pudieron conocerlo y oírlo en los canchones donde se presentaba el Sport Alianza. Cesar Miró en su libro "Los Íntimos de la Victoria" dice de él: "Fanático del club, el hombre que lo seguía a todas partes, símbolo y síntesis de lo que ahora se conoce con el nombre de 'hincha', que es palabra argentina y no se usaba en esos tiempos. Quintín, así a secas, encarnaba el espíritu de la pasión deportiva. Compartió los triunfos del club y alguna vez, en las derrotas, su rostro debió tener la expresión de don Quintín el amargao".

Esta pasión sería recogida por hinchas que poblarían luego los tablones del viejo Estadio Nacional. Sus nombres se harían celebres posteriormente. Uno de ellos seria Andrew de quien la revista Variedades en su edición Nº 1181 del 22 de octubre de 1930 dice "el hombre que quiere a Alianza más que a sí mismo, el mayor simpatizante de ese equipo". Otro nombre que ya forma parte de la leyenda es la Mamita Rosa, inmortalizada en el vals homónimo que en su letra dice: "Mamita Rosa de Alianza Lima, no te veremos en las tribunas de norte y sur, fuiste testigo de mil victorias y las derrotas de Alianza Lima cuadro campeón" No podemos dejar de mencionar a la negra Tilín, quien era capas de agarrar a tacazo limpio a aquel que osara burlarse de su club querido.

Así como ellos, miles de apasionados y anónimos aliancistas se hicieron celebres en las tribunas, unos más, otros menos, como aquellos hinchas que se dice formaron una barra en los años sesenta, pero que no perduró. Solo se conoce esto por tradición oral. No se sabe quienes la conformaban, ni que era lo que hacían o en que tribuna exactamente se ubicaban.

El mérito de ellos y de los anteriores estuvo en que mantuvieron el espíritu de fidelidad hacia el club que años después sería recogido por unos muchachos hasta entonces, desconocidos.

grone

La mañana del 4 de diciembre de 1972, se reunieron en la casa del ya legendario Manuel Feijoo Silva, esquina de Moore con Berlín en Miraflores, un grupo de muchachos hinchas. En esa mañana, de la cual sólo queda el recuerdo, estuvieron Andrés Aguilar, Jesús Aguilar, Enrique Echeandía, Alfonso Cabrera, Alex Berrocal, Carlos Poggi, Mario Bello, Luis Pérez, Luis "Sofo" Castañeda, el "loco" Dibós, Paco Paredes, René "Vidita" Salguero, Henry Perales, el "chileno" y dos hermanos cuyos nombres se perdieron con el tiempo. Todos ellos habían sido convocados por iniciativa de Manuel. Ese día Alianza Lima jugaba contra Cristal. Ese día se funda la Barra. No se sabe el motivo, pero cuenta la leyenda que redactaron el acta de fundación en una servilleta de papel. Todo un simbolismo a la humildad con que nacía y a la popularidad que lo caracterizaría.

La idea de hacer una barra organizada se dio por iniciativa de Feijoo y el "Sofo" Castañeda. Ellos habían viajado por diversos motivos a Argentina y habían visto en la Bombonera del Boca, el empuje y "Aguante" (1) de la hinchada Xeneize, la célebre #12.

Habían discutido muchas veces este asunto en las innumerables reuniones de cantina que tenían. Manuel le fue dando forma y organización. La idea era llenar el vacío que había en los estadios pues los equipos rivales tenían ya sus barras. Universitario y Municipal en oriente, Sport Boys en occidente. La hinchada de Alianza Lima solo se identificaba por un aplauso parecido a las palmas apristas y acompañado por un coro que decía "otro gol, otro gol...". Además se estaba construyendo el estadio propio y ellos soñaban con un aliento desde las cuatro tribunas. Por esta razón es que no nace como Barra Sur, sino como Barra Aliancista.


Pero ¿por qué en Sur? Escogieron dicha tribuna porque desde antaño era la tribuna de los obreros. La popular de los que no tienen. Ahí estaba el pueblo. A decir del Sofo: "Yo desde niño iba a sur, porque allí encontrabas a los viejos hinchas aliancistas que venían de La Victoria". Por esa razón fueron a dicha tribuna, porque la sentían propia, no por comodidad o por que sobrara. Sur ya era sinónimo de Alianza Lima.

