El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Vuelve un viejo amigo,volvio el fantasma

Almeyda: "Con estos jugadores, en Primera pelearíamos el campeonato"
Vuelve un viejo amigo,volvio el fantasma

El técnico se entusiasma con los resultados y el juego de River en los partidos de verano, aunque no se aparta del objetivo principal: "Tenemos que volver a la A, no existe otro pensamiento". Por Alberto Cantore E l lugar no le es ajeno. Los recuerdos le vienen con velocidad a la mente. Los interminables viajes, las concentraciones por dos o tres noches para jugar con la camiseta de la Argentina fueron una costumbre. "Estuve ocho años en la selección y no gané cosas importantes, pero el sentimiento es algo especial", dice Matías Almeyda sobre el predio de la AFA, donde River realiza la pretemporada. Es el búnker donde el plantel prepara el operativo retorno , una meta que resulta impostergable para el técnico.

-¿Resultó más complicado de lo que imaginabas dejar la camiseta para ser técnico?

-No sé si más complicado, pero sí un trabajo tiene más responsabilidad que el otro. Ser técnico de River es un desafío muy importante, sobre todo por el momento. Yo quería serlo, por ahí no era éste el momento el que uno deseaba, pero tampoco en la vida las cosas salen como uno quiere. A veces hay que poner el pecho en determinados momentos, cuando yo agarré no era fácil. Pero como no vivo del qué dirán ni del qué va a pasar o si voy a quedar en la historia... No le tengo miedo.

-¿Pediste consejos?

-No, consejos no. Fui hablando con gente como Passarella, que fue un gran entrenador. Después, me baso en lo que voy sintiendo. Todos vemos y sentimos el fútbol de diferente manera, entonces es muy complicado escuchar a otro y desde ahí tomar decisiones. No sería yo.

-¿Qué clase de técnico te considerás?

-Recién empiezo y tendré que mejorar un montón de cosas, pero los fundamental es lograr que el jugador tenga confianza. Vos podés hablar, mostrarle videos, pero hay que llegarle de la manera más simple para que entienda y exprimirlo al máximo para que entregue todo su potencial. Por eso para mí es fundamental la cabeza: si ellos observan confianza, libertad, seriedad y profesionalismo, pueden dar lo mejor.

-¿Estás conforme con lo que dejó River en la primera etapa del torneo?

-El balance fue positivo. Fuimos un equipo nuevo, con muchos jóvenes, con dos jugadores con experiencia como Fernando y el Chori [Domínguez]. Positivo por el momento en el que arrancamos, inesperado para la historia de River. Personalmente, quiero devolverle un poco de la mística: sacar jugadores de las inferiores, jugar al fútbol y no llegar en dos toques al área rival... Algo ya hicimos.

-¿Este semestre será más difícil que el anterior?

-Los partidos seguirán siendo difíciles. Hay que tratar de que no te sorprendan. En la B Nacional existe mucha más sorpresa que en la primera: en la pelota parada, en las salidas en velocidad en los contraataques; defensivamente lo hacen bien, dan el alma. A nosotros nos juega a favor que hace seis meses que estamos juntos: miramos y comparamos los trabajos que hicimos la pretemporada pasada y esta, y los de ahora son de mayor calidad, con más velocidad e intensidad.

-¿Cuáles serán los rivales de River?

-Este semestre fue muy parejo, pero no suelen ser campeonatos muy regulares. Hay equipos como Instituto, Rosario Central, Quilmes, Ferro, Boca Unidos... Nosotros ante los rivales directos fuimos superiores, nos faltó la definición. Hay equipos que juegan al fútbol, no a patear la pelota para adelante. El lote que está adelante intenta jugar, y eso le hace bien al fútbol argentino.

-¿Qué derrota te dolió más?

-Todas duelen. Por juego, el día que perdimos con Aldosivi, porque jugamos mal ante un rival que era el último. No tuvimos respuestas, aunque provocamos situaciones como para empatar. Después, con Boca Unidos me dio bronca porque jugamos de manera impresionante y se perdió por una sucesión de errores. Además, al día siguiente Boca salió campeón.

-¿Un equipo de primera B Nacional es menos que uno de primera?

-No, y lo demuestran los equipos que subieron con las campañas que hicieron en el Apertura, donde el que menos sumó fue 25 puntos. Eso quiere decir que se trabaja muy bien, y de hecho a nosotros nos hizo descender un equipo de la B Nacional.

-¿Este River pelearía los primeros puestos en primera?

