Platense (3) - AC Milan (2)

Sí, no leíste mal. Y ni siquiera el orden es incorrecto, el Marrón dio el golpe en la propia Italia. Nos vamos al año 1951 cuando Platense por esas cosas de quien sabe cómo, andaba de gira por Europa. Le tocó enfrentar a varios equipos italianos como Sampdoria, Lazio, Bolonia, Spezia y también al Lugano de Suiza. Con todos había perdido. Era un equipo el Calamar que venía con la baja de sus dos mejores jugadores, Santiago Vernazza, notable puntero derecho de gran remate que había sido traspasado a River y también Antonio Báez que se había ido en el último contingente (?) del éxodo colombiano.

Pero ese 14 de febrero de 1951, Platense quería graficar la historia de David frente a Goliath. Y claro, lo haría lanzando piedras. En el mismísimo San Ciro y ante un Rossonero que hacía dos años que no perdía como local, el querido Calamar hizo pata ancha y gracias a los goles de Federico Geronis en dos oportunidades y al cordobés Cuello logró batir al Milan que convirtió sus dos tantos gracias al sueco Nordalh, los italianos contaban con tres jugadores de Suecia en sus filas por entonces.

Volvería Platense a nuestras tierras y haría una campaña de mierda como siempre (?) mientras que aquel Milan era el campeón vigente en esa temporada en el Calcio. Quedará para siempre este hito en la historia del fútbol argentino, otro equipo de nuestro país que tiene de hijo al Milan (?). El fantasma del descenso y un triunfo fantasma en el mismísimo Giuseppe Meazza.