El campeón más defensivo de la historia

Grecia ganó la Eurocopa de 2004 jugando casi exclusivamente a defenderse. Dirigido por el alemán Otto Rehhagel sorprendió a todos en territorio portugués. El propio entrenador definió aquella participación como un milagro que marcó un estilo.

El campeón más defensivo de la historia

La historia del fútbol cuenta que los italianos son los principales expertos en eso que algunos llaman el arte de defender. "Catenaccio" (cerrojo, en la traducción al español) se suelen llamar a esos planteos que priorizan la obstrucción del adversario, en nombre de cerrarle los caminos al arco, al gol. Nereo Rocco -sostienen los especialistas- fue el encargado de imponerlo en el calcio. Dirigió a un Milan superexitoso en dos ciclos (uno en los 60 y el otro en los 70) y también hizo escuela: allí se formaron Cesare Maldini (el padre de Paolo) y Giovanni Trapattoni, dos representantes innegables de ese modo de entender el fútbol. Y así, con esos recursos, Italia ganó sus últimos dos títulos mundiales: en España 1982, con una defensa implacable (Claudio Gentile, Gaetano Scirea, Fulvio Collovati y Antonio Cabrini) y un entrenador amigo de las marcas personales, Enzo Bearzot; en Alemania 2006, con el mejor arquero del torneo (Gianluigi Buffon), con el mejor defensor (Fabio Cannavaro, también Jugador del Año para la FIFA) y con otro entrenador de la vieja guardia, Marcello Lippi. El juego defensivo de Italia resulta una marca registrada y, sobre todo, una incomodidad para los rivales. Otto Rehhagel, alemán y admirador de esas prácticas, se inspiró en esas ideas para construir uno de los asombros más grandes de la historia: el título de Grecia en la Eurocopa de 2004. Aquel fue también el campeón más defensivo de la historia.

En los seis partidos que duró la aventura por tierras portuguesas Grecia pensó primero en que no le hicieran goles, segundo en que no le hicieran goles y tercero en que no le hicieran goles. Atacar era sólo la consecuencia de errores ajenos. Sin jugadores de jerarquía e instalado en un grupo que parecía imposible, el seleccionado heleno se armó para neutralizar oponentes. Y lo logró. El debut fue la primera de las grandes sorpresas: se impuso 2-1 frente al local, el Portugal de Luiz Felipe Scolari, que venía de ser semifinalista en la Copa del Mundo. También resultó un hito: fue la única vez en seis encuentros que Grecia convirtió dos goles. Siguió un empate clave, frente a España, que se quedó afuera en esa primera rueda. El cierre de aquel Grupo A fue con derrota: 1-2 ante Rusia. De ese partido surgió otra particularidad del equipo: era capaz de ofrecer sólo lo necesario sin inhibiciones. Esa vez, por ejemplo, defendió la derrota como si fuera una victoria porque le daba la chance de ser segundo y acceder a los cuartos de final.

En el tramo decisivo siguió con el plan, lo profundizó. Ganó con lo justo y necesario sin tener que llegar hasta los penales. Lo pasó a Francia, defensor del título, con un gol de su capitán Theodoros Zagorakis (entonces mediocampista del AEK Atenas, ahora presidente del PAOK Salónica). Ya en semifinales, derrotó a la República Checa con el ya abolido gol de plata, a cargo del defensor Traianos Dellas (una columna de 196 centímetros, que jugaba en la Roma). Ya estaba bien con tanta sorpresa, parecía. Pero no. Había más. En la final aparecía un Portugal ya recuperado del golpe inicial, con su equipo estelar, con Ricardo Carvalho, con Luis Figo, con Deco, con Maniche, con un muy joven Cristian Ronaldo. También estaba el estadio La Luz, listo para la primera gran celegración de la historia del fútbol lusitano. Otra vez el cerrojo, otra vez los rechazos, otra vez los espacios recortados, otra vez las manos de Antonios Nikopolidis, aquel arquero que hasta entonces sólo era famoso por su parecido con George Clooney. Y, otra vez, un solo gol que fue suficiente para la victoria, a cargo de Angelos Charisteas, quien por aquellos días trataba de ganarse espacio entre los delanteros del Werder Bremen. Nadie lo podía creer.

