Arsenal ganó (0-2) y dejó muy 'debilitado' el ciclo de Cristian Díaz

Independiente volvió a jugar mal, perdió 2-0 y continua con el Promedio complicado. Aunque lo peor no es que no gane, ya que a veces puede ser una circunstancia del juego. El tema, es que el equipo es superado en el juego por sus rivales y, en este caso, Arsenal fue un claro ganador porque tuvo más ocasiones para lograrlo. Los goles del Campeón los anotaron Tuzzio en contra y Benedetto.

Independiente cerca de la B

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Desde el rendimiento, la semana clave de Cristian Díaz, fue pobre. Y desde los resultados fue peor. Con esta derrota el entrenador de Independiente queda muy complicado y el crédito se le agota a paso agigantado.

Arsenal hizo más méritos para ganar este partido y fue de menor a mayor. En la primera mitad mucho no ocurrió para destacar. Lo de Arsenal fue aceptable en defensa, pero pobre en ataque ya que Carbonero y Aguirre no acompañaron a los puntas.

Ambos equipos cortaron mucho el juego y el fútbol naufragó. Recién en los últimos 10' reaparecieron las chances. Farías definió mal una réplica liderada por Rosales, mientras que Ortiz no pudo conectar bien un centro de Aguirre por izquierda.

Independiente se envalentonó antes del descanso con el apoyo de su gente, pero chocó con su propia impotencia. En el complemento jugó mejor Arsenal y tuvo algunas chances claras de abrir el marcador pero no acertó en la puntada final. Arsenal utilizó mejor la banda derecha de su ataque mediante Carbonero e hizo daño en la franja defendida por Tuzzio y Morel Rodríguez.

La primera media hora fue casi propiedad exclusiva de Arsenal, que manejó el partido a su antojo y controló el balón más que su rival. Lo de Independiente fue muy tibio porque no contagia. Ni siquiera da para que su gente se entusiasme.

El criterio de Paulo Rosales, muchas veces acertdado, parece no tener acompañamiento por ahora en este equipo. El ex Unión está muy sólo para crear e inventar algo que rompa el molde.

Pero a los 37', Arsenal encontró el premio a haber pretendido más y luego de una corrida de Carbonero por la derecha y un centro, Tuzzio de manera desafortunada la mandó dentro del arco de Hilario cuando pretendía despejar.