Ese primer día llegaron, cosa insólita para la época, cantando con un bombo, con cornetas, papel picado y contómetros. Nunca antes un equipo había tenido esa forma de apoyo. Desde ese primer partido estos muchachos empezarían a ganar sus lauros: Primera barra en tribuna popular y la primera en alentar los noventa minutos con canciones. Las primeras tenían como base las de Boca Juniors y sería el "Sí, sí señores yo soy de Alianza, sí, sí señores de Corazón porque este año, de la Victoria, de la Victoria, sale el nuevo Campeón...", la primera de todas.

El aliento durante los noventa minutos, acompañados por el golpe marcial de un bombo era inédito en nuestro medio. Las otras barras se caracterizaban por sus tablitas para hacer más fuerte las palmas. Por sus bocinas y por sus hurras. La Barra de Alianza Lima impuso los cánticos barristas y el bombo en los estadios del Perú.

peru



Inicio de una nueva década. Inicio de un nuevo período democrático. Inicio de la violencia política e inicio de la debacle en el fútbol. A pesar de que la Selección, después de una gran actuación en las eliminatorias logra clasificar a España 82, nuestro balompié va a vivir los sinsabores de una mala organización, lo que traerá consigo malas actuaciones a nivel internacional y la pérdida del sitial que tan brillantemente logró en los 70's.

Alianza Lima, por su parte, no lograría alcanzar la gloria. Obtuvo tres subcampeonatos ( 82, 86, 87) y el resto de años osciló en las posiciones de tercero y hasta noveno. A pesar de ello la presencia masiva en la Tribuna Sur lo mantenía como grande. El sentimiento se mantenía bajo esta presencia. La Barra conservaba los lauros que había ganado y el cambio experimentado el año 78, aumentó la simpatía de la afición y de los medios. Esta manera de alentar se mantendría por bastante tiempo. A la postre crearía un grave problema al interior de Sur, pues sería uno de los obstáculos para su evolución y punto de discordia entre sus miembros.

No obstante nadie se atrevía a afirmar que había una barra mejor que la de tribuna sur. Justamente por su ubicación los periodistas la rebautizaron como "Barra de Sur" o "Barra Sur", la hinchada también la comenzó a llamar así. No se sabe exactamente en qué fecha fue esto, pero entrando a los 80's decir "Soy de Sur", era lo mismo que decir: "Soy de Alianza Lima".
En estos años comenzaron a sucederse hechos que después se harían constantes: las peleas con la barra de Universitario. Aunque no eran peleas propiamente dichas, porque los hinchas cremas no respondían las agresiones cada vez que los de Sur se les iban encima. Esta es una de las razones en que se afianza su apodo de "Gallinas".

Estas "peleas" se diferencian con las actuales en que sólo se circunscribían a los alrededores del Nacional en los clásicos o en los recordados "dobletes" o "tripletes". (3) En Matute, las grescas se daban en la zona del Jr. Abtao que da a la tribuna de Oriente del estadio aliancista. Muy diferente con la actualidad en que los enfrentamientos se dan entre grandes cantidades de gente y en cualquier punto de la ciudad, generalmente en la periferia. Cabe agregar que las otras Barras no participaban en estas grescas como los hinchas aliancistas y cremas, salvo contadas excepciones.

Una nueva forma de aumentar el espectáculo en Sur se dio con el primer "Mantón", al que le decían "la sábana", medía más o menos 10 x 5 metros, más adelante llegaría otro que triplicaría en tamaño al primero. En cuanto a las canciones, se mantenían las que llegaron con el nuevo ritmo, a las cuales se sumaron otras. Pero, al parecer, ya Sur se estaba aburguesando y estancando. Lo cual repercutía negativamente en la inclusión de nuevos cánticos. Básicamente porque no se amoldaban al ritmo del bombo.

alianza lima

DOLOR Y VIOLENCIA (La Radicalidad y la segunda mitad de los 80’s)

Para la segunda mitad de los 80's una nueva generación había ingresado a la Barra, esta generación había crecido entre los dos fuegos de la violencia política que azotaba nuestro país y llegaban con una característica propia de la juventud de entonces: La Radicalidad.