Lo dijo entonces un Otto Rehhagel sonriente, ya campeón: "Me da igual que digan que somos defensivos, que no sabemos hacer otra cosa. No saben nada de fútbol. Grecia ha jugado muy bien durante todo el campeonato, ha superado uno a uno a todos sus rivales y no puede ser casualidad que hayamos ganado dos veces en un mes a los portugueses. Grecia es un buen equipo de futbol. En fin, es el campeón. Y se lo merece todo el puesblo griego que tanto nos ha apoyado". Luego habló sobre las razones de la conquista asombrosa: "Este es el fruto del trabajo de tres años. Los jugadores se comprometieron con una forma de trabajar y ahora hemos recibido un premio de incalculable valor. Pocos confiábamos en nosotros, pero yo siempre supe de las posibilidades de este grupo. Aquí, desde el que más juega al que menos, han colaborado a un éxito. Esto no puede ser nunca un triunfo de uno, es de todos, de una familia". Omitió otra de las razones importantes de aquella conquista inesperada: el abrazo del azar.

Grecia se transformó en una fiesta. A ninguno de los que festejaban por las calles de Atenas o los que se sumaban desde sus ciudades no tan grandes -Salónica, Mykonos, Larisa, Patras- les importaba el modo de juego. Otto se convirtió en el alemán más venerado de la historia griega. Los jugadores se miraban sin creer lo que habían generado: un país entero los recibía gritando sus nombres y sus apellidos hasta la disfonía. Por un rato, Grecia parecía la capital del fútbol. Tiene esa magia el más popular de los deportes. También sucede ahora. Lo cuenta un cable de la agencia DPA, desde Atenas: "Grecia se sumió en una noche de festejos tras el triunfo ante Rusia por 1-0 y el pase a cuartos de final de la Eurocopa. Apenas horas antes de unas elecciones cruciales para el futuro del país y de la Unión Europea, sumida en una profunda crisis, fuegos artificiales y festejos callejeros encendieron el ánimo de la deprimida Grecia. En todos los barrios atenienses se vieron fuegos artificiales surcando el cielo negro, y en los de Patissia y Kypseli se organizaron caravanas de autos tocando insistentemente la bocina". Sólo queda imaginar lo que aquella alegría de 2004, año también de los Juegos Olímpicos de Atenas, generó en los rincones de Grecia.

El ciclo de King Otto -con su fútbol mezquino- siguió. El equipo no se clasificó para el Mundial de Alemania 2006 y cuando fue a revalidar su título, en la Euro 2008, se volvió a Atenas en primera ronda. Sin embargo, en Sudáfrica 2010, a los 71, Rehhagel se dio el gusto: dirigir en una Copa del Mundo. Por entonces -tras vencer a Ucrania en el Repechaje- decía, convencido: "Antes de lograr el éxito debes entregarte duramente al trabajo para que los dioses te apoyen. Este es un grupo con una increíble pasión y un espíritu competitivo inigualable, por ello hemos obtenido la recompensa de estar en Sudáfrica. Haremos un gran fútbol cuando tengamos a Iniesta o Xavi en nuestro equipo. Mientras, sabemos que jugar al contraataque es nuestro único camino a la victoria. En 2004 hubo un milagro. Y un milagro se repite cada 30 años, nada más. Por eso se le llama milagro". Por esos días, retrataba a esa Grecia el periodista Faustino Sáez en el diario El País: "Se aferra a las sombras y al espíritu de la obra que le encumbró, defiende su estilo como irrenunciable y apela a las divinidades amparándose en una maquiavélica idea de la competitividad. (...) El plan es claro: defensa férrea, voluntarismo, agresividad, contragolpe y, sobre todo, el apoyo de los dioses". La España de Xavi e Iniesta, con más juego que furia, ganó luego el Mundial. Grecia se despidió pronto: en la primera ronda, tras una victoria y dos derrotas (incluido el 0-2 frente a la Argentina).

