La cuna de los campeones






La cuna de los campeones







jugadores


Cazorla jugó el torneo de Brunete el mismo año que Fernando Torres defendía la camiseta del Atlético de Madrid y Andrés Iniesta la del Albacete.




campeones


Cazorla comenzó a jugar a fútbol sala en las filas del Covadonga. Sus buenas maneras no pasaron desapercibidas para el Oviedo, que lo incorporó a su alevín con 10 años.





futbol


A Valdés estuvieron a punto de no cogerle para el Barcelona. El problema fue que su equipo era tan bueno, que el portero apenas destacaba por falta de trabajo.




cuna


Víctor Valdés comenzó a los nueve años. Y no lo hizo en el equipo de Gavá, sino que se fue directamente a Barcelona. Probó en la Peña Blaugrana Cinco Copas que no dudó en admitirlo. Su primer campo ya estuvo en el recinto del Camp Nou, apenas a 50 metros del estadio.




La cuna de los campeones


Cuando Pepe Reina acabó de destacar con 13 años, llegó el momento de decidir si apostaba por convertirse en futbolista profesional. Su padre había hablado con personas de la cantera tanto del Atlético como del Barcelona, los dos equipos en los que había jugado además del Córdoba. Aunque en Boadilla pensaban que se decantaría por el club rojiblanco porque eso evitaba un cambio de residencia, finalmente la familia Reina apostó por el Barça.




jugadores


En la Escuela de Fútbol Madrid Oeste hay muchos recuerdos de Reina. Su ficha de cuando tenía sólo 11 años está enmarcada, como su camiseta y una foto en el Barça. Los dos campos que tiene son de hierba. En la época del portero eran de tierra.




campeones


Torres destacó desde muy temprada edad (el segundo desde la derecha en la parte inferior) “Fui a verlo a unas pruebas y cuando me preguntaron en el club que con qué nota lo calificaría, les dije: ‘Al pecoso con un 10 no, con un 10 más 2’. Así destacaba Fernando con 10 años”, comenta Manuel Briñas, uno de sus técnicos.




futbol


El Rayo 13, escuela de fútbol creada en 1992, fue el equipo de Fuenlabrada en el que Torres dio sus primeros pasos. De negriazul y con un rayo en el escudo, Fernando empezó a sentirse futbolista. Era uno de los grandes de la competición, el que siempre estaba arriba en la tabla junto al Arroyo, el Lugo y el Rayo Alua.




cuna


Gerard Piqué siempre destacó por ser el más alto de sus equipos y también, según cuentan todos sus entrenadores, el más bromista. En la imagen se le puede ver con el equipo de infantil A en el que era entrenador Rodolf Borrell. El primero sentado a la derecha es Cesc Fàbregas. A la izquierda, posa en el Camp Nou y abajo, como capitán en los alevines del equipo azulgrana.




La cuna de los campeones


Piqué jugaba de pequeño en los campos anexos al Miniestadi, desde donde veía el Camp Nou. Recuerda que lo que más le impresionó cuando llegó al Barça fue que le regalaban las botas y le lavaban la ropa. “Siempre me sentí un privilegiado”.




jugadores


Navas ganaba de calle desde que era un crío todas las pruebas de educación física. Su profesor recuerda que se le daban bien las matemáticas. Esta habilidad le habrá venido bien para no perder la cuenta de las asistencias de gol que lleva en su carrera.




campeones


Jesús Navas, el primero de la fila de abajo empezando por la izquierda, con su equipo de Los Palacios. El sevillano era muy conocido por todas las personas de su pueblo porque ya la liaba con el balón cuando era un niño.






futbol






cuna