Varios atletas que participaran en las olimpiadas de Londres este verano han decidido abandonar sus cuentas de Twitter durante los juegos.

Según ha declarado la nadadora británica Rebecca Adlington, quien ganó dos medallas de oro en las pasadas olimpiadas, la presión de la competencia no mezcla muy bien con la red social. Adlington dijo que frecuentemente ella y otros atletas reciben comentarios negativos en sus cuentas de Twitter y que por mucho que traten de ignorarlos, siempre tienen un efecto negativo cuando están tratando de concentrarse en la competencia.

Los atletas olímpicos no son los únicos deportistas que se desconectan de Twitter durante el período de competencias importantes. Dos estrellas de basketball del Miami Heat, LeBron James y Dwayne Wade decidieron no utilizar Twitter durante las semifinales del campeonato de la NBA que actualmente se está desarrollando. Lo mismo sucedió con el jugador de football americano Aaron Rodgers quien no utilizó la red social durante la pasada temporada.

Adlington dijo que por lo general la mayoría de comentario que recibe de sus más de 50 mil seguidores que tiene en Twitter son positivos, sin embargo de vez en cuando alguien comienza a criticarla por sus actuaciones deportivas o por la forma como luce, y eso representa una distracción que no puede permitir durante las olimpiadas.

Bob Corb, director del programa de psicología deportiva de la Universidad de California dijo que con frecuencia el ha observado que varios integrantes de los equipos deportivos implementan una especie de “secuestro virtual” durante las olimpiadas y otras competencias grandes. “Algunas veces la demanda de los fanáticos sobrepasa los límites” dijo Corb. “es otra presión más que los atletas deben enfrentar, encima de la presión de los entrenadores, el equipo, y sus familiares”