Sandro Rosell, presidente blaugrana, reveló las fuentes de ingresos del equipo culé para mantener la solidez financiera en épocas de recesión económica en España

La receta del Barcelona para sobrevivir a la crisis



El máximo directivo del Barcelona enumeró las principales vías de financiación de la entidad tras un análisis optimista.

La fortaleza de sus clientes es la clave principal de sustento en un contexto donde las grandes empresas ven una inestabilidad fiscal en España.

Sandro Rosell afirmó: "La crisis del euro solo puede afectar al Barça si tuviera problemas alguno de nuestros grandes clientes".

"Mediapro, Nike y Qatar Foundation son los tres grandes proveedores de dinero del club y los tres pintan bien", reflexionó el presidente culé.

El patrocinador qatarí ha ocupado el puesto de honor en la casaca blaugrana después de 111 años sin utilizar una camiseta para fines recaudatorios. En el caso de Unicef, era el propio club el que pagaba por ese acuerdo de promoción.

Los turistas son otra parte determinante en el sostén institucional. "El cuarto cliente son los extranjeros que visitan el Museu. El quinto son los socios, pero eso no es comparable porque son los propietarios", aseguró Rosell.

El presidente del FC Barcelona había denunciado al anterior mandamás, Joan Laporta, por deudas millonarias al tomar posesión del cargo el 1º de julio de 2010. Fue tras descubrir que la entidad culé "debía más de 60 millones de euros a los jugadores".

Para la temporada 2012/13, una de las principales medidas de la directiva fue no aumentar los abonos de los asociados al estadio. Y la segunda, retener a todas las figuras, pese a que una venta salvaría todas las deudas, para mantenerse como el mejor equipo del planeta.

La salida de Pep Guardiola alivió un poco la economía, aunque será fundamental el buen trabajo de Tito Vilanova para cosechar nuevos éxitos y seguir dando garantías como una institución confiable.