El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Con el corazón en la mano

Con el corazón en la mano


Nota de Andrés Cánepa.



Sería muy fácil hacer leña del árbol caído. Pero prefiero ser reflexivo ante semejante golpe a la ilusión que nos llevamos el domingo al mediodía. Quiero tocar ciertos temas que se han vuelto tabú en las últimas semanas en nuestra hinchada y no comprendo por qué. Nuestra hinchada, conocedora de grandes hazañas, viene grogui hace rato. Pero hay que volver a las bases para sobrellevar juntos esta encrucijada que se titula: Por un Central en primera.

Vamos por lo que más me preocupa: Jesús Méndez. Quedó afuera del cotejo contra Patronato por una indisciplina y, tras perder y con el diario del lunes, escuchamos a los hinchas criticar por diestra y siniestra a Juan Antonio Pizzi. Ahora, yo me cuestiono, ¿el culpable no es Méndez? ¿Por qué permitimos que un cualunque como este mendocino que nos basureó dos veces yendo a jugar a la Bosta se vaya de joda y encima castiguemos a nuestro entrenador por tomar cartas en el asunto?

Hoy quedó demostrado que Méndez no es solución de las falencias futbolísticas del primer equipo. Jugó como lo hizo todo el torneo y fueron más las pálidas que las buenas en el desarrollo del calvo mediocampista.

La crítica envenenada hacia Pizzi es otro tema que me mueve los cimientos: vino de ser campeón con un equipo chileno por amor a Central. Nos devolvió personalidad, nos hizo creer, armó un equipo compacto con migajas y nos acarreó a este presente con humildad y trabajo. Sí, este presente en la última fecha con chances de ascenso directo y con promoción asegurada, tan ansiada en la pasada temporada.

Se vino a jugar su prestigio y sacó adelante las adversidades durante el avance de las fechas. Seis (6) partidos sin ganar estuvimos allá por la mitad del torneo y supo recomponer la alineación para sacar 69 PUNTOS con un cotejo por jugar. Es verdad que perdimos contra Chacarita, sin embargo me pregunto: ¿No vamos a ir a San Juan con toda la fe? ¿Es imposible que Almirante Brown le saque un punto a River? ¿Es imposible que Instituto flaquee contra Ferro? ¿Es muy alocado pensar que Quilmes puede dejar puntos en el sur contra Guillermo Brown de Madryn?

Yo era chico cuando perdimos 4 a 0 en Brasil frente al Atlético Mineiro. Pero nadie me puede borrar de la cabeza esos días previos a la revancha. En la calle se escuchaba a viva voz: LO DAMOS VUELTA. ¿Y quieren saber algo canallas? Siento eso. Aunque la masa esté cada día más pesimista yo siento eso. Que de San Juan nos volvemos con un triunfo que traerá aparejado el ascenso. Y si no es así, ¿es la muerte jugar la promoción luego de un torneo tan chivo como este?

Todas estas preguntas me las hago sin olvidarme de una cosa: los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes deberán pedirle disculpas a la hinchada por la avergonzante presentación de ayer.

Perder una final de local contra Chacarita es inadmisible para una institución enorme como Rosario Central. Le podemos echar la culpa al frío, a la lluvia, a los palos, a los delanteros. Pero fue desgarrador ver como la agonía avanzaba con el pasar de los minutos luego del baldazo de agua fría del segundo gol.

Espero que en San Juan tengan la dignidad de reponerse de este nuevo traspié y se preparen, si no se da el ascenso directo, para jugar una nueva promoción (o final) por la vuelta a primera con el cuchillo entre los dientes. Tenemos argumentos para ascender. Espero que no los perdamos en el último suspiro. Central es muy grande, la gente es mucha, la ilusión va a invadir San Juan. Estén a la altura, por favor. Y recuerden: NUNCA NOS SOBRÓ NADA.

Fuentes de Información - Con el corazón en la mano

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 586 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - Con el corazón en la mano