Angelici: "El que decide es Román"

Ahora la pelota la tiene Román, aclaro Angelici


Angelici: "El que decide es Román"


Carlos Bianchi arriba a la Posada de los Pájaros en el avión privado de Mauricio Macri, por entonces presidente de Boca. El plantel xeneize ya se entrenaba con Carlos Ischia, ayudante del Virrey, quien había terminado sus funciones periodísticas en el Mundial de Francia. Fue una rápida presentación ante los jugadores y, tras almorzar sopa y pizzas, empezó el trabajo. Fue el primer día de Bianchi en Boca , el primero de muchos cuando todavía el DT no es el mito de estos días en el club de la Ribera, a poco de comenzar su tercer ciclo en la institución .

"Dale José -a Basualdo- siempre por afuera", "¡Pegale Rosada! Eso, muy bien", "¿Quien ayuda a Diego -por Cagna?", "Muy buena Riquelme" y "No le regales la marca -a Fabbri-", fueron las primeras indicaciones de Bianchi en Boca, con silbato en mano y gorrita. También, se juntó con Martín Palermo y Guillermo Barros Schelotto y les dijo que serían su dupla de ataque. Empezó con todo el Virrey aquella tarde de invierno, mentalizado en cortar seis años sin títulos para los xeneizes, algo que logró a los seis meses con la consagración en el Apertura 1998.

Aquel Boca venía de malas experiencias e incluso Diego Latorre había patentado una frase que quedó en el tiempo: "Boca es un cabaret" . Por eso, Bianchi, apenas se hizo cargo del plantel, pegó en la Posada de los Pájaros un reglamento interno a cumplir a rajatabla. La revista El Gráfico hizo públicos esos mandamientos, que eran los siguientes:

1- Los tiempos de descanso serán inalterables. Ocho horas de sueño por la noche y dos más por la tarde.

2- Alimentación ordenada. Nada de panchos ni hamburguesas fuera del almuerzo o la cena. Nada de fritos, nada de alcohol, nada de saltear comidas.

3- Los celulares deberán estar apagados en las comidas y en los entrenamientos. Es una cuestión de respeto entre los compañeros tener la atención enfocada hacia cada una de las actividades profesionales.

4- Las diferencias grupales deberán ser comentadas en la intimidad del plantel. Hablar de ellas con el periodismo constituye una falta grave. El que lo hace, se va.

5- La atención a la prensa está reglamentada. Dentro del horario de atención todos deberán acudir al encuentro.

6- Dedicación personal exclusiva a sus compromisos como profesionales. Concluida la pretemporada, todos deberán mantener el estilo de vida en plena competencia, continuar con las horas de descanso impuestas y las cuatro comidas diarias.

7- Respeto por el compañero, el hincha y el rival, evitando declaraciones fuertes o subestimaciones públicas. También solidaridad y consideración para el momento particular que está viviendo cada compañero.

8- Puntualidad en la asistencia a las prácticas. El que llegue tarde deberá pagar el asado del viernes.

9- No acudir asiduamente a los programas de televisión.

10- Nada de esfuerzos tras los partidos. Allí radica el mayor riesgo de las lesiones. Deberá cada uno cuidarse a partir de la noche que va del mismo día de partido a la jornada de práctica del día siguiente.

Lo primero que hizo Carlos Bianchi fue escuchar. Luego, se plantó. Tras dos reuniones con el presidente de Boca, Daniel Angelici, el Virrey esperará la oferta económica del club para un contrato que tendrá por lo menos dos años. Se tomará el fin de semana para pensar y el lunes se podría terminar de definir la situación.
-El caso Riquelme: Bianchi lo quiere y probará tentarlo. Angelici no se mostró en contra, aunque en su interior desea que las declaraciones del 10, en las que dijo que no volvería a Boca, se mantengan. Pero, por ahora, la posición del presidente del club es la de paz. Está plenamente predispuesto para que el Virrey sea el técnico del club por tercera vez.
-La Secretaría técnica: Al Virrey no le gusta nada que la cabeza de este sector del club sea Ribolzi, quien habló mal de él cuando Basile era el técnico. Aunque no haría falta disolver el sector, será fundamental que el entrenador tenga el control pleno. Las decisiones de los jugadores que lleguen o se vayan serán tomados sólo por él (en la primera reunión, Bianchi consultó por los contratos de los jugadores del plantel y lo que será la pretemporada en Tandil, que ya está organizada, y el resto del cronograma en 2013).

-La cuestión económica: No es un impedimento. Obviamente, la cifra será importante y el contrato no será menor a los dos años. Mañana, en el tercer encuentro entre Bianchi y Angelici, el presidente de Boca le hará una oferta.

-El plantel: Le dará prioridad a los pibes. Jugadores como Erbes, Pol Fernández y Paredes tendrán lugar en su equipo. Además, comenzó a interiorizarse con las inferiores (Angelici le presentó una lista con los jugadores de las diferentes categorías y los entrenadores de cada una de ellas). A la vez, reconoce la importancia de los hombres para jugar torneos como la Copa Libertadores, el exitoso de la historia de Boca Juniors, analiza el ofrecimiento "xeneize" mientras disfruta de lo que se presume será su último fin de semana en familia antes de asumir en su tercer ciclo al frente del club de la Ribera.

"Las negociaciones están muy bien encaminadas y el lunes vamos a tener una respuesta final. No me imagino la posibilidad de un no", afirmó ayer al mediodía el presidente de Boca, Daniel Angelici, al salir de la tercera reunión seguida con el DT en Belgrano.

Así, de confirmarse la respuesta positiva de Bianchi el próximo lunes, se espera que el miércoles, cuando haya reunión de comisión directiva, sea aprobada su contratación, para que luego pueda ser presentado oficialmente ante la prensa.

Después de dos primeras reuniones en las que se habló del tema deportivo, con el caso Juan Román Riquelme incluido ("Tiene las puertas abiertas", reiteró el presidente), en el último cónclave dialogaron de la parte económica y de la duración del contrato que sería por tres años, lo que queda del mandato de Angelici en Boca.

De todos modos, a pesar del optimismo de la comisión directiva y de toda la parcialidad "xeneize", para los allegados a Bianchi hay que esperar la respuesta final porque el técnico es muy meticuloso y cualquier error de parte de Boca puede cambiar la historia.

