Boca golea en el partido de entrenamientoVSClausura


Godoy Cruz fue goleado por Boca en La Bombonera y sigue la mala racha

El Tomba cayó 3 a 0 ante el Xeneize, el únido líder del Clausura 2012. Juan Manuel Insaurralde, Darío Cvitanich y Pablo Mouche anotaron. Adiós a la paternidad tombina sobre Boca.

boca

Godoy Cruz fue goleado por Boca en La Bombonera y continúa con la mala racha: acumula 19 partidos sin victorias, 14 por el torneo Clausura más 5 de la Copa Libertadores, y no sale de su peor momento.

Boca, por el contrario, disfruta de un gran presente: es puntero con 32 puntos y no puede ser alcanzado, mientras espera los cuartos de final de la Copa Argentina en San Juan y las semifinales de la Copa Libertadores.

Encima de males tombinos, el conjunto mendocino ya no tiene una paternidad sobre Boca, que lo empardó en el historial: 3 victorias por bando y 4 empates. Boca nunca le había podido ganar a Godoy Cruz en La Bombonera (2 derrotas y 2 empates).

En los primeros minutos fue Boca el que tomó el protagonismo y buscó crear peligro en el arco de Nelson Ibáñez.

Cvitanich ensayó un taco pero la pelota dio en su propio muslo.

Mientras, Godoy Cruz intentó manejar el balón con crriterio y arrimó peligro con un tiro libre de Sergio López.

Hasta que llegó un tiro libre a favor de Boca, Riquelme la mandó al corazón del área, falló Ibáñez e Insaurralde aprovechó para poner el 1 a 0.

Ibáñez, después salvó un mano a mano.

Más tarde, Ceballos cayó en el área tras buena maniobra y Pompei ignoró la falta.

Tras los mejores minutos del Expreso, Boca llegó al segundo. Castillón no supo qué hacer solo en el área y Leo Sigali probó tras el córner. Tras un nuevo tiro de esquina, una contra letal encontró mal parada a la defensa de Godoy Cruz y por atrás apareció Riquelme sin marca para habilitar magistralmente a Cvitanich que tampoco estaba acompañado. Fue el 2 a 0.

Así se fueron los primeros 45 minutos.

El segundo tiempo estuvo prácticamente demás. Godoy Cruz manejó la pelota pero sin ideas (¿la tocó Orión?), mientras que cada pelota de Boca era una invitación al tercero.

Éste llegó cuando Juan Román Riquelme habilitó a 3 futbolistas en off side y Pablo Mouche aprovechó para poner el 3 a 0.