Le costó y mucho. Recién en los penales España pudo eliminar a la Portugal que lidera Cristiano Ronaldo. Fue un partido discreto, con pocas claras chances de gol. Desde los 12 pasos fue triunfo para los de Del Bosque por 4 a 2.España chocó contra la muralla defensiva de Portugal. Con sus libretos, el equipo comandado por Xavi e Iniesta intentó generar peligro cerca del arco de Rui Patricio. Álvaro Arbeloa pudo poner en ventaja a la Roja, pero su derechazo se fue por encima del travesaño. Los lusos jugaron a la contra, y el principal receptor de todas las pelotas era Cristiano Ronaldo. El del Real Madrid tuvo su chance con un zurdazo que pasó cerca del primer palo de Casillas.

Portugal supo cómo cerrarse. Álvaro Negredo, delantero titular por primera vez en el torneo, aportó más problemas que soluciones: luchó e incomodó a Pepe y cía, pero no le daba claridad al ataque español. Iniesta probó de lejos, y su remate se fue apenas por arriba del ángulo. El equipo de Paulo Bento adelantó sus líneas y presionó bien ante la poderosa posesión de pelota de la Roja.

En el complemento, el juego se tornó poco seductor. España no encontró la llave para quebrar el cero, e intentó con remates de lejos. Xabi Alonso y Cesc Fábregas no encontraron la red. CR7 tuvo dos chances, pero sus tiros libres no implicaron riesgo para Iker Casillas. Portugal parecía mejor físicamente, pero la Roja podía dañar si entonaba unos cuantos pases seguidos. Sin embargo, en los 90 minutos terminó 0 a 0. España pudo ganarlo en el suplementario, pero Rui Patricio le tapó un mano a mano increíble a Iniesta.

Penales:

Portugal: Moutinho (atajó Casillas), Pepe (gol), Nani (gol), Bruno Alves (falló).

España: Xabi Alonso (atajó Rui Patricio), Iniesta (gol), Piqué (gol), Sergio Ramos (gol), Fábregas (gol).