"Hasta que Bianchi no firme no podemos decir que logramos el objetivo", aseguró una fuente cercana a Angelici, pero también agregó: "Hay que reconocer que si Bianchi se reunió tres veces con Daniel, la cosa, esta vez, va en serio".

Los cercanos al técnico que logró 9 títulos (4 locales y 5 internacionales) con Boca dicen que está muy entusiasmado, pero que también sabe que tiene más que perder que ganar, y que no quiere dejar de lado ningún detalle como lo hizo siempre en su carrera de entrenador.

El tema Riquelme es prioridad para el "Virrey", y allegados a él comentaron a Télam que habría hablado con el ex capitán de Boca ya varias veces en la semana y que sería la piedra fundamental del armado de su equipo.

La misma fuente comentó que Riquelme lo escucha, se deja seducir y espera, más allá de la oferta que tuvo del Palmeiras de Brasil, para jugar la Copa Libertadores con Boca.

Con respecto a los posibles refuerzos, una de las prioridades es el jugador del Corinthians Juan Manuel Martínez y otro que interesa a la dirigencia pero no es de vital importancia para Bianchi es Fernando Gago, quien está en Valencia de España.

En otro orden, el cuerpo técnico de Bianchi estaría conformado por el preparador físico Juan Manuel Alfano, y uno de los que ya fue hablado como ayudante de campo es Marcelo Herrera, ex jugador de Gimnasia de Jujuy, Vélez y Platense y que en la actualidad dirige a Monterrico San Vicente, en el Argentino B.

El otro ayudante estaría entre José María Castro, quien integró el cuerpo técnico del Villarreal de España y es amigo de Mauro Bianchi, hijo y representante del "Virrey"; y el colombiano Mauricio "Chicho" Serna, el volante central de la "epoca de oro" de Bianchi en Boca.

En el plano dirigencial, no todas son rosas en la posible llegada de Bianchi, pues Mauricio Macri, quien apoyó políticamente la llegada de Daniel Angelici a la presidencia, no está convencido con el arribo del entrenador.

"Boca necesita un técnico joven en una edad cercana a los 40 años", había dicho hace veinte días el actual Jefe de Gobierno Porteño cuando todavía no se sabía el futuro del entrenador Julio César Falcioni y quién ocuparía su cargo.

Asimismo, ayer, en una reunión para festejar los títulos intercontinentales de Boca en 2000 y 2003, Macri expresó que no quiere "opinar para no condicionar al presidente" en el marco de la negociación con el entrenador.

"Yo quiero que Boca siempre gane y que el hincha de Boca esté feliz", agregó llamativamente sin nombrar nunca a Carlos Bianchi.

Clemente Rodríguez disparó contra el dirigente y defendió a sus compañeros: “Son grandes jugadores. No están pasando un buen momento, pero hay que darle para adelante y no hay que bajar la cabeza". Picante.

José Beraldi prendió la mecha y el Mundo Boca estalló. Las críticas del dirigente, quien aseguró que “algunos jugadores no entienden lo que es Boca”, hicieron eco en el grupo de players y fue Clemente Rodríguez el primero en salir al cruce. “Tendría que aclarar a quien se refiere”, tiró el lateral en La Red.

“Sería bueno que aclare de quien habla. Como todo hincha, él se debe sentir mal. Pero estaría bueno que esto se charlara y se aclare. Nos gustaría escucharlo. Si estamos mal, estaría bueno juntarnos y charlarlo", aseguró Clemente, ya más calmo, proponiendo el diálogo con el dirigente.

Además, el defensor se mostró dolido por el momento que atraviesa el Xeneize, y aseguró: “Todos queremos jugar y hacemos lo posible para jugar cuando salimos a la cancha. Uno como jugador también se siente mal, cuesta verlo a Boca en esta situación”.

En ese contexto, la relación entre Angelici y Macri ya no parece la de siempre por este tema y se acrecienta a un más cuando el Jefe de Gobierno escucha el nombre de Riquelme.

"No creo que Román cambie su decisión, siempre fue un hombre de palabra", señaló Macri también en la reunión que se realizó ayer al mediodía en el hotel de Boca con la presencia de ex jugadores, en referencia a que Riquelme ya había dicho que no iba a jugar más en el club de la Ribera.

De todos modos, habrá que esperar hasta el "Día D", que será el próximo lunes, para ver la respuesta de Carlos Bianchi. Si es positiva, como se estima, entonces también el futuro de Riquelme podría volver a teñirse con los colores "azul y oro". (Télam)

Riquelme


Los medios armaron la cronología de los hechos en la Bombonera el pasado fin de semana y de cómo transcurrió esta semana para el público Xeneize. Las idas y vueltas, la conferencia de prensa de Angelici, los nombres a colocarse el buzo, especulaciones, informaciones cruzadas y las tantas reuniones que mantuvo "el virrey" en esta semana. Desde el entorno del técnico confirman que quiere volver pero que hay muchas cosas que ajustar y en donde la actual Comisión Directiva va a tener que ceder para que se dé la vuelta tan ansiada. Muchos hinchas pensarán o estarán ansiosos por lo que suceda este día lunes, para ver que determinación toma Bianchi.

En paralelo Monterrico es un equipo jujeño que milita en el Torneo Argentino B; digamos que es una Primera C aquí en la zona Metropolitana en donde su actual DT es el reconocido volante Marcelo "Popeye" Herrera quien llegó hace varias semanas al club. El ex jugador se retiró en el 2001 en el momento que vestía la camiseta de Gimnasia de Jujuy después de varios años de trayectoria y con su debut futbolístico que dio lugar en el año 1992 con Gimnasia y Tiro de Salta.

Herrera fue dirigido por Bianchi en Vélez Sarsfield en 1994 hasta 1996, donde consiguió varios títulos, entre ellos, la Copa Intercontinental, tras derrotar al Milán de Italia. Además fue el ayudante de campo de Hugo Tocalli y dirigió en Primera División de Costa Rica.

Son las 20 horas del jueves y en el colegio Albert Thomas esperan por Alejandro Sabella, que prometió una charla a los alumnos de la Escuela de Técnicos Osvaldo Zubeldía, que preside Juan Ramón Verón. A lo lejos aparece su figura, chueca, junto a la del Profe Pablo Blanco. Casualidad, cábala o vaya uno a saber, pero estacionaron el auto en 1 y 57, lugar especial para los hinchas de Estudiantes. También para ellos, que se asomaron a los portones como dos chicos.

