Sucedió en el reciente partido entre el Chelsea y el Liverpool y el delantero Luis Suárez empató a 1-1 cerca del final. Fue una fiesta a la esquina y se volteó cuando ninguno de los compañeros lo habían acompañado, para verle la cara. ^ ^



link: http://www.youtube.com/watch?v=E05PEKVqroM