Esta radicalidad se manifiesta en el incremento de las agresiones contra los hinchas cremas, si bien continuaban realizándose en las inmediaciones del estadio, éstas se volvían cada vez más violentas. No es casualidad que aparezcan los primeros "Carapintadas" en las tribunas del Perú, y no es casualidad que sea en Sur. El periodismo los llamó inmediatamente "Gronigans" y "Choligans". (4)

Para 1986 los nuevos integrantes de la barra buscaban formalizarla. Como pagaban una cuota y como no había balances de ingreso y egresos decidieron convertirla en una asociación. Esto levantó las protestas de los históricos quienes no admitían que se cambie el nombre de Barra Aliancista por asociación. También, hasta ese año los cargos se hacían a dedo es por eso que la mayoría aprueba elegir democráticamente la directiva. Sería, Juanito el primer presidente electo de la Asociación Barra Aliancista. (5) En la directiva se encontraban nombres conocidos: Rudy, el Pato, el achorao, Maguiño, Rubén, entre otros.

Justamente por estas divergencias y como una forma de robustecerse, se busca un lema que los identifique y los una más. Este lema sería: "Íntimos de Sentimiento, Aliancistas de Corazón". Creación del tío Rudy.

Este año marcaría un nuevo hito: Aparecen los primeros "carapintadas" en Sur. Se forma también la primera filial, " Los de Sur... co", antecedente inmediato de los actuales "Grupos de Barra". Pero lo más importante de este periodo sería el surgimiento del primer grupo radical. Importantísimo porque sería el Pívot de la evolución de la Barra, este grupo es: EL COMANDO SUR.

Este grupo nace el 24 octubre de 1986 por iniciativa del loco William, Uwe, Coco, Zaña, Sandro y Maki, en su mayoría gente de Surco. (6) A la semana siguiente se les uniría los mellizos, Martínez, Robert B, los Villapolo, Memo, el Piojo y Rulito, gente de la Victoria y de otros barrios. El común entre ellos era su edad y sus ganas de hacer de la Barra Sur, una verdadera barra brava. El principal postulado: Hacer respetar el nombre de Alianza Lima tanto en la cancha como en la calle y en donde sea. Esto tenía como objetivos a periodistas que hablaran mal de Alianza Lima y también dirigentes y jugadores que no se dieran íntegros por la Blanquiazul. Además demostrar en la tribuna y en la calle que la Barra de Alianza Lima reina sobre las demás, principalmente sobre la de Universitario. Por esto intensifican sus ataques contra ellos haciendo incursiones y robándoles sus banderas para luego mostrarlas como trofeos de guerra. Realizaban sus correrías en pequeños grupos, jugara o no Alianza Lima. A esta manera de actuar es que deben su nombre. Se barajaron muchos entre ellos "Ultras", "La Curva", incluso "Trinchera", pero no prosperaron porque buscaban uno que manifieste su manera de ser. Por esa época, en Italia se había creado un grupo radical del Milan A.C. llamado "Commandos Tigre". El loco William cuenta como escogieron el nombre: "¿cómo se llama a los grupos de elite que actúan por propia cuenta y riesgo? : COMANDOS. Y si ellos son Comandos Tigre, nosotros seremos de Sur: el COMANDO SUR". El lema que adoptarían sería: "Somos pocos, Somos los de siempre y para cualquiera, somos suficiente". Lema que atribuyen al ya histórico barrista "El Achorao" y que es reflejo a su característica de pequeño grupo de elite.

comando svr

DESBORDE POPULAR Y CRISIS DEL ESTADIO (El Comando Sur, la Violencia y los 90’s)

Con el inicio de la década llega un nuevo gobierno que representaba el rechazo a los políticos tradicionales y la esperanza por un futuro mejor. El tiempo y el entonces elegido se encargarían de tirar abajo la ilusión. La funesta gestión gubernamental del APRA, sumando el avance en todos los frentes de la subversión, incrementando su accionar terrorista, y el aumento de la represión, habían llevado al caos total al país. Ninguna actividad escapaba a esta debacle. El fútbol era un reflejo de ello en lo deportivo, infraestructura y organización. Eliminados y humillados del Mundial de Italia 90, nuestro fútbol no tenía nada que ofrecer a nivel local y menos a nivel internacional. Alianza Lima, el amado Equipo del Pueblo no era ajeno a esta crisis. Peor aún que dentro de este malestar, no encontraba una alegría con un campeonato. Aún así la fiel Barra y la Hinchada acompañaban al equipo arrojando cifras mayores de asistencia a los estadios. Algo increíble para los otros clubes que tenían que jugar dobletes y tripletes para llevar gente.

