[Quilmes] Telechea: "Gracias a mi compañeros tendré r

Telechea: "Gracias a mi compañeros tendré revancha"


[Quilmes] Telechea: "Gracias a mi compañeros tendré r
quilmes
Feliz por otra oportunidad en primera. El delantero balcarceño, que está de pretemporada en Mar del Plata con el recién ascendido Quilmes, en el NH Gran Hotel Provincial, analizó uno de los años más singulares de su carrera con LA CAPITAL.


pasion




El caso de Fernando Telechea dignifica un poco al típico jugador del ascenso argentino. Delantero "picante", veloz y contundente, bien puede decir que "conoció el barro" del fútbol nacional y que ahora disfruta del ?glamour?.

Desde el Racing de su querida Balcarce natal, pasando por Almagro Florida y Deportivo Norte de Mar del Plata, Villa del Parque de Necochea, Alvarado, Ramón Santamarina de Tandil, de pronto saltó con 28 años a primera división, para jugar en Tigre, marcar más goles y jugar en mejores estadios. La temporada pasada bajó a la B Nacional para recalar en Quilmes, otra vez de la mano de Ricardo Caruso Lombardi. Veintidós partidos y once goles, hasta el fatídico 9 de marzo de este año, cuando ante Deportivo Merlo sufrió la fractura del tercio inferior de la tibia de su pierna derecha. Así se perdió las últimas quince fechas, pero mientras jugó fue gran figura y uno de los pilares de la gran campaña "cervecera" que, a la postre, le devolvió su sitio en primera división.

A cuatro meses de aquel feo momento, Fernando Telechea descansa en el NH Gran Hotel Provincial de Mar del Plata, en plena pretemporada con Quilmes, que prepara su nueva incursión en el fútbol mayor. Y el "Paisano" dialogó con LA CAPITAL, mientras ya trabaja físicamente a la par de sus compañeros. "Estoy volviendo de la lesión, me siento bien, obviamente algunos trabajos me molestan pero hay que aguantarlo. Lo importante es llegar bien al inicio del torneo", sostuvo quien renovó por dos años su contrato con la entidad "cervecera", pese a una oferta -otra vez- de Caruso Lombardi para ir a San Lorenzo. ?Hablé con Ricardo, pero la prioridad la tenía Quilmes. Estoy muy cómodo en el club, tengo a mi familia conmigo. Por eso decidí quedarme?, reconoció el balcarceño.


-Pese a la lesión que te marginó del final del torneo, formaste parte y aportaste lo tuyo para un equipo que logró un ascenso histórico?

-Sí, tuve la mala suerte de perderme el tramo final. Pero los chicos me regalaron un ascenso inolvidable. Fue un momento muy duro el de la lesión por mi presente y el del equipo. No lo podía creer. Pero gracias al apoyo de la familia, de la gente de mi pueblo, de Tandil, Necochea, acá, lo fui asimilando.

-¿Cómo viste al equipo de afuera?

-Sufrí el doble. Verlo de afuera no se lo deseo a nadie, es un sufrimiento muy grande. Cuatro fechas antes del final decían que no íbamos a llegar al ascenso directo y, cuando perdieron River y Central en la penúltima, todos pensamos que se podía lograr.

-Cuando se fue Caruso Lombardi y llegó De Felipe, el equipo tuvo un leve bajón hasta que se reacomodó, ¿les costó ese tramo?

-Nos golpeó la ida de Ricardo, pero hoy todos estamos agradecidos a Omar. Es un técnico muy inteligente, supo acomodarse a nosotros porque sabía que teníamos poco tiempo para acomodarnos a lo que él pretendía. Nos costó al comienzo, pero es un técnico muy capaz que logró entender lo que el grupo necesitaba y eso dio sus frutos con el ascenso.

-Al momento de tu lesión, estabas pasando un momento bárbaro?

-Sí, estaba muy bien, con una racha importante de goles. Lo que menos hubiese pensado era salir por lesión. Pero gracias a mis compañeros tendré revancha en primera. Me voy a poner de la mejor forma, voy a aprovechar esta chance al máximo para rendirle al DT.

-Cuando bajaste de primera con Tigre a la B Nacional con Quilmes, ¿pensabas que te iba a costar volver a la máxima categoría?

-Uno nunca sabe qué puede pasar. Yo siempre jugué en el ascenso y no me molestó tener que volver a jugarlo. Sabía que iba a un equipo armado y que tenía que buscar un lugar. Me costó en las primeras fechas, porque sufrí una distensión de ligamentos en la rodilla, jugué poco. Pero cuando encontré la continuidad, rendí.

-¿Te imaginábas llegar a primera a una edad poco acorde a los tiempos habituales de los futbolistas?

-Sí y no. Creo que estoy tocado por la varita, porque llegar a primera división a los 28 años es algo que no lo puede lograr cualquiera. Yo tuve la suerte en ese momento de que Ricardo (Caruso Lombardi) me dio una mano para llegar. Obviamente después yo tuve que rendirle y retribuirle su confianza. Y hoy gracias a Dios estoy nuevamente en primera. Uno siempre estará agradecido a Ricardo porque en su momento me dio una mano y me hizo ver lo que era el fútbol profesional, y eso nunca lo voy a olvidar.


