Mientras a la Primera de Boca le pedían la triple corona, los más chicos, sin hacer mucho ruido, trabajaron para ganar la suya. Y lo consiguieron. Los dirigidos por Oscar Regenhardt empataron 0-0 con Tigre en Victoria y se aseguraron el título de Reserva, para llegar a 16 en la categoría y sacarle diez a River. Una corona asegurada.

Boca se consagró campeón


La Coloreta, como apodaron al equipo en honor a su entrenador, peleó el torneo con Independiente y Vélez y pudo sacar un punto de ventaja. Cerró con 74 puntos, uno más que el Rojo y tres arriba del Fortín. Así, volvió a festejar como en la temporada 2009/2010 y sumó una campeontato más en la categoría, donde domina y con mucha venta: desde el profesionalismo, suma 16, contra ocho de San Lorenzo, seis de River y cinco de Racing e Independiente.

En Victoria, Boca formó con Sebastián A’Angelo; Leandro Marín, Santiago Echeverría, Enzo Ruiz, David Achucarro; Gonzalo Escalante, Exequiel Benavídez, Leonardo Baima; Pol Fernández, Orlando Gaona Lugo y Sergio Araujo. Y entraron Juan Imbert, Fernando Evangelista y Federico Bravo. Del lado del Matador estuvieron Fernando Redondo hijo en cancha y su padre en la platea.