River: Un equipo sin finales (Farrinella)

River: Un equipo sin finales (Farrinella)


“¿Papá, te podemos dar los regalos antes?”, me preguntaron con cara de “por favor decime que sí”. Tengo dos hijos hermosos, un milagro. Y hoy, ahora, me siento peor, miserable, mal tipo, desagradecido con la vida, porque no tengo ganas de festejar el Día del Padre. No tengo ganas. Me enfermó River. Con los años aprendí a intentar mirar las cosas con un espíritu positivo, festejar la vida más allá de los golpes o las piedras que se cruzan en el camino, porque ya bastante tiempo tendrá la Parca para hacer lo que le venga en ganas. River perdió un partido clave pero peor que eso es que volvió a mancarse cuando más necesitábamos una actuación grande. Volvió River a tambalear en la difícil. River no saca pecho y se paraliza con el miedo. Cuando uno se sienta frente a la pantalla, no puede escribir todo lo que siente, porque hay que tener responsabilidad, cuidado, y tal vez la tecla que hoy se impone con la contundencia de los hechos mañana pueda avergonzarnos. No se puede caretear más ni comprar una sonrisa. River jugó mejor que Patronato el primer tiempo pero a esta altura del campeonato se quedó sin resto para hacerle frente a la adversidad. Hace una semana, un gol decisivo de Funes Mori debió abrir una puertita a la calma y, lejos de eso, empezaron a sucederse todo tipo de conflictos, peleas internas, viejas diferencias, la barra contra los hinchas de la platea y hasta un muerto. Ni en un guión de Narciso Ibáñez Menta se derrama tanta sangre. No tenemos paz.

Las últimas imágenes en este 0-1 con Patronato se mezclan con las de la Promoción con Belgrano en esta misma película de terror. Un equipo anárquico, de brazos caídos, sin ánimo, a la deriva, defeccionando desde los pibes más cachorros hasta el encumbrado Trezeguet, en su peor partido en River. La última, el punto final, el clímax, el jugador más atrevido, pícaro y provocador, el que se pelea con todos porque tiene barrio y también barro, se hace cargo de un penal que patea a contramano de su historia, en lugar de tocarla a un costado le da fuerte y al medio. Desde hace rato los penales son amigos de los otros.

La presión es muy grande, por supuesto, pero para eso están los equipos profesionales. No hay excusas, muchachos. Orión, Schiavi, Somoza, Riquelme y Silva forman la columna vertebral de un Boca que la pone todos los días con la vieja receta de Angelito Labruna. Comparada con la de River se entienden algo nuestros pesares. Pasamos por la B Nacional sufriendo desde el primer minuto hasta el último. No me resigno a este River. Quiero un River que gane finales, partidos importantes. No será éste.

Comentarios Destacados

@LuckYLosT +12
Da lastima este tipo, podes criticar pero siempre poniendo el ejemplo de Boca?

10 comentarios - River: Un equipo sin finales (Farrinella)

@LuckYLosT +12
Da lastima este tipo, podes criticar pero siempre poniendo el ejemplo de Boca?
@nachoo1502 +10
YA LO DIJO GUILLERMO B. SCHELOTTO...NO TIENEN HUEVOS PARA JUGAR FINALES
@nuker +7
Farrinella la tenes adentro gordo puto traga sable y la concha del pato, cagate por amargo gordo gil...
leo
@Azul-y-oro07
Viejo tenes que comparar a tu mediocre equipo con los de la B y te vas a sentir mejor
si lo comparas con El mas grande obviamente que te vas a sentir una mierda
@carschw +5
no existe el mas grande o el mas chico cualquiera le gana al real madrid y depues pierde con rafaela todo es mucho mas parejo
@MATi_SF -3
nachoo1502 dijo:YA LO DIJO GUILLERMO B. SCHELOTTO...NO TIENEN HUEVOS PARA JUGAR FINALES

pelotudo, vos perdiste un tricampeonato solo como puntero, triangular, te suena?
@carschw
si referis a mi no soy de aqui mi equipo gano todo en los ultimos dos años o por lo menos casi todo
@carschw
aparte hay un olor a merda que non se banca