Cellay debutó como jugador en Huracán en el año 1999, en la Primera B Nacional. En el año 2000 forma parte de la campaña del campeón de la Primera "B" Nacional, consiguiendo asi el ascenso a la Primera Division del Futbol Argentino. Su buen nivel lo llevó a la Selección Sub 20 que dirigía entonces José Pekerman. En ese tiempo, tuvo una mala relación con el técnico de Huracán Carlos Babington, que lo sacó del plantel de primera. Descendió con Huracán en el 2003. Fue dejado libre en 2004, sin embargo, decidió permancer en el club de sus amores. Reaparece en escena cuando Antonio Mohamed tomó la conducción de Huracán en el 2005, ganando el ascenso en el 2007. Sin embargo, su mala relación con Babington, expresidente del club, lo alejó definitivamente del club Quemero en el 2008.


En 2008 fue transferido a Estudiantes de La Plata donde logró el segundo puesto de la Copa Sudamericana. En la tercera fecha del Clausura 2009 anotó su primer gol para el Pincharrata, de cabeza, en un partido que Estudiantes ganó por 2 a 1 frente a San Lorenzo. Luego convertiría su segundo tanto ante el club de sus amores, Huracán. Cellay se consagró campeón de la Copa Libertadores 2009 con el equipo de La Plata, accediendo así a participar en el Mundial de Clubes disputado en Emiratos Árabes Unidos en diciembre de 2009. Estudiantes llegaría a la final del certamen, en la que se encontró con el Fútbol Club Barcelona. El partido terminó empatado 1 a 1 en el tiempo reglamentario (el empate de Barcelona ocurrió a 2 minutos del final del encuentro por un descuido del mismo Cellay), pero durante los 30 minutos de alargue, el Barça consiguió el gol que le dio el triunfo y el campeonato.

En junio de 2010, con la llegada de Claudio Borghi a Boca Juniors, Cellay recibió una oferta de la institución xeneize para incorporarse como primer marcador central.
Su salida de Estudiantes no fue en los mejores términos, dado que su predisposición por alejarse del club pincha afectó seriamente a favor de Boca la negociación final por su pase. Así, el jugador de Parque Patricios se integró al plantel del club de La Boca.2
En Boca su ciclo empezó con todo: debutó jugando de líbero, y como capitán en un amistoso ante Palmeiras, el 9 de julio de 2010, donde el equipo argentino derrotó 2-0 al conjunto brasileño. Su debut oficial se produjo el día 8 de agosto de 2010 frente a Godoy Cruz, partido que finalizó 1-1. Por diversas razones --lesiones, jugar fuera de posición (de lateral derecho) y el mal rendimiento general del equipo--, Cellay no rindió lo esperado durante el Torneo Apertura 2010.

Al finalizar dicho torneo, en la pretemporada de verano realizada en Tandil a cargo del nuevo director técnico, Julio César Falcioni, una nueva lesión volvió a afectar a Cellay, y por lo tanto, permaneció marginado de las canchas por cuatro semanas más. En su vuelta, ante Vélez, el equipo azul y amarillo cayó 1-0, jugando Cellay como marcador de punta por la derecha. En la última fecha de ese torneo, salvó a Huracan del descenso directo ya que le convirtió dos goles a Gimnasia y Esgrima La Plata en los últimos segundos del partido, después de una gran asistencia de cabeza de Martin Palermo.

Por la compra de Agustín Orión, de Estudiantes de la Plata, efectuada por Boca Juniors, Christian Cellay fue adherido a la negociación y, por consecuencia, pasó a préstamo por un año a la institución platense por segunda vez en su carrera.

Ya en el aula, el técnico de la Selección dijo que no quería dar una charla como todas, sino responder preguntas. Que cada charla lo estresaba tanto como preparar un partido importante y que para él era lo mismo hablarle a este público que hacerlo con sus jugadores. Pero no pudo. Fue más fuerte que él y la introducción le duró 40 minutos. “Me embalé, ¿no?”, se burló después de hablar del rol de un técnico, cómo prepara cada charla de partido, cómo diseña los entrenamientos y los puntos claves para ser respetado por jugadores, colegas y público en general.

-¿Cómo es la experiencia de viajar con la selección?

-Con Messi es un viaje distinto. Es impresionante el magnetismo que tiene con la gente. El año último fuimos a jugar un partido a Bangladesh. Cuando íbamos con el micro del aeropuerto al hotel parecía como esas asunciones presidenciales. A los costados de las calles una multitud con banderas y camisetas del Barcelona y la selección gritaba Messi, Messi. Realmente impresionante.

-¿Va a la cancha cuando está de vacaciones?

-Para un entrenador no existen las vacaciones plenas. Uno siempre está pensando en los jugadores. Voy a Europa a ver partidos. El año pasado fui de vacaciones a Mar del Plata y aproveché a ver partidos y este año es probable que vaya a Mendoza porque juega la selección Sub-20. La familia está acostumbrada, pero no me acompaña a la cancha.

-¿Tiene algún destino preferido de vacaciones?

-Normalmente voy a la costa atlántica de vacaciones, es lo que me gusta. Soy de viajar poco. Me gusta volverme rápido a la Argentina cuando estoy trabajando afuera, quiero volver rápido a mi país.

-¿Cómo son las vacaciones perfectas?

-Con calor, en un lugar con agua tibia, porque soy muy friolento. No me gusta mucho meterme al agua acá. Recuerdo que hace muchos años en Recife entré por primera vez en ese mar del Nordeste porque me llevó un compañero; no quería salir del agua. También me encantó el mar de Santa Marta, en Colombia. Acá el agua es muy fría, no me gusta meterme. Sí me gusta disfrutar de la playa y mirar el mar.

-¿Qué lugar del mundo le gustaría conocer?

-Hay muchos lugares que no conozco, aunque viajé bastante. Una tarea pendiente es el continente africano, para conocer un poco la idiosincrasia del lugar.

-¿Podría nombrar algún viaje que lo haya marcado ?

-Los viajes a la India, Bangladesh, Emiratos Árabes, Arabia Saudita. Esos viajes te marcan por el contacto con culturas tan diferentes, que uno ni las alcanza a conocer, son muy interesantes. También me impactó Jerusalén, donde hice el Vía Crucis, visité el Santo Sepulcro y el Muro de los Lamentos, que me marcó mucho.

-¿Le gusta viajar en avión?

