Modric brillo en la victoria del mejor del mundo



Modric brillo en la victoria del mejor del mundo



El Real Madrid ganó al Ajax con una exhibición del croata en lo que terminó siendo una fiesta de la cantera del conjunto blanco



Real




Durante años, se soñó con el Ajax como propietario del precioso secreto de un cierto tipo de fútbol exquisito, atrevido e inesperado. Últimamente, el sueño holandés ha pasado de escondite de expectativa a consuelo seguro, sobre todo para el Real Madrid. Con todo su trabajo cumplido en la fase de grupos, el partido de anoche, el último de la tanda, quedaba para saldar algunas cuentas cerradas en falso en estos primeros meses de fútbol. A eso salió el Madrid. Y para lucir cantera.

A Cristiano Ronaldo se le presentaba su equipo preferido para sumar goles. Después de los tres que les colocó en el Amsterdam Arena, la noche, intrascendente por muchas razones, aparecía sin embargo como una oportunidad de acumular tantos y adelantarse en la única cuenta goleadora en la que aún mantiene el pulso al año de récord absoluto de Leo Messi. El comienzo de la noche les situaba empatados a cinco.

La nevera nocturna del Bernabéu también resultaba un contenedor adecuado para sacar a pasear a algunos efectivos que viven medio arrumbados en el armario. Como contra el Alcoyano, Carvalho se vio de nuevo en el once inicial, al lado de Nacho, por detrás de Kaká. La alineación trasladaba a la hierba el sentido del choque.

El Ajax cumplió desde el principio con su papel de paisaje con pedigrí, mientras Modric desplegaba el guión de su mejor noche en el Bernabéu. Visto en el hueco del irrenunciable Xabi Alonso, reservado por el peligro de sanción para los cruces en caso de ver tarjeta, el croata se aferró a este acostumbrado consuelo holandés. En todas las suertes del juego. Casi incluso antes de tocar la pelota para mirar adelante, ya se había mostrado como ladrón, apretando en defensa. Desde ahí completó un repertorio fabuloso, que terminaba de brillar con el pase. Ya a los ocho minutos dejó solo en el área a Coentrao, que envió la pelota al palo.

El juego discurría en tono amistoso, y sólo Modric parecía percibir el aroma de algo que merecía ser mordido. Lo resumió todo el gol de Cristiano que abrió la cuenta. El croata rebañó una pelota deslizándose sobre el suelo y enlazando el barrido con un pase sobre la tenue línea de la defensa del Ajax. Benzema, al límite, se plantó solo ante el portero. Ahí lució su pausa, ese delicado sentido del tiempo suyo. Soltó un anzuelo que mordió el portero, fuera de sitio. Entonces devolvió el balón al centro, donde Cristiano remachó con un golpe seco. A eso se había presentado anoche en el campo, a sumar.

Ese primer cuarto de hora contenía ya todo el partido que estaba por venir. Un soberbio Modric dueño del centro del campo y de la invención del juego, instalado entre dos equipos acomodados en la placidez de la falta de urgencias.

Para el segundo gol, a quien encontró el croata justo detrás de la línea holandesa fue a Callejón, que durmió una pelota que parecía escaparse y cruzó el tiro para marcar apoyándose en el palo.

El primer tiempo sólo dejó una contrariedad. El Ajax se lanzó a la contra después de un córner del Madrid. Coentrao arrancó un sprint al corte, anuló la amenaza, y quedó lesionado. Otra vez. En un partido diseñado para sacar canteranos a la pasarela, el problema muscular del portugués se comió una posibilidad de cambio y dejó al ruso Cheryshev sin su estreno de Champions.

Gol de Kaká y doblete de Callejón
El resto del encuentro dio también para el despliegue de varios clásicos. Nada más regresar del vestuario, Kaká se plantó ante el área, centrado, y recuperó ese disparo suyo que dibuja una curva de fuera a dentro. Esta vez con la zurda. Por la escuadra. El Ajax le gusta al brasileño casi tanto como a Cristiano.

El otro clásico a escena fue el despiste defensivo de los blancos. Adán atravesó su área hasta la frontal, buscando pegarle un puñetazo a un balón que volaba perdido. El golpe fue un tropiezo y la pelota le cayó a Boerrigter, que empujó el tanto del Ajax.

El resto, como el encuentro de Cristiano, quedó para los números. Kaká dejó su sitio a José Rodríguez, y se movió el escalafón de la precocidad que había fijado Raúl. Debutó el chico en Champions a 11 días de cumplir los 18, el más joven de la historia del Madrid.

Salió también Morata y quedaron cumplidos todos los encargos, salvo el de Cheryshev. Eso, y el segundo de Callejón, de cabeza a pase de Morata. Adiós a la Champions hasta febrero.

Ficha del partido
Real Madrid: Adán, Nacho, Varane, Carvalho, Coentrao (Pepe, m.23); Khedira, Modric, Callejón; Kaká (José Rodríguez, m.71), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.80).
Ajax: Vermeer; Ricardo van Rhijn, Alderweireld, Moisander, Blind; Poulsen (Schone, m.40), Eriksen, Siem de Jong; Hoesen (Enoh, m.77), Boerrigter y Fischer (Sana, m.77).
Goles: 1-0, m.13: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.28: Callejón. 3-0, m.49: Kaká. 3-1, m.60: Boerrigter. 4-1, m.88: Callejón.
Árbitro: Pavel Kralovec (CZE). Amomestó a Carvalho (77) y Cristiano (82) por el Real Madrid.
Incidencias: último encuentro de la fase de grupos de Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 58.000 espectadores





Madrid

futbol