Messi Jugara en Rusia?

Messi rechazó una oferta millonaria para jugar en Rusia

Lo tentaron con un contrato por casi el doble de lo que ganará tras renovar con el Barcelona hasta 2018. Leo ni quiso escuchar los detalles de la propuesta y su padre Jorge no la usó en la negociación con los catalanes.

Messi


Sin que hubiera posibilidades de una negociación seria, Lionel Messi rechazó una oferta del fútbol ruso, por la cual se habría asegurado 90 millones de euros por tres temporadas. Su padre Jorge fue quien recibió el contacto y lo rechazó. Tampoco utilizó la propuesta rusa en la mesa de negociaciones con el Barcelona cuando renovó el vínculo de su hijo con el club catalán hasta 2018. Sandro Rosell, presidente del Barca, se enteró la movida cuando vio publicada la noticia en el diario Mundo Deportivo. Según el diario deportivo, los rusos habrían pagado la cláusula de rescición valuada en 250 millones de euros. Las fuentes más firmes dicen que Messi ganará entre 16 y 20 millones anuales en Barcelona.

Messi ni consideró la oferta cuando fue informado por su padre, quien comunicó la decisión a los rusos. Leo está más que a gusto en el Barcelona, sobre todo ahora que acaba de ser padre y ni piensa cambiar de aires en los próximos años. Su objetivo es seguir compitiendo al más alto nivel con su club y apostar al Mundial 2014 con la Selección. Su contrato recién renovado vencerá justo cuando esté por comenzar el Mundial siguiente, en Qatar, en 2018. Tendrá 29 años y quizá, sólo quizá, entonces el panorama sea otro.

No trascendió el nombre del club que hizo el intento serio por llevarse a Messi pero no debería salir de los tres clubes con más poderío económico, aunque no los más populares. El Zenit San Petersburgo, bicampeón vigente y patrocinado por la poderosa gasifera Gazprom; el Rubin Kazan, que fue el primero en sacudir el mercado europeo con contrataciones de renombre,entre ellas las de Alejandro "Chori" Domínguez en 2004, y bicampeón en 2008-09 y 1009-10; el Anzhi; donde juega Samuel Eto'o, el futbolista mejor pago del mundo con un salario anual cercano a los 30 millones de euros, cifra similar a la hubiera ganado Messi si cambiaba de camiseta. Ninguno de esos clubes son de Moscú, donde están los más populares Spartak y CSKA. Zenit es de San Petersburgo, la ciudad natal de Vladimir Putin, quien en agosto criticó al club por los 90 millones de euros pagados por el brasileño Hulk y el belga Witsel; Rubin es de es de la provincia tártara de Kazán y el Anzhi, propiedad del millonario Suleyman Kerimov, es de la provincia de Daguestán.

Messi estuvo en Moscú para jugar por la Champions ante el Spartak, hace poco menos de sos meses. Ese día hizo dos goles y quedó a 5 cinco del récord 85 goles en un añode Gerd Muller, que pulverizó pocos días después. En 2013 volverá a Moscú, cuando se presente para un amistoso con la Selección argentina. Pero sólo estará de paso.