Bosteros descerebrados rompen todo


Todo era una gran celebración hasta que el descontrol se apoderó del Obelisco porteño. "Festejando" el Día Mundial del hincha xeneize, los que se dicen llamar simpatizantes rompieron todo lo que se le cruzó por el frente. La policía actuó, pero poco pudo hacer para frenar la violencia.


Cerca de 50 mil simpatizantes de Boca se concentraron en el centro porteño para festejar el “Día Mundial del Hincha”, el 12-12-12 en alusión al sobrenombre de su hinchada, y realizaron un contundente pronunciamiento para el retorno de Carlos Bianchi. Pero los festejos se vieron empañados por numerosos destrozos que generaron los propios "hinchas" xeneizes.

Los fanáticos fueron convocados a partir de las 17 en el Obelisco como epicentro y arribaron desde distintos puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Para llevar a cabo la conmemoración, se delimitó el sector comprendido entre Avenida de Mayo-Tucumán y Callao-Leandro N. Alem para que la avenida Corriente fuese utilizada como sendero.

Alrededor del Obelisco se observaron muchas banderas con los colores azul y oro con inscripciones de diversos localidades y barrios: Zárate, Campana, Don Torcuato, Coronel Suárez, Flores, Liniers, Parque de los Patricios y Coghlan, entre otras.

Los hinchas, varios de ellos con la cara pintada, lucieron sus camisetas de Boca e improvisaron una muestra de distintas épocas, diseños y marcas. En tanto, como cada domingo, entonaron canciones con letras que expresaron el sentimiento del hincha hacia la institución de la Ribera al grito de: “¡Dale Boca, Dale Boca!”.

Sin embargo, el hit de los simpatizantes tuvo a Carlos Bianchi como eje, más allá de los logros que obtuvo en sus dos ciclos (1998-2001 y 2003-2004), teniendo en cuenta su posible retorno al club. Los hinchas también dedicaron cánticos a River Plate, su clásico rival, pero en ellos no hubo mención alguna hacia el último ídolo, el talentoso volante Juan Román Riquelme, quien sí fue recordado en la victoria del sábado de Boca ante Godoy Cruz en la 19na. fecha del torneo Inicial.

Los futbolistas profesionales de Boca no asistieron al festejo y tampoco dijeron presente ex jugadores. En tanto, se observó al ex dirigente Roberto Digón, que participó con entusiasmo de la celebración. En la algarabía por el “Día Mundial del Hincha de Boca” no fue parte la barra brava, más conocida como “La 12”, que decidió mantenerse al margen.

Entre bombos, banderas y cánticos, más allá de los incidentes, el hincha “xeneize” festejó en su día y a su vez pidió por la vuelta de Bianchi, otro motivo para mejorar el ánimo.