La Liga de Cristy roni

La Liga de Cristiano

el liderazgo del portugués guió al madrid hasta el título

* Por segunda temporada consecutiva supera el mítico registro goleador de Zarra y Hugo, aunque el pecho le aventaja en dos goles en la carrera por el Pichichi
* Su espíritu competitivo resultó decisivo en las victorias ante Atlético y Barcelona en la recta final del Campeonato
* Además, demuestra un juego cada vez más maduro y al servicio del colectivo, como reflejan sus doce asistencias, la última en San Mamés para Özil


La 32ª Liga del Real Madrid pasará a la historia como la Liga de Cristiano Ronaldo. El delantero portugués, llegado al Real Madrid en 2009 a cambio de 96 millones de euros (el traspaso más caro de la historia del fútbol mundial) ha sido pieza clave en la obtención de un campeonato que el Barcelona dominó con puño de hierro en los tres últimos años.

Ronaldo ha sido el líder del campeón. No sólo en el aspecto realizador, en el que presenta unas cifras que superan los promedios de los mejores delanteros de la historia del club, con más de un gol por partido. El internacional portugués ha tirado del equipo también con su espíritu competitivo en los momentos más delicados de la temporada, como las visitas al Calderón o la casi definitiva victoria blanca en la visita al Camp Nou. La Liga 11-12 ha permitido, además, ver la versión más completa de Ronaldo, el futbolista que completa su escandalosa cifra de goles con un buen puñado de asistencias -doce, la última en San Mamés para el 0-2 de Mesut Özil-, que tira desmarques y crea espacios para sus compañeros. Que ya no opta siempre por la solución individual.

Tras la conquista del gran objetivo colectivo, sus objetivos apuntan ahora al Pichichi, la Bota de Oro y, sobre todo, el Balón de Oro

Y, por supuesto, los goles. Por segunda temporada consecutiva, supera el mítico registro goleador de Zarra y Hugo Sánchez: 41 goles en el Campeonato anterior, 44 -con dos partidos aún por delante- en el presente, protagonizando un espectacular duelo goleador con la estrella del Barcelona, Leo Messi (46). Un combate que, esta vez, ha concedido el premio gordo, el título de campeón de Liga, al Real Madrid.

Conseguido el objetivo colectivo, Cristiano puede centrarse ahora en el individual. La lucha por el Pichichi con Messi promete ser apasionante, no ya por el prestigio del premio en sí, sino porque puede ser la llave a los dos grandes sueños dorados del luso: la Bota de Oro -que ya ganó en 2008 y 2011- y el Balón de Oro, coto privado del astro argentino del Barça en los tres últimos años. Un objetivo para el que, además de la Liga, Ronaldo guarda una bala más que su rival: la Eurocopa de este verano en Ucrania y Polonia. Argentina no tiene este año competición internacional, aunque la cifra de goles de Messi es simplemente devastadora.

A Cristiano le quedan dos partidos para enjugar la diferencia con el 10 azulgrana: la visita a Granada y el cierre de campaña ante el Mallorca. Si marca ante los bermellones, lograría además anotar ante todos los equipos de la Liga. Otro reto para el insaciable portugués. El futbolista que da nombre a la 32ª Liga blanca.

La Liga de Cristy roni

2 comentarios - La Liga de Cristy roni