Grecia también llegó a la actual Eurocopa sin cartel de candidato ni de posible revelación. Pero ahí anda sorprendiendo. Fernando Santos -el portugués que dirige al seleccionado heleno- no es Rehhagel. Pero la impronta del alemán late en este equipo también. Como si estuvieran de que es el único camino posible para avanzar. Tras el 1-0 frente a Rusia en el cierre del Grupo A, el técnico del equipo derrotado, el holandés Dick Advocaat, lo dijo sin vueltas: "Ellos son unos maestros en eso de defender y mantener la ventaja". No ofreció excusas. Pero olvidó contar que la suerte lo está volviendo a abrazar al equipo griego. Las estadísticas ofrecen indicios: 62% a 38% en posesión, 25 tiros contra 5, 12 corners contra 5; todo en favor de los rusos. Excepto la victoria. Esa que -como los griegos aprendieron de Otto- volvió a llegar de la mano de los dioses.

Fuentes de Información - El campeón más defensivo de la historia

Dar puntos
18 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 1.396 Visitas
  • 0 Favoritos

Comentarios Destacados

@OSRAM_75W Hace más de 2 años +39
a lo cagon digamos
@caeza20 Hace más de 2 años +31
a lo boca!

25 comentarios - El campeón más defensivo de la historia

@OSRAM_75W Hace más de 2 años +39
a lo cagon digamos
@VENON87 Hace más de 2 años -1
me acuerdo.jugaba igual q el porto de mou
@Andres_Silvera Hace más de 2 años -3
el estudiantes de sabella, que injusticia que esos salieran campeones, eran un asco.
@chacoxon Hace más de 2 años -9
Anti futbol
@Pollodetablada2 Hace más de 2 años +4
Aguante la Dinamarca del 92!!!
@caeza20 Hace más de 2 años +31
a lo boca!
@LEPROSNOB Hace más de 2 años +21
a lo chelsea digamos
@NelsonRB Hace más de 2 años -1
OSRAM_75W dijo:a lo cagon digamos
@franhardcore Hace más de 2 años +7
esa euro se la merecia rep Checa
@Gabi_17 Hace más de 2 años -2
Y ojo porque esta en cuartos de final.. aunque soy fiel seguidor de alemania
@el_languii Hace más de 2 años -6
grecia es el antifutbol debe de ganar españa o alemania k son las k juegan a futbol .
@pickcarp Hace más de 2 años +19
A lo uruguay!
@Gonzalo2099UC Hace más de 2 años +23
Una buena delantera gana partidos,una buena defensa gana campeonatos,es así ...

Sino miren a Bielsa,terrible fracaso "SUPER OFENSIVO"


campeon
@sergio_raza Hace más de 2 años +7
Igual que el Chelsea con la Champions...
@Franquito452 Hace más de 2 años -4
Gabi_17 dijo:Y ojo porque esta en cuartos de final.. aunque soy fiel seguidor de alemania

Yo fiel de la Bella Italia .
@mata_akd Hace más de 2 años +4
Esta bien que haya ganado... sino es siempre lo mismo.. es lindo ver que la copa se reparte por toda Europa..... Igual el arquero que tenían en el 2004 se saco todo, se jugo la vida
@matewinner Hace más de 2 años +12
caeza20 dijo:a lo boca!



futbol
@likke Hace más de 2 años +3
El inter de milito, salio campeon de la champions, siendo que tuvo 3 oportunidades en la final, milito metio las 3.
@bizku_riv Hace más de 2 años -5
Andres_Silvera dijo:el estudiantes de sabella, que injusticia que esos salieran campeones, eran un asco.


ENVIDIAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
@nosdbemosunacoca Hace más de 2 años +2
VENON87 dijo:me acuerdo.jugaba igual q el porto de mou


No seas ridículo, repasá la formación de ese equipo y si entendés un poquito de fútbol vas a ver q estás equivocadísimo
@FeeerGnR Hace más de 2 años +6
En ningun lado esta escrito que eso esta prohibido.. Me parece perfecto mientras sirva para ganar y no para fracasar como el River de JJ Lopez (la concha de la lora puta )
@banegae Hace más de 2 años
pickcarp dijo:A lo uruguay!

Uh que resentido amargado.
@banegae Hace más de 2 años -3
pickcarp dijo:A lo uruguay!

historia
@vieja_del_mal Hace más de 2 años +2
Es futbol igual muchachos, les guste o no. Cada equipo hace lo que puede con lo que tiene.
@GamerroP Hace más de 2 años +1
jajaj, buen post, pero...
eurocopa