Gatti: "Messi nunca será como Maradona"



Con un lenguaje (mucho) más que coloquial y con una acentuada facilidad para ganarse enemigos, el siempre polémico Hugo Orlando Gatti debutó hoy como columnista en la edición nº 1 del diario Libre (Editorial Perfil). Aquí, referida a un tema recurrente, opinable y no menos ríspido, la nota:

“Es entendible y hasta comprensible la messimanía que se desató en este tiempo. El jugador del Barcelona es hoy el más desequilibrante del mundo, pero hay que contextualizar su juego. Lo que él hace en España no lo podría hacer en Argentina porque los que marcan en España son pelotudos, y acá jugamos mal al fútbol pero somos vivos para jugar y no gambeteás a uno. Por eso a mí me enoja cuando muchos lo quieren comparar con Maradona. ¡Por favor! Messi nunca será como Maradona; puede ser el Maradona de hoy, pero nunca será Diego. ¿Por qué? Porque Maradona puede jugar en la época de Pelé, en la de Di Stéfano, en la de Cruyff, en la de Zidane, que son los que me representan a mí como los abanderados del fútbol. Lionel – para mí – en la época de Alfredo, de Pelé, no jugaba… A ver: sí podría haber jugado, claro, pero no hubiera sido Messi como lo es hoy. Ante los españoles, que no saben marcar, él puede hacer lo que quiere. Yo estoy seguro de que si en el partido de ida de la Champions Mascherano juega para el Madrid, Messi no hace el segundo, porque lo tumba, lo tira, algo hace. Sin embargo había dos españoles, y bueno, lo dejaron pasar… ¡son muy boludos! Por eso Messi es lo que es.

Esa comparación que muchos quieren instalar, yo la puedo entender desde el juego mediático. Lo que me cuesta creer es que Diego declare que la historia dirá quién es mejor, si él o Messi. Ahí, Diego – que es un jugador de fútbol de raza, que habla mal o bien, pero dice verdades enormes que ningún otro dice – se equivoca. Se tiene que comparar con Pelé, con Alfredo, con Cruyff, con Zidane, pero no con Messi… Él se equivoca ahí, porque va contra lo que él fue. Y él dice eso y no lo piensa. Lo dice para quedar bien. No se puede comparar con Messi, ¡no jodamos! Entonces esto es lo mismo… yo me puedo comparar con Yashin, con Amadeo, con el Pato Fillol, pero no me puedo comparar con los arqueros de hoy… eso es desprestigiarse. Y el sabe que Messi juega bien, pero también sabe lo que fue él. Vos ves como para la pelota uno y como lo hace el otro, y te das cuenta… Yo creo que ahí vendió humo. En lo único que se pueden comparar los dos es en la predisposición al juego. Messi no es maricón. No protesta. No pide amarilla. A Diego lo cagaron a patadas, mucho más que a Messi, y nunca abrió la boca. Si bien a Lio no le pegan ni la mitad de lo que le pegaron a Diego, si le pegan no dice nada: se levanta y sigue.

No sólo el presente de Messi no se puede equiparar con el de Diego. Tampoco se puede hacer una proyección a futuro. Yo siempre digo que los jugadores de fútbol se mantienen físicamente hasta los 25, 26 años; después de esa edad, además del talento entra a jugar el chasis. No sé si el chasis de Messi está preparado para cuando pase los 25 años. Tengo mis dudas… mis grandes dudas acerca de si el chasis le va a responder. La cabeza le va a responder, los pies le van a responder, pero el chasis no sé. Y Diego tuvo chasis, como Mario Kempes, a quien nunca nadie le dio la verdadera importancia que tuvo en el ´78, porque para mí el Mario Kempes del ´78 fue superior al Maradona del ´86. Y en ese futuro al que me refiero está también la chance de que Messi vuelva a la Argentina. Imposible. Messi nunca va a poder jugar en la Argentina. Al fútbol se juega como se vive, y acá vivimos haciendo trampa. Y el fútbol español es un fútbol sin trampa, es un fútbol muy inocente que ha sido – y es – jerarquizado por los jugadores internacionales que van a jugar a España.”
.



diego