Los cantos antisemitas del pasado domingo en un partido en Inglaterra son sólo un ejemplo de los abusos que se registran en este deporte

El futbol inglés batalla con una tormenta de antisemitismo


Ataques violentos, cantos del nombre de Adolfo Hitler y abuso antisemita; no son recuerdos oscuros de la década de 1930 sino cuatro días en la vida del Tottenham Hotspur, club de la Liga Premier inglesa.

Ha sido un año terrible en la lucha del futbol contra la discriminación, pero con el partido del pasado domingo contra el West Ham en el estadio White Hart Lane de los Spurs dio la impresión de que el futbol inglés había llegado a un nuevo punto bajo.

Durante el encuentro, los aficionados del West Ham hicieron saludos Nazi. Al igual que los saludos, también hubo acusaciones de abuso antisemita, incluyendo silbar para imitar el sonido de las cámaras de gas, un recordatorio de las muertes de seis millones de judíos durante el Holocausto.

White Hart Lane está situado al norte de Londres, que es hogar de una comunidad judía grande, una asociación que ha llevado a que algunos de los aficionados del Tottenham se identifiquen a sí mismos como ‘Yids’, un término que en diferentes momentos de la historia ha sido utilizado por judíos y también para abusar de ellos.

Algunos aficionados Spurs han intentado “reclamar” la palabra, utilizando términos como Yiddo y llamándose a sí mismos el “Ejército Yid”.

Sin embargo, los críticos afirman que el uso de la palabra por parte de los aficionados del Tottenham crea una oportunidad para que una corriente peligrosa de antisemitismo en el futbol europeo explote.

Sólo días antes del partido del domingo pasado, los aficionados del Lazio cantaron “Juden Tottenham” (judíos del Tottenham) en un partido de la Liga Europea en contra de los Spurs en Roma.

“Hay un núcleo fuerte de aficionados racistas y antisemitas en el futbol inglés que realmente no parecen tener ninguna consideración de sentido común o decencia”, dijo a CNN Peter Herbert, director de la asociación de abogados negros, un grupo que ha amenazado con tomar acción legal en contra de los aficionados Spurs que continúen utilizando el término Yid.

El Tottenham Hotspur confirmó que cinco aficionados fueron arrestados durante el partido del pasado domingo en White Hart Lane fuera del estadio y dos más fueron advertidos por gestos raciales agravantes fuera del estadio, afirmó un comunicado del West Ham.

“Uno de estos aficionados fue identificado como titular de un abono por toda la temporada y se le envió una carta que contenía una orden de suspensión del club. Cualquier otro individuo identificado puede esperar un cambio similar y una respuesta fuerte”.

La Asociación Inglesa de Futbol (FA, por sus siglas en inglés) confirmó que iniciaron una investigación por los cantos desde las tribunas durante el partido en White Hart Lane.

“El antisemitismo no tiene lugar en el futbol o la sociedad en general”, afirmó la Junta de Diputados de Judíos Británicos, que trabaja para promover y defender las libertades civiles y religiosas de los judíos británicos.

“Que los aficionados del futbol utilicen imágenes del Holocausto y cantos glorificando a Adolfo Hitler es ofensivo para la comunidad judía y es una mancha en el carácter del futbol británico”.

"Cantaremos lo que queramos"

Peter Herbert sugiere que el uso del término Yid alienta una reacción extrema de una minoría.

“Todos estos cantos, intencionales o inintencionados, tienen que parar. Si esto pasara en el atletismo o en el rugby no sería tolerado, ¿por qué debe ser tolerado en el futbol?”.

Pero no todos los aficionados Spurs quieren ver retirada la palabra Yid y en partidos recientes los seguidores del equipo cantan “Cantaremos lo que queramos” en respuesta directa a la amenaza de Herbert.

“Nunca tuve ningún problema al usarla”, dijo el aficionado Richard Arrowsmith, quien no es judío.

“Es una palabra que los aficionados Spurs regularmente se gritan. Si visto una playera de los Spurs en la calle, es bastante común que otro aficionado Spur grite ‘Yiddo’.

“Probablemente tenía siete u ocho años y fue el primer partido de los Spurs al que fui. Solíamos tener un baterista en White Hart Lane y la canción solía ir ‘boom, boom, boom, boom-boom-boom, ¡Yids!’

“Observé alrededor y vi a casi todo aficionado de los Spurs aplaudiendo y uniéndose… es algo de lo que realmente nos hemos apropiado, es un término colectivo para nuestros aficionados. Es una palabra aceptada para los aficionados Spurs en la era moderna”.

Arrowsmith rechazó la idea de que el uso del término de parte de los aficionados Spurs aliente el antisemitismo, diciendo que ese argumento en particular elimina cualquier responsabilidad de los abusadores.

“Es un argumento bastante débil”, dijo. “Ha sido comparado con otro argumento que sugiere que si las chicas visten minifaldas invitan a que les pasen cosas malas.

“Ningún aficionado Spur va a un partido pensando ‘si canto la palabra Yid voy a incitar algún odio racial’. Nadie va al partido pensando que van a obtener algún abuso racial”.

Pero el comediante británico David Baddiel no está de acuerdo.

“La idea de que los aficionados Spurs reclamen la palabra ‘Y’ y tengan derecho a ella porque muchos de ellos son judíos simplemente no es verdad”, escribió recientemente en The Daily Mail Baddiel, quien es judío y un aficionado del Chelsea.

“Sólo hay 250,000 judíos en Gran Bretaña y yo diría que aproximadamente el 3 o 4% de la afición del Tottenham es judía.

“Eso significa que más de un 90% de los que cantan ‘Ejército Yid’ no son en realidad judíos y esa es sólo una de las varias razones por las que no puede estar bien”.

Atmósfera venenosa

Mientras que la FA investiga lo que ocurrió el pasado domingo, el académico Clifford Stott pidió que el organismo de Inglaterra ofreciera una respuesta razonada.

“Las autoridades necesitan responder empoderando a la mayoría de los aficionados que no abusan de otros aficionados”, dijo Stott, quien ha aconsejado a los gobiernos y fuerzas policiacas internacionalmente sobre la política de gestión y práctica de las multitudes.

“Si las lecciones en el pasado son algo para seguir, las soluciones residen en trabajar con las organizaciones de aficionados para responder constructivamente a cualquier acción criminal que ocurrió. El mensaje clave es que una respuesta indiscriminada es contraproducente.

Sin intentar excusar las acciones de los aficionados del West Ham, Stott explicó cómo un conjunto único de circunstancias se combinó para crear la atmósfera venenosa del pasado domingo.

“Esos cantos (tan inexcusables como son) siguieron a las noticias sobre lo que paso en Roma y lo que la Sociedad de Abogados Negros ha dicho sobre la ilegitimidad de la expresión de los aficionados Spurs sobre su identidad.