El entrenador del Ciclón volvió a mostrar su malestar por la movida de Tigre y la posible suspensión a Buffarini. "Si todo se resuelve por un video, a San Lorenzo le tienen que devolver los dos puntos del partido contra Colón", disparó.
Desde que se enteró de que Tigre inició un reclamo a la AFA para pedir la suspensión de Julio Buffarini por acumulación de tarjetas amarillas, Caruso Lombardi está en llamas. Hoy el técnico de San Lorenzo habló en Sportia y contó sus sensaciones: "No estoy tranquilo, porque hay cosas que no se hacen. Esto es un golpe bajo al fútbol. Y si no rompo el silencio te pasan como alambre caído".

"A mi no me gusta que me ventajeen, uno sufre mucho con todas estas cosas, yo me levanto a las seis de la mañana y ya me vuelvo loco pensando en San Lorenzo. No me quiero sentir un bobo, si me tengo que ir al descenso lo hago, pero no así. Esta es una institución demasiado grande, ¿vieron lo que fue el domingo?, nunca vi llorar a tanta gente como ese día... el fútbol genera muchas cosas", agregó.

Luego, volvió a cargar contra el equipo de Victoria: "Hablé con la mano derecha de Sergio (Massa), me dijo que no presentaron nada, pero hicieron toda la movida por atrás. La amarilla que discuten es de hace 53 días. Entonces, si todo se resuelve por un video, a San Lorenzo le tienen que devolver los dos puntos del partido contra Colón, y Olimpo tiene que protestar porque en el gol que le hizo Tigre hay un offside de seis metros".

Para finalizar, comentó: "Yo me encargué de preguntar la semana pasada quiénes tenían cuatro amarillas, y les hablé especialmente a los jugadores para que se cuiden. Yo tengo en mis manos el boletín oficial del jueves pasado, la AFA se tiene que hacer cargo de que se equivocó".

"Si no rompo el silencio, te pasan como alambre caído&