Decano
sentimiento



-Lo conocés bien a Caruso, lo que se habló de su salida de Quilmes, de su forma de ser, ¿qué podés decir de él?

-Es un técnico especial. Obviamente están los que comparten las cosas que hace, y los que no. A mi sinceramente me tiene sin cuidado. Cuando estuve con él, trataba de estar al margen de lo que él decía, lo que hacía. Sé que hay personas a las que le molesta. Pero eso va en cada uno. Lo que pasaba afuera de la cancha es un tema de él. Yo voy a estarle toda la vida agradecido por la oportunidad que me dió, pero ahora nos toca estar enfrente, peleando quizás los dos equipos por una permanencia y él sabe que con nosotros la va a tener muy dura.

-¿Te tentó la posibilidad de ir a San Lorenzo o priorizaste la tranquilidad de un equipo con menor perfil?

-Acá en Quilmes hemos encontrado una tranquilidad muy linda, con un grupo bárbaro, una dirigencia que nos ha cumplido. Estuvo la chance de San Lorenzo, pero prioricé estar cómodo en el club, con la gente que me ayudó cuando me lesioné. Esas cosas uno las pone en la balanza y deja atrás cosas importantes, como un club "grande" como San Lorenzo.

-¿Quilmes fue el mejor de los cuatro que pelearon por el ascenso?

-Por momentos sí, fue el que más propuso. Pero estaba Central, un grande, con buenos jugadores. River por ahí fue el que menos jugó, fue dependiente de muchas individualidades. Instituto tuvo grandes momentos. Pero nosotros nunca perdimos la confianza y logramos el objetivo. Ojalá ahora podamos hacer un buen colchón de puntos en primera.

"Me quiero retirar en Alvarado"


-¿Cómo viviste el ascenso de Alvarado? Estuviste en el partido de ida?

-Fue muy lindo. Ese día estaba en Balcarce y arreglé con mi primo para ir a ver el partido, tengo muchos amigos. Me puso muy contento por Gustavo (Noto), se lo merecía al ascenso. Bien merecido lo tuvo el equipo, el Argentino B es un torneo muy duro. Por ahí no sé si asciende el mejor, pero el más regular siempre se lleva el mejor premio. Me puso contento por la dirigencia, por Facundo Moyano, que viene haciendo un trabajo muy lindo en el club y hoy se ven los réditos.



Somos
futbol




-Sos joven aún, ¿pero deseás volver?

-Mirá, siempre lo dije, que quería volver a jugar en Alvarado y retirarme. Tengo contrato por dos años en Quilmes y ojalá rinda de la mejor manera. Pero no tengo ninguna duda de que cuando ya no quiera estar más en Buenos Aires, y todavía pueda seguir jugando de buena forma, quisiera volver al club. No sólo dependerá de mis ganas, que van a estar, también de los dirigentes que estén en ese momento. Sería muy lindo retirarme acá.

-Se dijo que varias veces desechaste ofertas para jugar más cerca de tus afectos, ¿fue tan así?

-Tuve mis oportunidades para irme a jugar lejos y hacer una diferencia, pero yo estaba muy cómodo donde estaba. No tenía la necesidad de irme a ningún lado y prioricé siempre a mi familia, estar cerca de ellos. Pero una vez que llegás al fútbol profesional no querés dejarlo, jugar en las canchas en las que se juegan, visitar la de Boca, la de River... Esas cosas son impagables, más para uno que hizo tanto fútbol. Pienso estar un par de años más y después volver para quedarme cerca de mi pueblo.

-¿Y en qué momento se produjo el click de decir ?bueno, esta vez me voy??

-A mí nunca me importó el tema de la plata. Hasta que me llegó la oportunidad de primera división, que era mi sueño. Ahí hablé con la familia, puse un montón de cosas en la balanza y decidimos irnos. Hoy no me arrepiento, como nunca me arrepentí de las decisiones que tomé jugando al fútbol. Esperemos poder seguir compartiendo esto que es muy lindo.

Y así es Telechea. Bien apegado a sus afectos. Un amor a los suyos que lo llevó a pensar en largar el fútbol, cuando Alvarado le debía plata en el receso de la temporada que luego terminó en el ascenso al Argentino A del 2008. En aquel momento no tuvo problemas en volver a subirse al tractor del campo familiar bajo el calor balcareño. Pero desde hace dos años la vida le cambió. Se ganó un nombre en el fútbol grande y espera disfrutar lo que queda al máximo. "Me pondré de la mejor forma, sé que puedo dar más", cerró este gran delantero de sueños grandes y prioridades que van más allá de lo material.

Fuentes de Información - [Quilmes] Telechea: "Gracias a mi compañeros tendré r

Dar puntos
9 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 397 Visitas
  • 0 Favoritos

1 comentario - [Quilmes] Telechea: "Gracias a mi compañeros tendré r

@Juez_Dredd Hace más de 2 años -2
telechea la pij....