Jugadores y entrenadores criticaron duramente a los jueces que dirigieron partidos complicados en las últimas fechas.

Los árbitros quedaron en el "ojo de la tormenta"


Los árbitros quedaron, una vez más, en el ojo de la tormenta. Las actuaciones de Diego Abal, Carlos Maglio y Néstor Pitana despertaron los cuestionamientos de jugadores y técnicos. Cristian Tavio, Héctor Rivoira, Caruso Lombardi y Rubén Forestello fueron contundentes al sugerir "malas intenciones". "La mano negra siempre está. Tengo 12 años de profesional y todo se sabe acá.

Ascendí de esta manera. Los que juegan conocen lo que puede pasar, pero más no podés decir porque después te puede jugar en contra. Sé por qué lo expreso. Si no, me hago el boludo y no digo nada". Las palabras de Tavio, luego de la polémica derrota de Huracán frente a Central, pusieron en jaque al fútbol argentino. Diego Abal, tras el grave error en San Lorenzo-Colón de la sexta fecha y el parate, quedó otra vez en el ojo de la tormenta, según publicó Infobae.com.

El "Chulo" Rivoira también se mostró indignado por la actuación arbitral: "Nos robaron el partido. Tengo los huevos inflados de que nos hagan esto", expresó el DT del "Globo", caliente además porque no se sancionó un penal en el primer tiempo que pudo haber modificado el desarrollo del partido.

Al juez del partido disputado entre Central y Huracán se le reclama no haber sacado una tarjeta roja ante una dura infracción,un penal no cobrado y sobre el final claros errores que le permitió al "Canalla" ponerse en ventaja cuando el defensor rosarino estaba en posición adelantada y luego anotar el segundo gol, el del triunfo, también polémico.

Si hablamos de goles polémicos, el final en Atlético Rafaela-Boca también expuso las falencias de Carlos Maglio. El "Gigante" sancionó bien dos penales, uno para cada equipo, y jugó un total de seis minutos adicionales, momento en el que Boca estableció el 2-2 definitivo y desató la furia local.

"El árbitro dio cuatro minutos y se habían cumplido después del penal nuestro. Sin embargo, se jugó mucho más y ahí nos empataron", se quejó el volante Sebastián Carrera, con quien coincidió el entrenador Darío Forestello:"Tendría que haber terminado el partido. Te lastiman demasiado, nosotros estamos haciendo mucho para mantener la categoría".

Uno de los errores más groseros de la jornada se dio en Victoria. Una vez más Tigre se vio beneficiado por un fallo jugando como local (ante Olimpo un claro gol en posición adelantada y ante Boca gol mal anulado a Pablo Ledesma). En un partido clave en la lucha por el descenso, Néstor Pitana y el asistente Roberto Reta fallaron en una jugada de fácil interpretación, al menos para ellos, que conocen el reglamento. Este señala que no existe la posición adelantada en un tiro de esquina.

Se anuló un gol a Unión que significaba el 1-1 cuando se jugaban 18 minutos de partido. Más tarde, los de Victoria cumplieron con una gran labor dentro del campo y golearon por 4-0 al "Tatengue" para subirse a lo más alto y quedar a un paso de San Lorenzo en la lucha por el descenso.

El DT azulgrana, Ricardo Caruso Lombardi, luego del empate del Ciclón en cancha de All Boys, también hizo su descargo respecto a lo sucedido en la cancha del Matador el sábado a la noche: "Cuando vemos goles raros, en offside, no es normal. Esperemos que haya seriedad en los arbitrajes. Hay dos o tres que no se pueden equivocar tanto. No me convencen, se equivocan seguido y quieren cambiar la historia anulando un quinto gol. A veces le echan la culpa a la noche, a la neblina…". Entre los desaciertos del fin de semana, no puede quedar afuera el arbitraje de Alejandro Toia favorable a San Martín de San Juan, luego de anularle mal un gol a Rodrigo López en la victoria del verdinegro 2-1 sobre Banfield. Ni el de Juan Pablo Pompei en Arsenal-Independiente, quien no sancionó dos penales a favor del "Rojo".

En épocas de definiciones ninguno da garantías. En AFA se designan a dedo como si algunos fuesen superiores a otros. Pero todos se muestran a un mismo nivel. El ejemplo más evidente lo deja Diego Abal, señalado como el candidato a representar al país en el Mundial de Brasil 2014. Después de Horacio Elizondo y la última etapa de Héctor Baldassi, los que están empeoran y el recambio no funciona. El arbitraje argentino está en uno de sus peores momentos.