Boca y Olimpo empataron 1-1 en Catamarca y dieron un festival de goles en la definición por penales: patearon 26 y fue 11-10, con el último de Mouche. Rolle y Chávez fallaron dos cada uno. A Boca lo espera Central en cuartos.

el puntero en primera,avanzó en la otra copa

Inédito. Penales y más penales, más de 20 minutos. Después de los famosos de Messi y de Ronaldo, llegaron los de Boca y Olimpo. Uno durante el partido, ¡26! en la definición que terminó media hora después de la medianoche y que Boca festejó como un triunfazo en Catamarca. El destino quiso que le tocara a Mouche la chance de darle el pase a cuartos al equipo de Falcioni, contra Central: después de haber metido el 1-0 con un golazo de derecha, de haber metido su primer gol en la definición, marcó el segundo con su zurda y salió enloquecido a festejarlo.

Rarísima esta definición en la Copa Argentina, que le permite a Boca seguir peleando a tres puntas, esta Copa, Libertadores y torneo local, el único equipo argentino. Porque como si se pusieran de acuerdo, Rolle y Chávez erraron sus dos penales en la definición, el primero y el número 12. Boca pateaba segundo y después del quinto de cada equipo, todos se bancaron la presión de tener que meterla para no quedar afuera, desde Araujo a Sánchez Miño, a los pibes Insúa, Sauro y Araujo. Hasta patearon los arqueros, Ibáñez y Sosa, uno detrás de otro, los dos bárbaro.

Minutos y minutos de tensión en Catamarca. De palo y palo en los penales. Hasta que Franzoia, un ex Boca, la tiró por arriba entre tanto nervio y ahí a Mouche le tiraron el disfraz de superhéroe, que le calzó bárbaro: zurdazo abajo, a colocar y a cobrar, para seguir soñando en esta Copa Argentina, que como premio extra puede tener el pase a la Sudamericana. Gran noche en Catamarca, mucho mejor para Boca, que sufrió contra Olimpo (ahora sólo le queda pelear por no descender). Un Boca que finalmente lo sacó a penales.