Por tal motivo, el entretiempo del partido que los de Caballito ganaron 1-0 se extendió casi una hora. Una vez registrado el estadio platense, el encuentro se reanudó.

Un nuevo hecho de violencia se registró en el fútbol argentino. Es que después de que los jugadores de Gimnasia y Ferro se marcharan a descansar en el entretiempo, demoraron más de la cuenta en volver a salir a la cancha. ¿El motivo? Una amenaza de bomba se registró en el estadio platense, según confió la dirigencia local.

Luego de casi una hora sin fútbol, el partido se reanudó. No sin antes confirmar que la amenaza, lejos de ser una realidad, se quedaba en eso, una amenaza.

Al momento de suspenderse provisoriamente el partido, Ferro ganaba 1-0 con gol de Zaninovic, a los 6 minutos del primer tiempo. Sin posibilidades de descender ni de ascender, se trataba de un choque de poca relevancia en lo que a puntos se refiere. El resultado, después de los segundos 45, se mantuvo. En Ferro vio la tarjeta roja el delantero Osvaldo Miranda.

"Es un tema preocupante, nunca había pasado y es una pena. Seguramente es alguien que está en la casa y calentito. Esto es un partido profesional, hay gente, hay chicos. El que llama no debe tener cordura. Es una pena, es muy incómodo", le dijo, ofuscado Pedro Troglio (DT de Gimnasia) a la transmisión de Canal 7