-No, para nada. Depende los estados de ánimo a veces tengo más temor y otras menos, pero cuando se empieza a mover, rezo. Ni loco me subo a una avioneta o a un helicóptero.

-¿Qué experiencia le dejó vivir en Inglaterra?

-Fue en el año 78, cuando tenía 23 años, fue la primera vez que viví en el exterior. Me hizo madurar, crecer como persona, como profesional. Allá hay mucha menos presión. Sos un ciudadano más, respetan mucho la vida privada. Fue hace mucho años, aunque tal vez algo haya cambiado ahora. Basta ver los partidos. Los espectadores no invaden el campo, aunque están a apenas a unos metros.

-¿Si pudiera elegir un lugar en el mundo para vivir cual sería?

-La Plata, donde vivo. Después de tanto viajar encontré en La Plata mi ciudad en el mundo. Conocí a mi señora ahí y no lo cambio por nada.

-¿Le gusta probar comida exótica?

-Soy medio reacio, me da temor. No recuerdo haber probado ninguna cosa muy diferente. Voy a lo seguro. No me gusta el picante. En México preguntaba si era picante y me decían que no y cuando lo probaba no lo podía comer. Una vez compré un sándwich de jamón y queso de pan lactal en una carretera. Y cuando lo mordí, en el medio, tenía un chile. Fue instantáneo: se me durmió la boca, los labios, horrible.

-¿Viaja con mucho equipaje?

-Sí. Ante la duda siempre llevo ropa de más. Armar la valija es una de las cosas que más me molesta, porque no sé qué llevar, siempre tengo miedo quedarme corto, es un problema, me estresa.

-¿Qué tipo de viaje nunca haría?

-No estoy ni para la carpa ni para mochilero. No me veo. Me gusta el hotel... Tampoco me gustan los caminos de cornisa. Me acuerdo que una vez estábamos en La Quiaca y tuvimos que ir a ver un partido a Potosí, Bolivia. Fuimos en una 4x4 y tardamos 5 horas en hacer 150 km, de los cuales tres horas y media fue viaje de cornisa. A las alturas le tengo un poco de temor. En cada curva rezaba. Al costado del camino veíamos las cruces que había de accidentes. Ese viaje no lo volvería a hacer nunca más.

-¿Qué es lo primero que hace cuando entra en la habitación de un hotel?

-Lo primero que hago es agarrar el control remoto y ver si la televisión funciona bien y si tiene los canales para mirar partidos de fútbol. Después miro si tiene caja de seguridad porque soy medio obsesivo con los documentos, pasaporte y dinero.

Ante la renuncia de La Volpe como DT, llega Miguel Ángel Russo a Boca, y en una operación que le costó 2 millones de dólares al club, llegó Juan Román Riquelme por cuatro meses. El objetivo era volver a enfrentar los dos torneos locales y la Copa Libertadores con el fin de ganarlos. En el Clausura 2007 consiguió el subcampeonato a 6 puntos del campeón San Lorenzo.

Al mismo tiempo, debía disputar la Copa Libertadores 2007. Formó parte de un grupo muy difícil en la primera fase y en la última fecha tras vencer 7-0 a Bolívar de local y gracias a la derrota del Cienciano de Perú ante el Toluca, alcanza el segundo puesto y la clasificación. En octavos de final el rival de Boca fue el Vélez de La Volpe: Boca de local ganó 3-0 y de visitante perdió 3-1 clasificando por diferencia de gol. En cuartos de final enfrentó a Libertad de Paraguay, empatando 1-1 como local y ganando 2-0 como visitante. En semifinales Boca debió enfrentar al Cúcuta. Siendo derrotado 3-1 en el partido de ida en Colombia, Boca goleó 3-0 en el partido de vuelta y obtuvo el pase a una nueva final continental ante Grêmio. En la ida, como local, lo goleó por 3-0 y en el Olímpico le volvió a ganar por 2-0, con sendos goles de Juan Román Riquelme, la figura del torneo. Boca Juniors estableció un récord en el resultado global de la final (5-0) y conquistó así otra Libertadores. El equipo era: Mauricio Caranta; Hugo Ibarra, Cata Díaz, Claudio Morel Rodríguez y Clemente Rodríguez, Pablo Ledesma, Ever Banega, Neri Cardozo y Juan Román Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Como consecuencia, participó en el Mundial de Clubes 2007 llegando a la final tras vencer 1 a 0 al Étoile du Sahel de Túnez. Sin embargo perdió el partido decisivo ante el Milan por 4-2. El equipo era: Mauricio Caranta; Hugo Ibarra, Jonathan Maidana, Gabriel Paletta y Claudio Morel, Álvaro González, Sebastián Battaglia, Ever Banega y Neri Cardozo; Rodrigo Palacio y Martín Palermo.
El Boca de Ischia. Y el torneo local.


Ya con Carlos Ischia como DT, el club obtendría dos títulos más. El primero fue la obtención de una nueva Recopa Sudamericana ante Arsenal de Sarandí a quien le ganó 3-1 de visitante y al empatar 2-2 de local ganó el trofeo por cuarta vez, alcanzando nuevamente al poderoso AC Milan en mayor cantidad de títulos internacionales. Cabe destacar que esta fue la cuarta participación de Boca en una final de la Recopa Sudamericana de las últimas 5 ediciones. Por otro lado, alcanza las semifinales de la Copa Libertadores 2008, siendo eliminado en una serie muy disputada contra Fluminense de Brasil.

Al mismo tiempo, Boca disputaba el Torneo Apertura 2008. Tuvo un comienzo arrollador pero se quedó en la mitad del torneo. Llegó a estar a once puntos por debajo del líder, San Lorenzo, pero luego de ganarle a River, comenzó la remontada, se recuperó y lo alcanzó. Tanto Boca como San Lorenzo y Tigre finalizaron el torneo con 39 puntos, tras 12 triunfos, 3 empates y 4 derrotas, por lo que debieron desempatar en un triangular final. Jugó los dos partidos en la cancha de Racing. Venció a los azulgranas por 3-1 y perdió 1-0 con los de Victoria, consagrándose campeón por diferencia de gol en el triangular. Este título tuvo en festejo extra ya que mientras Boca se encontraba en lo más alto de la tabla, su clásico rival River terminó último en la tabla de posiciones. El equipo era: Javier García; Hugo Ibarra, Julio César Cáceres, Gabriel Paletta y Claudio Morel Rodríguez; Fabián Vargas, Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo y Juan Román Riquelme; Ricardo Noir (Rodrigo Palacio) y Lucas Viatri (Martín Palermo).