-Con estos jugadores, y con el funcionamiento que tenemos, en primera pelearíamos el campeonato. Estos partidos de verano pueden demostrar de alguna manera que estamos para primera. Igual, son comparaciones un poco ficticias porque nosotros estamos en otra categoría.

-¿Los jugadores volvieron a demostrar sentido de pertenencia con el club?

-El único club en el que los jugadores quieren volver por amor es acá. Yo sé lo que ganan los jugadores, y los que volvieron resignaron muchísimo en lo económico. Ese amor por la camiseta no cualquiera lo tiene. Los refuerzos tenían que sumar en lo futbolístico y también en la parte humana.

-¿Eso ayuda a recuperar el estilo de juego de River?

-River tiene que volver a tener esa identidad, en la que el jugador cuando entra al vestuario tiene que pensar que es parte de la historia. Tiene que emocionarse cuando se pone la camiseta, tiene que ponerse en la piel de los millones de hinchas que están detrás de esos colores... Para ellos tiene que ser un momento único. Por eso yo en una charla táctica involucro también el sentimiento.

-La meta es ascender, pero también incluye salir campeón.

-Nosotros pensamos en ir por el campeonato y también por la Copa Argentina. Si sos campeón vas a estar en la A, y si no somos campeones también tenemos que estar en la A. No existe otro pensamiento: River tiene que volver a la A.

-¿Un título en el ascenso también se festeja?

-Yo lo voy a festejar muchísimo, porque lloré cuando me fui a la B. Entonces como sentí tristeza al descender debo sentir alegría por volver. No festejarlo sería subestimar a los que están trabajando y rompiéndose el alma todos los días, y no somos quienes para subestimar a nadie. El campeonato es competitivo, hay un montón de equipos que pretenden lograr lo mismo que nosotros, y en la vida nadie es más que nadie. Por subestimar y creernos los mejores nos fuimos a la B.

-¿Cuál es la posición que ocupará Leo Ponzio?

-Leo es volante central y doble cinco , y si puede jugar de doble cinco puede jugar de 8. Tiene llegada, buen tiro de media distancia... También jugó de lateral, de central, es polifuncional. Entiende cualquier puesto.

-¿Y Cirigliano?

-Es 5, como Leo. El que mejor esté va a jugar. Estamos practicando con un solo N°5. El campeonato pasado plantamos un esquema 4-4-2, ahora intentaremos un 4-3-1-2. Dependerá del rival, de cómo estemos. Le fuimos agregando con el dibujo algo más de táctica.

-¿Vas a probar con una línea de tres defensores?

-No, línea de cuatro, porque históricamente River jugó así.

-¿Qué aporta Trezeguet, más allá de experiencia y jerarquía?

-Su trayectoria, sus ganas, su deseo de venir a un campeonato difícil en un momento especial de su vida, cuando tiene todo para disfrutar sin arriesgar nada. Todo lo que puede contagiar y enseñar a los más jóvenes. Y las ganas de llevar a River a primera. Es muy inteligente para resolver jugadas. Sabe que físicamente no tiene 25 años, pero tiene velocidad mental. Con Racing mostró su categoría en dos toques y definiendo como lo hizo toda su carrera.

-Con los tres delanteros River es la envidia de los equipos de primera, que buscaron con desesperación a un goleador.

-A muchos les gustaría tener a esta clase de jugadores, incluso a Funes Mori también. River tiene un buen plantel, y lo que más deben envidiar es el amor que tienen por la camiseta. Por la forma en que la sienten, van a dar un poco más.

-¿Tiene caudillos este plantel?

-No, porque no creo en los caudillos. No creo en un líder ni en dos ni tres, creo en el grupo. Un grupo te va a llevar a ganar un campeonato, no las individualidades. Estas pueden ganar un partido, pero nosotros tenemos que ganar campeonatos.

-Pero jugadores como Cavenaghi, Ponzio, Trezeguet, Domínguez, marcan una línea en el grupo.

-Sí, pero yo trato a todos por igual y el que está mejor juega. Eso lo marqué bien apenas asumí: acá tiene la misma chance Trezeguet que Funes Mori; Villalva que Cavenaghi. Sí, entiendo y creo que ellos deben ayudar al grupo con su experiencia, con su jerarquía. Pero no me gusta un liderazgo, eso de estar dos escalones arriba que el compañero.
Fuentes de Información







fantasma




promocion


riber

4 comentarios - Vuelve un viejo amigo,volvio el fantasma

amilk22
son pocos partidos, es obvio que en el tema del descenso ganas 2 partidos y vas puntero perdes 2 y vas utimo con tan pocos partidos jugados pero no garantiza un carajo, dejen de decir boludeces.