Javier Martínez: La línea entre el éxito y el fracaso

Javier Martínez: La línea entre el éxito y el fracaso

Javier Martínez: "La línea entre el éxito y el fracaso es muy fina"

Ha sido un año intenso y de sensaciones contradictorias para Javi Martínez. El jugador del Athletic de Bilbao disfrutó con su equipo la clasificación para las finales de la Copa del Rey y de la Europa League 2012, pero no logró levantar ninguno de los dos trofeos. Luego se enfundó la camiseta Roja para defender el título de campeones de Europa con la selección y, por fin, pudo celebrar una victoria en la Eurocopa de Ucrania y Polonia, aunque él apenas disputó en el campo 25 minutos.

Campeón continental, y del mundo en 2010, Javi no quiso parar y días después se comprometió como capitán de la selección olímpica española que, tras 12 años de ausencia en los Juegos Olímpicos, volvía con la etiqueta de favorita a la lucha por las medallas. Pero ese sueño se truncó demasiado pronto. Dos derrotas por la mínima ante Japón y Honduras eliminaban a España antes de haber concluído la fase de grupos. El último partido ante Marruecos no alivió la decepción y vio cómo la Rojita se despedía con tan sólo un punto y sin haber anotado ni un solo gol en la competición.

FIFA.com se sentó con Javi Martínez para analizar las causas del fracaso español en el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Londres 2012.

Javi, ¿qué análisis y reflexión se ha hecho de las dos derrotas iniciales que sentenciaron a España en la cita olímpica?
Nuestra conclusión es que hemos perdido una gran oportunidad, porque había un gran equipo y un gran entrenador. Pero a veces el fútbol es así. No hemos estado a nuestro mejor nivel. Aunque sí creo que el equipo ha jugado bien y ha merecido mucho más, pero no hemos tenido la fortuna de nuestro lado. Por ejemplo, en el partido con Honduras contabilizamos 24 tiros a puerta, tres palos, diez ocasiones claras… y no anotamos... Ellos llegaron dos veces y nos metieron un gol. Ante eso poco puedes hacer.

El tercer partido, ya sin opciones, merecerá un análisis diferente...
Ante Marruecos, como profesionales, aunque no nos jugábamos nada, queríamos cambiar la imagen y despedirnos con los tres puntos, pero tampoco pudo ser. De todos modos, creo que tenemos que estar orgullosos de cómo jugamos, especialmente en el partido contra Honduras, pero a veces la pelotita no quiere entrar y contra eso no hay nada que hacer. Lo que lamentamos es que se ha echado a perder mucho trabajo

Además de la mala suerte, ¿cree que ha pesado algún otro factor en la eliminación? ¿Algo en lo táctico, físico…?
No, esto es fútbol. Hay partidos que te salen bien, otros que te salen mal. Creo que no hemos jugado tan mal como para merecer este resultado final. El equipo hizo lo que tenía que hacer pero la pelota no entró. Y ahí se acabó todo.

Quizá el mejor recuerdo que se llevan de esta experiencia fue vivir el ambiente de la Villa Olímpica en Londres, y participar en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.
Estar en los Juegos es una experiencia muy especial. Clasificarse es muy difícil y llegar a ser convocado también. En el camino también hubo muchos momentos buenos y malos. Hacía 12 años que España no lograba estar aquí y es algo que nos tiene que enorgullecer. Haber vivido la ceremonia inaugural, el desfile, visitar la villa olímpica, es un recuerdo imborrable. Tuvimos la suerte de encontrarnos con varios jugadores de la NBA españoles y franceses, nos sacamos fotos con ellos. Me quedó la pena de no haber podido ver a Lebron James, a Kobe Bryant o a Hussain Bolt, gente a la que admiro mucho.

Ha sido un verano (europeo) especialmente intenso para usted, ya que llegó a la cita olímpica poco después de terminar la Eurocopa 2012. ¿Qué le espera en lo inmediato?
No me vendrán mal unos días de vacaciones, para desconectar mental y físicamente. Ha sido una temporada larga con el club y luego dos torneos…
Necesito descansar antes de volver a la acción con mi club.

El curso pasado con el Athletic de Bilbao, en la primera temporada de Marcelo Bielsa, el club llegó a la final de la Copa del Rey y de la Europa League, aunque no logró levantar ninguno de los dos títulos. ¿Cuál es el reto este año?
Sin duda, nos toca intentar mejorar respecto al año pasado. El club, los jugadores y la afición están contentos con el rendimiento y a pesar de que las sensaciones fueron muy buenas, se nos quedó la espinita de no haber ganado esas dos finales. Tenemos que seguir trabajando para ser mejores jugadores y perfeccionar nuestro fútbol.

A pesar del batacazo en la cita olímpica, ¿cree que hay relevo de confianza en las categorías inferiores de la selección española como para seguir apuntalando el éxito de la absoluta?
Sin ninguna duda. Llevamos unos años buenísimos. Somos campeones de Europa Sub-21 y Sub-19. Tenemos una buena cantera y hay total confianza. Todo el mundo se acostumbra a lo bueno fácilmente, y muchas veces en una buena racha o una buena dinámica no se valora lo suficiente lo difícil que es ganar. Por eso, estos golpes te hacen pararte a pensar y darte cuenta de lo mucho que cuesta. Parece que la última Eurocopa se ganó fácil pero no fue así. Experiencias amargas como la olímpica, te hacen tomar conciencia de que la línea entre el éxito y el fracaso es muy delgada.

español

fuente : fifa.com

0 comentarios - Javier Martínez: La línea entre el éxito y el fracaso

Los comentarios se encuentran cerrados