En enero de 2011 Boca contrata a Julio César Falcioni, entrenador que obtuvo el Apertura 2009 con Banfield, para dejar los malos resultados atrás. El club arranca con buen pie en el verano obteniendo la Copa de Oro en Mar del Plata y el trofeo Luis B. Nofal, dejando en claro las posibilidades que tenía de volver a obtener buenos resultados en el fútbol argentino. Pese a las expectativas generadas, y tras ser catalogado como candidato al título, tuvo un pésimo inicio en el Clausura 2011, quedando fuera de la pelea rápidamente. Sin embargo, promediando el campeonato, logra recuperarse y consigue mantenerse invicto por 10 fechas y ganar el último superclasico ante River Plate. Acabaría en el 7° puesto, la mejor ubicación obtenida en los últimos torneos luego del Apertura 2008. En ese mismo torneo se retiraría el ídolo xeneize Martín Palermo.
Torneo Apertura
2011 (*)

En la segunda mitad del año se disputó el Torneo Apertura 2011. Con las incorporaciones de Agustín Orión, Rolando Schiavi, el retorno de Facundo Roncaglia, la titularidad de Lucas Viatri y con un Riquelme recuperado, Boca tendría un regular comienzo de campeonato. Alternando empates y triunfos en las primeras fechas, consigue una racha de 4 victorias consecutivas y se afirma en la primera posición en solitario luego de casi tres años. En base a una sólida defensa y contundente ataque y, aprovechando que ningún rival amenazaba con alcanzarlo, consolidó una abultada diferencia con sus perseguidores, que mantuvo hasta las últimas fechas, cuando se coronó campeón el 4 de diciembre en La Bombonera, a 2 fechas de la finalización del torneo y sacando una ventaja de 12 puntos a su escolta. Pese a que todos los jugadores se mostraron en un gran nivel. En la última fecha, derrotó a All Boys en La Bombonera por 1-0 (gol de Cvitanich) y finalizó el torneo como campeón invicto con 12 victorias y 7 empates. Otro hecho a destacar es que logró llevar su invicto a 29 partidos y que además, terminó con la valla menos vencida en la historia de los torneos cortos, recibiendo solo 6 goles en 19 partidos.44 El equipo fue: Agustín Orión; Facundo Roncaglia, Rolando Schiavi, Juan Manuel Insaurralde y Clemente Rodríguez; Diego Rivero; Leandro Somoza; Walter Erviti y Juan Román Riquelme (Cristian Chávez); Pablo Mouche y Lucas Viatri (Darío Cvitanich).

En el Torneo Clausura 2012, con las incorporaciones de Santiago Silva y Pablo Ledesma, Boca tendría un gran comienzo de torneo. Tendría en el torneo una racha de 6 partidos sin perder. La felicidad duraría hasta la fecha 17 cuando, a tan solo 3 fechas de finalizar el torneo, Boca flaqueó y tuvo una racha negativa de dos derrotas y un empate. En la última fecha pierde ante All Boys por 1-3, con un equipo lleno de juveniles y suplentes, y termina en la 4° posición.

Al mismo tiempo, disputaba la Copa Libertadores 2012. Le tocó un grupo muy difícil, el cual integraban: Zamora FC, Arsenal y Fluminense FC. Boca lograría su clasificación ganando, en la última fecha ante Zamora FC por 2-0, y clasificó como el mejor segundo en el certamen. En octavos de final, el rival fue la Unión Española de Chile: Boca de local ganó 2-1 y de visitante 3-2. En cuartos de final enfrentó nuevamente a Fluminense FC: el Xeneize ganó 1-0 y de visitante empató agónicamente 1-1, clasificando por diferencia de gol. En semifinales, el rival fue la Universidad de Chile: Boca de local ganó 2-0 y de visitante empató 0-0. En la final, enfrentó al Corinthians de Tite: Boca de local empató 1-1 y de visitante perdería 0-2, con dos goles de Emerson. El global fue 1-3 para Corinthians. De esta forma, Boca quedó como el segundo mejor equipo de América en 2012.

Luego del partido, Juan Román Riquelme anunció que no continuará en el club. Siendo uno de los máximos ídolos de la historia del club, su salida definitiva marca el fin de un ciclo para Boca.45 De todas formas Juan Carlos Crespi, vicepresidente, aclaró que seguramente Juan Román Riquelme volvería a Boca.46
Dos semanas después de la final de la Copa Libertadores, Boca disputó el Torneo Internacional de Verano 2012 junto con Millonarios, Santa Fe y Estudiantes de La Plata. Luego, participó en la Copa La Vitalicia junto con Deportivo Anzoátegui, Atlético Venezuela y All Boys, consagrándose campeón.

A principios de 2012, el club comenzó su participación en la Copa Argentina 2011/12, y así, fue superando a equipos como Santamarina de Tandil (1-1, y 4-3 en penales), Central Córdoba (2-0), Olimpo de Bahía Blanca (1-1, y 11-10 en penales), Rosario Central (1-1, y 4-2 en penales), Deportivo Merlo (1-1, y 5-4 en penales), para luego, derrotar en la final a Racing Club por 2 a 1, con goles de Santiago Silva y Lucas Viatri. El goleador del equipo en el certamen fue Nicolás Blandi con 2 tantos.

Después de disputar la final y ganar la Copa Argentina 2011/12, el Xeneize se enfrentó en un partido amistoso a la Selección de Honduras en el Sun Life Stadium de Miami.47

En Agosto los boquenses empezaron con el pie izquierdo en el Torneo Inicial 2012,al perder en cancha de Quilmes Atlético Club por 3-0. Con el paso del campeonato, el equipo mejoraría su nivel de juego, llegó a estar puntero en la fecha 5, pero a partir de la fecha 8, bajaría su nivel de juego, estando así 5 fechas sin ganar, la última fue en el Superclásico, en la cual River Plate ganaba por 2-0, pero Boca se lo empataría en el último minuto, 2-2 con goles de Santiago Silva y Walter Erviti. Luego le ganó a San Lorenzo de Almagro por 3-1, con dos goles de Leandro Paredes, volviendo así a la victoria. Boca las próximas 2 fechas volvió a ser irregular. En la fecha 16 le ganó al luego campeón, Vélez Sarsfield por 1-0 en el Estadio José Amalfitani. Aun así Boca perdería con Arsenal de Sarandí en la anteúltima fecha por 1-0. En la última fecha tendría que enfrentar al Godoy Cruz Antonio Tomba del ídolo Xeneize Martín Palermo, en el retiro de El flaco Rolando Schiavi, Boca arrancaría perdiendo 1-0, pero lo ganaría en el último minuto por 2-1, con goles de Guillermo Matías Fernández y Nicolás Blandi. Luego de la despedida de Schiavi, Julio César Falcioni se retiró insultado de La Bombonera. En ese mismo partido el entrenador de Godoy Cruz era el mismo Martín Palermo, que se emocionó al ser recibido con cariño por parte de los hinchas boquenses.

