Cristiano Ronaldo salva al Madrid del naufragio total
Sobre la campana y sufriendo lo que no está escrito. Así logró el Real Madrid su primer triunfo en la Liga de Campeones. Los de Mourinho remontaron un 1-2 adverso a cinco minutos del final con goles de Benzema y Cristiano Ronaldo (3-2)


Liderado por su portero Hart y un magnífico Touré Yayá, el Manchester City dejó escapar un triunfo que tuvo en sus manos hasta cinco minutos del final. El Madrid se aferró a su pegada para evitar un KO que hubiera agravado hasta límites insostenibles su crisis de resultados.

Ramos, en el banquillo

José Mourinho sorprendió a propios y extraños dejando en el banquillo a Sergio Ramos, después de haber apuntado esta semana a sus jugadores como responsables de la derrota del sábado ante el Sevilla (1-0). Su suplencia dio pie a todo tipo de especulaciones.

Decisivo Hart

El meta Joe Hart sostuvo al City en la primera mitad. Cristiano Ronaldo e Higuaín no estuvieron inspirados de cara a puerta y lo fallaron todo en este período, en el que el campeón inglés capeó el temporal como pudo.

El Madrid se queda 'Dzeko'

Tras el descanso, el duelo se animó. Y de qué manera. Dzeko enmudeció al Bernabéu marcando el 0-1 en el 68', al culminar una contra conducida de forma magistral por el ex barcelonista Touré Yayá.

Gol de furia de Marcelo

Mourinho reaccionó al verse con el resultado en contra, y quemó sus naves dando entrada a Benzema y Modric. La apuesta no pudo salirle mejor. Marcelo, en el 76', niveló por primera vez la balanza con un trallazo desde el vértice del área que se coló a la red tras rebotar en un defensa (1-1).

1-2 a cinco minutos del final

El City volvió a meter el miedo en el cuerpo a los madridistas en el 85'. Kolarov sirvió una falta lateral, Xabi Alonso no llegó a despejar su centro-chut y el esférico, casi llorando, se coló en la portería (1-2).

Benzema y Cristiano, al rescate

El Madrid sacó fuerzas de flaqueza y le dio la vuelta a la tortilla cuando muchos aficionados ya abandonaban el estadio. Benzema, con un chut raso a la media vuelta en el área, logró el 2-2 (86'). Y Cristiano, en el 90', salvó los muebles de potente disparo. Su tristeza de las últimas semanas se tornó, de repente, en alegría. Esta vez, el luso sí celebró el gol. Y también Mourinho, que se tiró por los suelos como si ya fuera campeón.


cristiano ronaldo pecho caliente