El año noventa, la Barra, consiente de su importante rol de vocero del hincha popular, de ese que tiene en el fútbol su única alegría, y conciente de que ese tipo de peruanos son la mayoría de la Hinchada Blanquiazul, presenta a la directiva del "Beco" Espantoso, un proyecto llamado "Socio Barrista" o "Socio Popular". En este proyecto todos los miembros de Sur, se harían socios con un aporte menor al de los asociados comunes. Este aporte saldría de lo recaudado en la venta de las entradas de la Barra y sería destinado directamente a las divisiones de menores. Un pequeño porcentaje pasaría a los fondos de Sur. El principal objetivo era llevar el clamor y opinión del hincha de tribuna popular, que siempre está en las buenas y en las malas, a los oídos de los señores dirigentes en las decisiones que se tomaron con respecto al club.

En un principio este "Socio Barrista" o "Socio popular" estaría destinado para quinientas personas, que era el estimado de miembros de la Barra. Luego se iría ampliando hasta copar la capacidad de la Tribuna Sur, es decir, cinco mil personas. Este proyecto era un atisbo de masificar a la Barra y de masificar al Club mismo. Los dirigentes no le dieron luz verde y quedó estancado. A la Barra no le quedó otra que hacer sentir su voz desde donde siempre lo había hecho: La Tribuna.

El mérito de esta propuesta está en que se convirtió en el embrión del actual "Socio Sur", que en el fondo contiene el ideal de ese primer proyecto de "Socio Barrista" o "Socio Popular".

DIVISIÓN Y CAÍDA (el año 2000 el peor de la historia)

El nuevo siglo llegaba en medio de la convulsión social por la lucha contra una mafia que se había enquistado en el poder del país. La esperanza que había representado Alberto Fujimori contra la manera tradicional de gobernar de los antiguos políticos había dejado de serlo y se había convertido en algo mucho peor, donde las más abyectas formas de corrupción y abuso de poder se revelaban a vista de todo el país. La oposición se encontró con un líder que hasta unos meses no figuraba como tal: Alejandro Toledo. Él, ante el fraude que representaron las elecciones juró luchar por la vuelta a la democracia. En la lucha por el poder político dos confesos hinchas de Alianza se enfrentaban y como dice el aforismo "así como es arriba es abajo" había enfrentamientos por el poder dentro del Comando Svr.

Todo el año 2000 la dirección de la barra la tuvo un grupo liderado por gente del distrito El Agustino secundado por los grupos del Rímac y del cono este. Los demás grupos o bien dejaron de asistir al estadio por divergencias contra los que la manejaban o se alineaban sin hacerse compromisos. Los otros que no estaban de acuerdo y que enfrentaban a los de El Agustino eran claramente la gente de La Victoria y los grupos más representativos del Comando. Cada fecha era claro el enfrentamiento en los alrededores del estadio.

Por un momento la dirigencia al querer tener tranquilas las cosas comisionó a un grupo de dirigentes que tenían llegada dentro de los grupos enfrentados y resolvió entregar a cada cono sus entradas. Pero esta no fue una solución pues a pesar de todo, los enfrentamientos continuaron. Por esa razón la directiva del club resolvió apoyar a los de El Agustino y dejar de lado a los demás.

La mala campaña del equipo que se mostraba sin alma, sin el espíritu de equipo grande que es Alianza Lima, a un año del Centenario y con el rival encaminado a un tricampeonato hizo que la hinchada comenzara a reflejar su descontento. Todos los ataques se dirigieron al presidente Sr. Alberto Masías. Se buscó su salida, se convocó a Asamblea de Socios extraordinaria y las principales protestas vinieron de la popular. El país estaba dividido, el club estaba dividido y la hinchada también. El dos mil fue un año triste para la hinchada del pueblo.

Una de las muestras más palpable de esta división fue el enfrentamiento a golpes en la tribuna entre los grupos que manejaban la barra que apoyaban a la directiva del club y los miembros de la ABA (Asociación Barra Aliancista) y que se encargaban de manejar la tribuna. Estos últimos se habían mantenido al margen hasta ese momento en que ya la situación contra la directiva era insostenible. Se plegaron a la campaña contra el Sr. Masías y fueron a la popular luciendo unos polos con la frase : "Masías cumple tu palabra", el cual aludía a la promesa hecha por el presidente de renunciar si el equipo no cumplía con el objetivo de campeonar. Los hechos acaecidos esa fecha se vieron en todos los noticieros, diarios y programas deportivos. Hinchas de Alianza Lima peleándose en medio de la sur, algo nunca antes visto.