Los de La Ribera participaron en la Copa Sudamericana 2012, pero quedaron eliminados en la Segunda Fase,que disputaron contra Independiente de Avellaneda, empatando en el juego de ida por 3-3 y empatando el de vuelta 0-0.Finalmente, los de Avellaneda pasaron por regla de gol de visitante.

Por haber ganado la Copa Argentina 2011/12, el Xeneize se enfrentó a Arsenal de Sarandí campeón del Torneo Clausura 2012, por la Supercopa Argentina 2012, en la ciudad de Catamarca el 7 de noviembre de 2012, el resultado fue 0-0 pero por penales se impuso Arsenal de Sarandi con un 4-3.

2 días después del final del Torneo Inicial 2012, el presidente Daniel Angelici no le renovó el contrato a Julio César Falcioni, poniendole fin a sus casi 2 años de mandato.


LA CHARLA

“Soy un agradecido. Me parece que si uno tiene un don y hoy me toca estar al frente de la Selección, no puedo olvidarme de mis orígenes. Por eso estoy acá y por todo lo que le debo a una gloria como Juan Ramón Verón”, comenzó su discurso ante el grupo de alumnos, otros ya instalados como el Vasco Azconzábal, Martín Mazzucco, Leonardo Squadrone y Mauro Amato, y varios curiosos.

“Para mí las charlas previas a los partidos tienen que tener tres puntos claves: estrategia del juego, sistema táctico y motivación. Las primeras se trabajan en la semana, la otra es del momento y hoy en día es muy importante. En Estudiantes buscábamos todo el tiempo cambiar los enfoques para no ser reiterativos y lograr efecto” , continuó y contó que en el Pincha llegaba tres horas antes de cada entrenamiento, que solo dos o tres veces pudo dormir la siesta antes de un partido y que en la “soledad” de la almohada muchas veces repasó los términos a usar en su discurso.

Además, les habló a los alumnos de la importancia de la honestidad para ser técnico de fútbol. “Para lograr respeto del plantel se necesita conocimiento futbolístico, capacidad para transmitir y honestidad. Si falla algo de esto, el futbolista no te cree” .

EL PLANTEL

También se refirió al trabajo con el plantel y, al pasar, ironizó que “nunca tienen que poner tantos defensores... si van a jugar contra Brasil como locales”. Profundizó sobre la relación con los jugadores y destacó la importancia de brindarles la misma atención a los titulares como a los suplentes.

“Hay que ser honesto. Al jugador no se le puede ni se le debe mentir. El que promete mucho falla. Es una muestra de liderazgo vital. Al principio yo prometí y me fue mal” , remarcó.

También se refirió a las estrategias de los partidos, que las consideró importantísimas. “Cuando enfrentábamos a Vélez, el country era como un simposio con Julián (Camino) y Claudio (Gugnali). Pero ojo que esa es la base, porque en el fondo está la esencia, la mística, el espíritu. Para ser buen futbolista es imprescindible ser buena persona. Siempre pido que guarden lo malo o al menos que salga lo menos posible. El día que el jugador pierda la humildad está perdiendo algo muy importante. Lo mismo los técnicos” .

De inmediato abrió el capítulo del equilibrio emocional de un plantel. Dijo que los jugadores no pueden perderlo, como tampoco los técnicos. “Me acuerdo que el año pasado en Belén Brasil nos ganaba 2-0 y Neymar le bailó a Cellay en un lateral. Por suerte no le hizo nada, porque la derrota hubiese sido peor”.

Y también recordó que antes de la final entre Estudiantes y Barcelona unos amigos le pedían que Braña le pegara una patada a Iniesta. “Les dije: ‘si nos quedamos con diez van a conocer el infierno estando en la tierra’” .

OTRA ANECDOTA

No hay charla de Alejandro Sabella que no tenga una anécdota. Anoche no fue la excepción y entonces recurrió a una poco conocida, o al menos una que no tuvo tanta trascendencia en los medios.

Así fue lo narrado: “En la final del 68 contra Palmeiras Aguirre Suárez jugó el partido con un corcho en la boca porque tenía los meniscos rotos y no quería que sus rivales vean su dolor” , recordó y confesó: “Contra Cruzeiro les conté esto a los jugadores y le di un corcho a Cellay, que tenía un problema similar. Después me olvidé y en un momento lo miré cuando pasó cerca del banco y tenía el corcho en la boca....” .

Aplausos y cierre para 90 minutos de comunión fútbol era a cargo del Profesor Sabella, el técnico de la Selección.


Cellay y Leandro Desábato, de Estudiantes de La Plata; Augusto Fernández, de Vélez; e Iván Pillud, de Racing; están siendo observados por el cuerpo técnico del seleccionado argentino de fútbol y podrían ser citados para la doble jornada de Eliminatorias de noviembre.

Mientras Alejandro Sabella ya tiene prácticamente definida la convocatoria del arquero Agustín Orión y el defensor Clemente Rodríguez, de Boca Juniors; y del volante de Estudiantes Rodrigo Braña, Cellay, Desábato, Fernández y Pillud se posicionan para formar parte del plantel argentino.

El ayudante de campo de Sabella, Julián Camino, y uno de sus preparadores físicos, Pablo Blanco, estuvieron hoy en el partido de Reserva que Estudiantes le ganó a Racing Club por 2 a 1 y en el que justamente intervino Cellay.

Argentina jugará el 11 de noviembre ante Bolivia, en el estadio de River, y el 15 con Colombia en Barranquilla, en una nueva doble jornada de Eliminatorias para el Mundial Brasil 2014.

