COPA ARGENTINA


Nuevo problema en Boca: Rivero se ausentó a la práctica y Falcioni lo borró

El volante de Boca, quien no venía sido teniendo en cuenta como titular en los últimos tiempos, faltó al último entrenamiento acusando un "problema personal". Tras esto, el entrenador decidió bajarlo de la lista de concentrados que viajará a San Juan para jugar la final con Racing. Además del "Burrito", Viatri y Clemente Rodríguez llegaron tarde. Los tres mantienen una estrecha relación con Riquelme...

El fantasma de Riquelme no deja en paz a Falcioni


Boca se metió en un círculo vicioso de problemas en el cual no puede salir. No bastó la pérdida del Clausura y la Libertadores en el final del semestre pasado ni el alejamiento sorpresivo de su gran ídolo Juan Román Riquelme. Sino que a la gran cantidad de jugadores que emigraron más la falta de incorporaciones y la polémica gira en Venezuela horas antes de debutar en el Torneo Inicial con derrota 0-3 ante Quilmes, también se le sumó otro escándalo: Julio Falcioni bajó a Diego Rivero de la final de la Copa Argentina.


El "Burrito" desde hace tiempo había perdido el puesto de volante derecho con Pablo Ledesma y gozaba de apenas algunos minutos en la cancha. Una lesión también lo marginó de estar disponible para el entrenador y a pesar de estar en condiciones de jugar, faltó al último entrenamiento y el "Emperador" decidió borrarlo de la nómina que viajará hacia San Juan para jugar ante Racing.


A esto hay que sumarle también que en el último ensayo, Lucas Viatri y Clemente Rodríguez llegaron tarde, algo que fue percibido también por Falcioni. Sin embargo, en principio ambos arrancarían como titulares ante la "Academia" en Cuyo, ya que la idea del DT pasa por alistar a los mismos que jugaron desde el minuto cero contra el "Cervecero" por la Fecha 1 del Inicial.


Lo llamativo es que los tres jugadores pertenecen al "Clan Riquelme", ya que mantienen una estrecha relación con Román y muchos interrogantes se interpusieron en su futuro cuando quedó confirmada la salida del ídolo del club, al punto tal que algunas versiones indicaban que Falcioni iba a prescindir de sus servicios. Lo cierto es que la Copa Argentina parece ser un dolor de cabeza para Julio César, ya que si la gana, nadie le dará mucho crédito por ello, mientras que si la pierde, podría quedar en la cuerda floja.