El Comando había dejado de ser esa gran hinchada que empujaba al equipo a ganar partidos como en las fechas más gloriosas. Los grupos estaban más preocupados en pelearse entre sí. No se podían ver. En la popular no estaban los grupos que antes hacían el espectáculo con su presencia y las peleas habían ausentado al hincha. Los recibimientos al equipo habían desaparecido. Lo que no cambiaba eran los enfrentamientos con la barra de Universitario en los conos de la ciudad. A pesar de estar dividida la presencia en las calles del Comando Svr no había cesado.

Comando Svr - Alianza Lima

EL COMANDO SVR UN FENÓMENO SOCIAL
(la nuevas ideas: El Hincha Moderno contra el Hincha Tradicional)

La pugna por el poder dentro del Comando culminó el mismo día central de los festejos por el Centenario. Antes de iniciarse el partido contra Colo Colo la gente de La Victoria entró decidida a botar a los de El Agustino. Un tira y afloja de unos minutos donde se repartieron golpes en medio de la tribuna. Al final los de El Agustino fueron corridos de la popular. En los siguientes partidos ya no harían acto de presencia quedando el poder en manos de la gente que se había unido, mayormente los grupos más representativos de la barra y la gente de La Victoria.

Mientras esto sucedía en la tribuna hinchas que se mantenían al margen trabajaban silenciosamente por hacer que el Comando se levantara. El primer anuncio de que el año 2001 sería aparte del centenario también del Comando, fue la puesta on line de www.comandosvr.com el cual desde el 22 de enero de ese año se colocó a la vanguardia de páginas web sobre hinchadas en el Perú.

Se comenzó a respirar una cierta estabilidad y la tarea para levantar al Comando se inició. Lo primero fue confeccionar la bandera oficial del Comando Svr que esta vez sería distinta pues aparte del escudo tendría también la efigie de TUPAC AMARU. Volvió el espectáculo: Los contómetros, el papel picado, la pirotecnia, los humos y las bengalas.

El reconocimiento comenzó a llegar. Un artículo titulado "Comando Centenario" en la revista El Grafico Perú, demostraba el matiz popular de la barra. Posteriormente en el programa "El Equipo" se hizo un especial con los grupos de los conos en donde se mostraron trofeos de guerra y salieron imágenes de cuando se incendio el estadio crema. También "Al Margen" de Cable Mágico Deportes hizo un especial con los testimonios de miembros destacados del Comando. Allí se habló de hechos hasta ese momento poco difundidos, como los motivos de la fundación del Comando, el viaje a Guayaquil y lo más importante las nuevas ideas de la hinchada aliancista de estos años, en contraposición a lo que se cree es la manera de pensar del hincha blanquiazul. Estas ideas están manifiestas en LA EDITORIAL que salió con la página web.

La propuesta defendida dentro y fuera del club por la barra recibió el apoyo de muchos y el rechazo de otros. Pero al parecer el peso que conlleva hizo que se aceptara y prueba de ello son los muchos partidos ganados a punta de coraje, donde la presión ejercida por el Comando empujó al equipo a ganar y a los rivales sentirse visitante, ya sea en el templo de Matute o en cualquier otra cancha.

Y como siempre primeros se confeccionó un bombo de dos metros de diámetro que sería estrenado contra el Sporting Cristal en el estadio de Matute llenando de asombro y orgullo a todos los allí presentes y a todos los hinchas blanquiazules del país y del extranjero.

Nuevamente el Comando volvió a ser lo que había sido a lo largo de los años. Los clásicos ganados desde la tribuna y sobre todo la final del apertura contra los del Rímac. La prensa destacó que el Sporting Cristal no solo se enfrentó a once jugadores sino a todo un pueblo y ese pueblo era el Comando Svr.

Ese año volverían las salidas fuera de nuestras fronteras para alentar a Alianza Lima siguiendo la promesa hecha por los que la fundaron allá por 1972. Se llegó hasta Nueva York donde se jugó contra un equipo salvadoreño en el estadio de los Giants y no solo estuvieron presentes las banderas sino toda una hinchada que por las circunstancias está lejos de su patria y su sentimiento.

grone

peru

alianza lima

comando svr

Comando Svr - Alianza Lima

grone

peru

alianza lima

11 comentarios - Comando Svr - Alianza Lima

@vanchito23 +1
alianza lima corazon toda la vida
@tamakun
ARRIBA ALIANZA LIMA,, HOY SOMOS CAMPEONES!!!!!