Te piso por Burdisso

River tenía casi arreglado al seis campeón con Arsenal pero Boca se metió con todo: Angelici y Falcioni llamaron al defensor y hay lío. Hoy podría definirse el derby.

La frase de que “en los River-Boca vale todo” tiene tantos años como la rivalidad entre los dos clubes más importantes del fútbol argentino. Y esa definición no se refleja sólo en la cancha, porque así como pasaba con Passucci-Alonso, Hernán Díaz-Cabañas y Mac Allister-Ortega, entre tantos otros casos, los dirigentes también son capaces de pisar la cabeza de su enemigo futbolístico para ganar. Eso hizo el presidente de Boca, Daniel Angelici, para extraerle a River el pase de Guillermo Burdisso. “Optó por llamar al jugador y tratar de aconsejarlo de que no vaya a River por esto o lo otro. Eso fue desafortunado e inoportuno”, reconoció Fernando Hidalgo, representante del defensor que generó un superclásico anticipado tras la vuelta de River a Primera.

La negociación del club de Núñez con Hidalgo se inició, según el empresario, “hace 15 días”, y la oferta de 1.750.000 dólares por el 50% del pase le cerraba a quien es el dueño de una mitad de la ficha del zaguero. A Burdisso también lo convencía la propuesta de Passarella. Sin embargo, el tema no se cerró porque Central, que posee el otro 50% del zaguero que acaba de ser campeón en Arsenal, no estaba de acuerdo con la forma de pago. “Por eso me dieron un mandato a mí para negociarlo en Europa, obviamente por un precio mayor, y surgió una posibilidad del Benfica”, contó Hidalgo.

Esta dilatación, y la venta de Insaurralde al Spartak de Moscú, tentó a todo Boca con volver a tener a un Burdisso en el fondo. Y Angelici no perdió el tiempo. Después de consultar con Hidalgo el sábado sobre “las coordenadas de la negociación”, volvió a utilizar su celular desde Italia y llamó al defensor. Para hacerle la cabeza. Bah, para pisarle la cabeza a River. “Creo que es mejor pensar en qué querés ofrecer para tratar de meterse en la negociación y no chicanear diciéndole al jugador de amores sobre la camiseta que no son tales... Hay que ser más concreto y no estar con la guitarra cuando querés vender caro y comprar barato”, criticó (en La Red) el representante de Guille al presi de Boca.

Fieles a la historia de la camiseta, en la Ribera no bajaron los brazos. Falcioni llamó a Burdisso el domingo y el secretario técnico (Pablo Budna) hizo una primera oferta, que fue rebotada porque era inferior a la de River en 300.000 dólares. Pero Boca no acusó las críticas de los directivos millonarios ni las de Hidalgo y ayer a la fue otra vez a la carga, con una propuesta idéntica a la del Millo.

Por ahora, el empresario sigue en Portugal, aunque al Benfica se le agota el tiempo para concretar “la mejor oferta que tenemos”. Así, Hidalgo regresaría al país para charlar con Central y tomar la decisión final. “Hay mucho por hablar y vamos a evaluar todo para sacar el mejor precio”, le dijo a Olé . Mientras, Burdisso se entrena y espera su destino en familia en Altos de Chipión (Córdoba). En paz, lejos de la guerra que se desató por él en Buenos Aires y que promete una definición para hoy. Tan apasionante como cualquier River-Boca.