Mora, ambicioso y sin rodeos


El delantero de River se mostró entusiasmado con el arribo de Ramón Díaz y reveló cuál fue el mensaje que les dejó junto a Funes Mori en la primera práctica: "Nos dijo que nos iba a exigir mucho y que el trabajo que él quería era otro, que presionemos más adelante. Me llenó de orgullo que me hablara y me exigiera". En tanto, el uruguayo avisó: "Si me lo cruzo a Passarella le voy a decir que me quiero quedar, igual él ya lo sabe"

Sueño con hacerle dos goles a Boca y poder salir campeón

El autor del único gol del triunfo de River por 1 a 0 ante Lanús y goleador del equipo con seis tantos, Rodrigo Mora, se mostró entusiasmado con el arribo de Ramón Díaz, quien dirigió su primer entrenamiento, y prefirió no referirse a lo que fue la polémica y abrupta salida de Matías Almeyda. En tanto, el uruguayo reveló cuál fue el mensaje que le dio el riojano en la práctica a él y a Rogelio Funes Mori.

“Yo del tema de Almeyda prefiero no opinar, sólo tengo para decir que desde el primer momento me ha tratado bien y siempre me fue muy sincero. Espero el día de mañana cruzarlo y darle un abrazo. Estas son cosas que pasan en el fútbol”, fueron las primeras palabras del delantero en una entrevista brindada al programa Líbero de TyC Sports.

Ya dejando de lado el fin del ciclo del “Pelado”, el charrúa hizo mención a la charla que tuvo su reemplazante con él y Funes Mori en el entrenamiento: “Ramón nos dijo que le había gustado mucho el trabajo, pero que nos iba a exigir mucho y que el trabajo que él quería era otro, que presionemos más adelante… Que el equipo tiene que salir más”. Y agregó: “Es bueno que llegue un entrenador y ya te exija. A mí me llena de orgullo que en el primer día el entrenador ya me esté hablando y exigiendo”.

“También me preguntó más que nada cómo me sentía porque yo había salido con un golpe y después nos dijo a los dos lo que quería de nosotros”, continuó relatando el atacante. Y añadió: “Los que antes no tenían oportunidad capaz que a Ramón les interesa, pueden pasar muchas cosas, nos queda una semana de trabajo para un partido importante y ya en la pretemporada no sabemos con qué nos vamos a encontrar, con qué compañeros y con cuáles no”.

A sí mismo, Mora reconoció con qué esquema se siente mejor dentro del campo de juego: “Me siento muy bien en la cancha y cuando siento el apoyo me dan ganas de hacer cosas que por ahí me cohíbo en otros partidos. Con dos puntas me siento bien porque me da más movilidad a mí mismo. Ya con tres puntas me condiciona a jugar en una punta sola. Yo siempre que entré traté de dar lo mejor de mí, muchas veces no me ha llegado la pelota y muchas veces yo no he estado fino”.

“La única presión que puedo meter para quedarme es todos los domingos adentro de la cancha. Desde que he llegado me he sentido acá como en mi casa y no me quiero ir más. Capaz me lo cruzo a Passarella y le digo que me quiero quedar, igual él ya lo sabe. Hoy estoy con esta remera hermosa y lo que quiero es esto”, reconoció el uruguayo. Y culminó avisando cuál era su anhelo de cara a lo que se viene: “Si tengo que pedir un sueño sería hacerle dos goles a Boca y salir campeón. En el semestre que viene quiero hacer diez goles”.