El lateral Christian Cellay y los mediocampistas Mario Bolatti y Andrés D´Alessandro están convocados a la Selección argentina de fútbol que disputará el match Superclásico de las Américas con Brasil.
En total son cuatro los hombres que juegan en clubes brasileños, porque además de Bolatti y D´Alessandro fueron convocados Pablo Guiñazú y Walter Montillo.

El miércoles próximo en Belem se jugará el partido revancha del que la Argentina y Brasil igualaron sin goles en Córdoba y para esa cita hay tres jugadores del Inter de Porto Alegre (Guiñazú, Bolatti, D Alessandro) y uno del Cruzeiro (Montillo).

Estos cuatro llegan por primera vez a disposición del nuevo selecccionador albiceleste, en lo que será el último compromiso internacional antes de afrontar el comienzo de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Brasil 2014.

Ni Juan Román Riquelme (Boca Juniors) ni Juan Sebastián Verón (Estudiantes de La Plata) estarán disponibles para este encuentro. El primero de ellos, está afectado por una sinovitis en la rodilla izquierda, posterior al partido de ayer con Argentinos Juniors.

Por su parte, Verón todavía sigue sin alcanzar su mejor forma física, tras una intervención quirúrgica en un tobillo. Otro jugador "pincha", Cellay, de floja actuación anoche con Belgrano de Córdoba por la que terminó reemplazado y -además- fastidioso por el cambio, forma parte del plantel que convocó Alejandro Sabella, ex técnico de Estudiantes de La Plata.

La lista completa de convocados es la siguiente:
Marcelo Barovero, Sebastián Domínguez, Augusto Fernández, Héctor Canteros, Emiliano Papa (Vélez Sarsfield); Christian Cellay, Leandro Desábato y Germán Ré (Estudiantes de La Plata). Iván Pillud, Agustín Pelletieri, Gabriel Hauche (Racing Club); Agustín Orión, Clemente Rodríguez, Cristian Chávez, Pablo Mouche y Lucas Viatri (Boca Juniors).Jonathan Bottinelli, Emmanuel Gigliotti (San Lorenzo); Esteban Andrada (Lanús), Pablo Guiñazú, Mario Bolatti, Andrés D'Alessandro (Internacional de Porto Alegre); Walter Montillo (Cruzeiro).

Los jugadores convocados se entrenarán este lunes en horario vespertino en el predio de la AFA, en Ezeiza, para viajar mañana, en vuelo charter, en horario a confirmar, rumbo a Brasil.

El entrenador Alejandro Sabella, aseguró que la Selección nacional "es un equipo en formación", pero al mismo tiempo remarcó el "buen momento" de sus dirigidos en la etapa previa al Mundial.

El seleccionador nacional no confirmó el equipo para disputar el séptimo partido de Eliminatorias. Admitió que unas horas antes del partido definirá si mantiene a Lavezzi, como entrenó la mayor parte de la semana, o incluye a José Sosa como mediocampista por derecha.

"Son dos jugadores de diferentes características. Uno (Lavezzi) es una segunda punta, delantero, y el otro (Sosa) es un mediocampista ofensivo", explicó el seleccionador albiceleste en conferencia de prensa.

"Los resultados se están dando, como siempre, trabajamos para encontrar un equilibrio", puntualizó Sabella.

Además, destacó que "el equipo fue creciendo" desde que su cuerpo técnico entró en funciones -hace un año atrás- y eso "le dio más confianza al grupo".

De todas formas, y más allá de que lidera las eliminatorias mundialistas, el director técnico advirtió que Argentina "es un equipo en formación".

"A veces, la Selección es demasiado vertical, a mí me gusta más posesión, pero también hay que aprovechar las cualidades de los
jugadores", agregó.

En rueda de prensa, pocas horas antes del duelo de mañana frente a Paraguay, sostuvo que "la idea es ganar, por lógica, para acercarnos al objetivo primario, que es clasificar al Mundial lo antes posible".

Por otra parte, y consultado sobre el buen presente de Lionel Messi, consideró que "solamente era cuestión de tiempo para que mostrara sus cualidades únicas con la camiseta de la Selección".

También se mostró a favor de que su equipo juegue en el interior del país, como en esta oportunidad, "para que la gente pueda ver de cerca a sus ídolos".

No se pueden bajar los brazos. La Selección argentina terminó el año a un paso de conseguir la clasificación al Mundial de Brasil 2014, pero aún falta dar ese golpe que asegure una plaza y que, a su vez, devuelva al conjunto nacional ese respeto que supo tener durante tantos años.

Por eso, Alejandro Sabella no se conforma con lo logrado hasta el momento y va por más. "Esperemos ser como Messi, que siempre busca dar algo mejor. Este año fue fantástico, pero buscaremos que el próximo sea igual o mejor. Desde lo deportivo el objetivo será clasificar, aunque eso va de la mano con lo humano, porque para lograr cosas hay que ser buena persona", señaló el entrenador en diálogo con el diario El Día de La Plata, regalando a la pasada alguna flor al mejor jugador del mundo.

Por su parte, confesó que en el verano no se tomará descanso. "No puedo. Hay Champions y UEFA en Europa, los partidos de la Liga, salvo en Rusia y Ucrania que el parate es más largo por el frío. Y en enero están los encuentros del sub 20 en Mendoza y todos los partidos amistosos en Mar del Plata", agregó.

"Tengo una tarea y una responsabilidad muy grande. Hay mucha gente que está detrás de un sueño de llegar al Mundial, hacer un buen papel y, por qué no, ganarlo. Esas son las cosas que me preocupan y me ponen en estado de vigilia permanente. No me importa ser más o menos reconocido, lo que sí me desvela es la tarea para la cual fui contratado", cerró Sabella.

"Este 2012 fue fantástico pero buscaremos que el próximo año sea igual o superior. Esperemos ser como Messi, que siempre busca dar algo mejor", anheló el entrenador de la selección Argentina Alejandro Sabella en una entrevista concedida a El Día de La Plata.

Sabella trazó "la clasificación al Mundial (Brasil 2014)" como el objetivo "desde lo deportivo" para 2013 y buscó bajar el nivel de ansiedad de la sociedad futbolística argentina, al recordar que el equipo "todavía está en las Eliminatorias".

Argentina lidera la competencia sudamericana con 20 puntos, con ocho puntos de ventaja respecto de Venezuela, Uruguay y Chile, que actualmente pelean por el cuarto pasaje a Brasil.

