Corinthians pagó US$ 20 millones al Milan. Al regreso de las grandes estrellas se sumaría Robinho. La bonanza económica activa el mercado de pases del gigante sudamericano

Brasil recupera sus figuras: vuelve Pato


Crédito foto: Reuters



El fútbol brasileño pateó el tablero las contrataciones. Los jugadores que participan en las grandes ligas europeas, ahora se situan en la mira de los equipos más fuertes de Brasil y aparecen en los traspasos. Alexandre Pato dejó Milán para sumarse al Timão.



Corinthians pagará 20 millones de dólares. Una cifra digna de clubes del viejo contiente. No volverá a Inter de Porto Alegre, equipo que lo catapultó a Europa, pero si al fútbol que rompe los moldes de contratos y traspasos.



La contratación de Pato se suma a los grandes fichajes de esta temporada: Lucio llegó a San Pablo, y Gremio contrató al arquero Dida. Hace un tiempo forman parte de esta costumbre Luis Fabiano, Ronaldinho, Fred, Deco, Seedorf, Zé Roberto, Diego Forlán y Abreu entre otra grande figuras.



deportes



Es que el mercado de pases de Brasil paga a nivel europeo, y eso facilita las contracaciones de figuras mundiales. No es casualidad que jugadores cómo Neymar, Ganso o Lucas Moura todavía permenezcan en sus equipos.



La clave, como en todas las ligas exitosas del mundo, son los ingresos por derecho de transmisión de los partidos. La red Globo aporta aproximadamente 500 millones de dólares por año a los clubes (en la Argentina, por ejemplo, se pagan poco más de 180 milllones).



Este panorama de bonanza económica-futbolera se inició con la llegada de Ronaldo al Corinthians en 2009. La popularidad del que fue tres veces el mejor jugador del planeta y campeón mundial con Brasil en 2002 hizo posible que grandes compañías se sintieran atraídas para invertir en el fútbol. Pero desde una posición más directa en la que los clubes pasaron a ser una especie de socios.



fútbol


Muchas de las estrellas que volvieron a su país natal cobran su salario directamente de empresas o consiguen un alto porcentaje de los beneficios que generan los clubes en sus contratos comerciales. Y algunos también reciben parte de la recaudación que logran sus equipos por venta de entradas.



Si bien Flamengo dio marcha atrás con la idea de contrar a Robinho, hay quienes lo pretenden. Santos F.C, justamente donde nació deportivamente el jugador, habría ofecido al Milán cerca de 9 millones de euros, y una ficha de 400.000 dólares mensuales para el futbolista.



Por otro lado, el chileno Eduardo Vargas vería con buenos ojos dejar el Nápoli y jugaría a prestamo en Gremio de Porto Alegre.



Hay que recordar, que la federación de este país quiso contratar a Pep Guardiola para que se haga cargo del seleccionado. El contrato iba a ser muy alto, pero el ex técnico del Barcelona prefirió seguir en descanso.



En un país donde el fútbol y la economía son sospechados de corrupción, los movimientos económicos y las inversiones a gran escala le dan prestigio a un campeonato que tiene el poderío económico suficiente para repatriar lo que exportaron, o simplemente, contratar figuras.