Un tesoro bajo el agua

JJOO ARGENTO: ¡VAMOS ARGENTINA! NUESTRO PAÍS CONSIGUE SU SEGUNDA MEDALLA

Un tesoro bajo el agua


El yachting sumó la novena medalla olímpica para la historia argentina y mantiene una tradición que empezó en Londres 48 y que tuvo a Camau Espínola como emblema. De la Fuente sumó su segunda medalla de bronce.

El yachting repitió la sana costumbre de aportar medallas para la Argentina. Y, a esta altura de la historia, a nadie le asombra que la segunda medalla de la delegación llegara desde el agua. De hecho, con estas nueve medallas, este deporte se convirtió en el segundo que más aportó al medallero criollo, detrás del boxeo (24).

Antes de que Camau Espínola se volviera referente de la disciplina e inspirador para tantos deportistas hubo otros héroes del agua. De hecho, la primera se logró en Londres 48, con la clase de seis metros formada por Julio, Conrado y Adolfo Sieburguer, Emilio Homps, Rufino Rodríguez De la Torre y Rodolfo Rivademar. Ellos consiguieron la medalla plateada. En Roma 60 llegó la segunda de plata, con la Clase Dragón formada por Jorge Salas Chávez, Héctor Calegaris y Jorge Del Río con el bote llamada Tango.

Y en Atlanta 96 llegó el dominio de Camau Espínola, con una plata en el Windsurf, premio que repitió en Sydney 2000. En esos mismos Juegos, la Argentina sumaría dos medallas más, esta vez de bronce, con la clase 470 de Javier Conte y Juan De la Fuente y la clase Europa de Serena Amato, la única mujer en ganar una medalla en el yachting argentino.

Atenas 2004 tuvo de nuevo a Camau, esta vez junto a Santiago Lange en la clase Tornado, con un bronce, presea del mismo color cuatro años más tarde en Beijing. Hasta este Londres en el que Juan De la Fuente, heredero de la tradición, otra vez se puso un bronce en el pecho junto a Luquitas Calabrese. El tesoro estaba bajo el agua.


medalla





londres

1 comentario - Un tesoro bajo el agua

@soja_8 +1
vamo lo pibe´!