Mou no Abandona, construye Futuro Madridilista
dt
historia


Tras confirmar que continúa en el club, Mourinho y Florentino Pérez ya están configurando lo que va a ser la próxima temporada, donde la política con los medios y los servicios sanitarios pueden sufrir cambios a petición del propio entrenador.

José Mourinho hizo respirar a muchos madridistas cuando confirmó su continuidad tras la dolorosa eliminación del pasado miércoles frente al Bayern Munich.

Precisamente, esta eliminación puede ser uno de los motivos que han hecho al portugués seguir, pese a los rumores de los últimos meses donde parecía más fuera que dentro del club. No sin motivo, ya que el técnico viajó a finales de febrero a Londres, donde aprovechó para comprarse una casa. Lo que pareció más que una declaración e intenciones, sentó más como una amenaza en el entorno.

Sin embargo, las condiciones las marca el técnico portugués porque sabe que Florentino Pérez haría lo posible por evitar su marcha. En este contexto, Mourinho ha aprovechado para mostrarle a su presidente y a José Ángel Sánchez, la 'hoja de ruta' que va a seguir el equipo durante la próxima temporada y, a su vez, éstos le han comunicado algunos aspectos que sería recomendable pulir, como algunas declaraciones que han podido dañar ese señorío madridista.

Las continuas salidas de tono del Mourinho han traído de cabeza al presidente, para lo que le ha pedido algo de autocrítica de cara al futuro. Poco probable, y es que el portugués a partir de ahora, lo tiene claro: "Voy a seguir, pero el club tiene que adecuarse a los tiempos que corren".

Las condiciones

Según publica ElConfidencial.com, entre las peticiones a Florentino Pérez y José Ángel Sánchez, además de los plenos poderes que ya ostenta en la parcela deportiva, ha puesto como condición para seguir cambios en dos vertientes muy importantes: comunicación con los medios y los servicios médicos.

En cuanto a la relación con la prensa, el portugués desea de pleno el modelo inglés, o lo que es lo mismo, absoluto hermetismo, adiós a las filtraciones. Gestión coordinada y efectiva de los datos que salen por parte del club. Esa es la idea, hablar en la cantidad y en el momento que el entrenador considere oportuno ante unos medios, que él mismo ve como el principal problema del Madrid, el punto débil del club, y así se lo ha transmitido al presidente.

El otro cambio importante planteado por el entrenador estriba en el servicio médico, que no es de su agrado y donde se estudia la posibilidad de prescindir de Carlos Díez, actual jefe de los servicios médicos cobra cada día más fuerza par satisfacer al técnico, que desea tener exclusivamente a uno o dos médicos de absoluta confianza para el día a día y, echar mano de algunos de los mejores especialistas a nivel mundial para lesiones más complejas.

Florentino Pérez lo considera el mejor

Al presidente madridista no le queda más remedio que satisfacer a un técnico que puede devolverle al Real Madrid esa hegemonía europea que lleva años deseando retomar. Desde la directiva tienen muy claro que ponerle trabas al portugués no le hace ningún beneficio al club, pues consideran que no hay entrenador mejor para conseguir los objetivos.

En cuanto a la parcela deportiva, van a intentar satisfacer todas las peticiones del entrenador, más aún cuando la próxima temporada puede ser la del Real Madrid con un Barcelona que es toda una incógnita con la marcha de Guardiola.

Mourinho quiere dar hasta seis bajas, predecibles por rendimiento y minutos esta temporada: Lass, Altintop, Carvalho, Albiol y Kaká, parece seguro va a abandonar el club. Por otro lado, está la duda del 'Pipa' Higuaín, cuya marcha o no dependerá de que venga una buena oferta o, que entre en la negociación con el City para traer al Kun Agüero de regreso a Madrid.