Messi no afloja


En su primer partido en la era Vilanova anotó tres goles para el triunfo del Barcelona por 8-0 sobre Raja Casablanca, en un amistoso. Además, fue el capitán del equipo.


Messi, el rey de los amistosos


Lionel Messi es una máquina de hacer goles. No iba a jugar por un golpe en uno de sus gemelos, pero los organizadores amenazaron con no pagarle al Barcelona si la Pulga no estaba en la cancha. Entonces el rosarino salió al campo del estadio del Raja Casablanca, en Marruecos, debutó con Tito Vilanova como técnico, fue capitán y metió tres goles. Como si nada...

En el primer tiempo, Barcelona metió cinco goles y en todos tuvo participación Messi. En el primero y el quinto habilitó a Alexis Sánchez, y anotó del segundo al cuarto. Siempre a toda velocidad, dejando rivales en el camino como postes y definiendo de zurda arriba, contra un palo y con el arquero vencido. Impecable.

En el complemento, Barcelona redondeó la goleada con tantos de Dani Alves, de penal, Sergi Gómez y Deulofeu, que había reemplazado a la Pulga a los 18 del segundo tiempo. Javier Mascherano también fue titular en el equipo de Vilanova y salió en el complemento.