Un récord bien Loco


Un récord bien Loco


Riquelme la rompe y rompe marcas: alcanzó a Palermo como el máximo goleador de Boca en la historia de la Libertadores, los dos con 23. Además, Román y Clemente llegaron a los 60 partidos en Copa, igual que Battaglia.

Es el as de Copa de Boca. El de espadas y el de basto también. Riquelme tuvo otra noche bien suya en la Libertadores. Y se grabó a fuego en la estadística de la historia de Boca: con el tanto en Chile ante Unión Española, alcanzó a Palermo como el máximo goleador del Xeneize en la competición.

El golazo que convirtió en el Santa Laura fue su número 23 en la Libertadores, idéntica cantidad que el Titán. Además, fue el tercero en esta edición: ya le había hecho a Zamora y a Unión Española en la Bombonera. Pero no sólo de goles vive el Diez: con su presencia en Chile, también se transformó en el jugador de Boca con más partidos en la Copa, junto con Clemente y Battaglia (los tres con 60).