River el sabado no asciende - San Monasterio

Monasterio, hincha de Boca, atajará con un buzo azul y amarillo. “Esos colores son hermosos”, avisa el 1 de Almirante.

Voy a jugar con unos colores hermosos”.

Si decimos que es la voz de la experiencia, se cae de maduro. Si decimos que es hincha de Boca y está ante un partido que no olvidará jamás, entramos en un lugar común. César Monasterio, de 41 años, ya sabe de memoria de qué va esto de jugar con River. Aunque para él no sea el arco más grande del mundo, el 1 de Almirante Brown no se olvida del 1-4 que sufrió con Platense, en 1996 y en un Monumental de tiempos felices. Por eso, se alegra cuando muestra el buzo que utilizará: azul con detalles en dorado. Pavada de colores, ¿no? -¿Para ustedes también es como una final? -Sí, claro. Lamentablemente no nos tocó ser protagonistas del torneo, pero ser parte importante de la definición también genera mucha responsabilidad.

-¿Cómo se hace para abstraerse de la vorágine que vive River? -Hay que tener paciencia y estar tranquilos. El nerviosismo y la desesperación tienen que pasar por ellos. Lo importante es que sabemos lo que queremos.

-¿Qué quieren? -Arruinarle la fiesta a River. Sin duda, estamos ante el mejor equipo del campeonato y tenemos una responsabilidad tremenda, aunque sólo por la camiseta que enfrentamos: necesitamos un buen resultado para terminar lo más arriba posible en la tabla.

-¿Saben que si ganan quedan en la historia? -Y sí, obviamente. Pero hay que vivirlo con los pies sobre la tierra, sabemos que esto lo genera River. Repito: somos el rival que puede arruinar la fiesta.

-Giunta declaró que quiere que River se quede en la B. ¿Vos pensás igual? -Y, no estaría mal que se quedara otro añito... Su presencia ha elevado el nivel de la categoría y la B Nacional fue mucho más atractiva que la A. Igual, si River asciende, la temporada que viene tendríamos más chances de subir.

-¿Es muy grande la presión que se siente al entrar al Monumetal? -Noooo, es muy lindo atajar en esa cancha, ¿a quién no le gustaría? Es un estadio con mucha historia y hay que disfrutarlo al máximo, porque estas cosas no se dan todos los días.

-Igual, para vos es especial enfrentar a River...

-Sí, por supuesto. Los colores tiran y, mirá, voy a jugar con un buzo divino. Que los hinchas de Almirante se queden tranquilos que todos vamos a jugar con el corazón. Y si no pueden ir a la cancha, que tengan fe en este equipo.