El DT argentino reconoció que el cargo que desempeña le genera "una presión constante" y representa "un peso enorme sobre la espalda" porque "hay todo un país buscando un título que se niega desde 1986".

Por último, en relación a la actualidad del astro de Barcelona, su capitán en el seleccionado, Sabella lo postuló conceptualmente como sinónimo de la excelencia.

"Podemos decir muy malo, malo, regular, bueno, muy bueno, excelente y extraordinario, pero arriba de todo está Messi", aseguró.

Argentina debe tomar como ejemplo a Lionel Messi, "que siempre busca dar algo mejor", indicó el seleccionador albiceleste de fútbol, Alejandro Sabella.

"Este 2012 ha sido fantástico para Argentina, pero buscaremos que el próximo año sea igual o superior. Esperemos ser como Messi, que siempre busca dar algo mejor", dijo el entrenador en una entrevista publicada este domingo por el diario El Día, de la ciudad bonaerense de La Plata.

Al asegurar que Messi es sinónimo de excelencia, Sabella afirmó: "Podemos decir muy malo, malo, regular, bueno, muy bueno, excelente y extraordinario, pero arriba de todo está Messi".

En cuanto a las comparaciones entre Messi y Maradona, Sabella dijo que "la comparación con Maradona es irreal. En un deporte en el que todo ha cambiado, lo físico, lo táctico, en el que hay menos tiempo para pensar, es irreal".

Messi "siempre ha sido un chico muy bien predispuesto, que a la selección le dio todo. Y también al Barcelona. El día que se lesionó en la Champions no iba a jugar ese partido pero igual lo hizo. Uno trata de inculcar valores, es mi forma de ser, y por suerte en la selección argentina los encontré", afirmó.

El seleccionador argentino dijo que el objetivo de su equipo es el Mundial de Brasil 2014, aunque advirtió que antes "están las eliminatorias", que Argentina lidera con tres puntos de ventaja sobre Ecuador, Colombia (4), y Venezuela, Uruguay y Chile (8).

Beraldi atacó de nuevo y personalizó en el defensor su bronca con los nuevos. Ah, salvó a los histróricos.

Y ahí está el meollo de la cosa...”, dice José Beraldi y ataca de nuevo.
¿Y cuál es el meollo? Los nuevos, los que no se adaptaron, “los que no entendieron por qué vinieron a Boca”.
Lejos de tranquilizar las aguas, de por sí ya con tendencia al Tsunami en el país Boca, el dirigente fue por más. Y fue, otra vez, contra los jugadores. O mejor dicho, contra los refuerzos del último año. Con un agravante más a la causa.
Esta vez hasta dio nombres, aquello que justamente había pedido Clemente Rodríguez, quien se sintió tocado como el resto del plantel. Justamente, Beraldi lo salvó a Clemente. Al que mató fue a Cellay. “Cuando se hizo la negociación, yo estuve ahí y él estaba ilusionado y con ganas de demostrar por qué Boca lo había comprado.

Ahora si él no se adapta, si se quiere ir como dicen, si es así, sería más honesto que lo diga y que tomen las medidas que corresponda. Nosotros compramos al otro Cellay, al que fue campeón de América con Estudiantes”.

Beraldi, es cierto, se embaló a partir de la pregunta y del rumor. El que dice que el defensor (de 29 años) no está conforme en Boca y que habría iniciado algunos contactos para retornar a su ex club. Sin embargo, esa situación fue desmentida por todas las partes. Por el jugador mismo en la intimidad, por su entorno (“El sería incapaz de llamarlo a Verón para volver, como se dice”) y hasta en La Plata dicen no saber nada de su regreso. Es más, la dirigencia de Estudiantes ya recibió todos los pagarés correspondientes a la venta por U$S1.800.000.

Ahora bien, sea cierta o no la versión, lo que hizo Beraldi fue desnudar su pensamiento (y acaso el de la dirigencia) por el nivel del jugador. Y a partir de su nombre, le apuntó a los nuevos.

Porque también en el programa el Superclásico, por Radio Mitre, salvó a los históricos. “Ahora parece que ellos tienen la culpa. Es fácil echarle la culpa a Martín porque no llega a una pelota o a Román por los goles de cabeza, porque el arquero falla y el volante también. Hay que terminarla.

Ya dieron mucho por Boca y con que hagan el 10% de lo que hicieron ellos nos conformamos”, dijo. Y volvió a lanzar la amenaza para junio. “Nosotros más esfuerzo del que hacemos no podemos.

Es hora de poner blanco sobre negro. De que demuestren por qué están Boca. Esto se sigue dando técnico tras técnico. Y nos preocupa. Por eso, el que no entienda, se va a tener que ir”, aseguró.
Cellay parece ser un apuntado. ¿Qué pasará con los demás?

En este mercado de pases, Boca hasta el momento sólo vio la salida de varios de sus futbolistas. Entre los jugadores pretendidos está el juvenil de Gimnasia de La Plata, Lisandro Magallán. No sería la única promesa por la que el Xeneize estaría interesado: el nombre que surge ahora es el de Thiago Casasola, defensor de Huracán.

De selección, con 17 años, y de un 1,89 metros, Casasola está siendo seguido hace tiempo por el Barcelona de España, y también por Boca, que tiempo atrás realizó una oferta, que “obligó” al Globo a realizarle un contrato profesional por cuatro años.

Pero Boca volvió a la carga, y según cuentan en Soy Quemero ofrece la resignación de la deuda del club de Parque Patricios por Hugo Guerra y el pase definitivo de Christian Cellay. Huracán, en tanto, se quedaría con un porcentaje del pase.

¿Volverá Juan Román Riquelme a ponerse la camiseta de Boca? Anoche, al cierre de esta edición, el jugador todavía no se había comunicado con los dirigentes para expresarles su respuesta. "La pelota la tiene Román y esperamos que vuelva", dijo ayer Daniel Angelici ¿Por qué? ¿Qué cambió en el mapa de la situación? Ayer volvió a ser otro día movido en el mundo Boca. Tras la reunión que mantuvieron el miércoles Angelici, Riquelme y Carlos Bianchi en la casa del entrenador, donde se intentó acercar a las partes para que el enganche vuelva a ponerse la camiseta xeneize con el objetivo de la Copa Libertadores a la vuelta de la esquina, ayer fue el turno de los dirigentes de la entidad de la Ribera, que se juntaron para evaluar el pedido del N° 10: la extensión del contrato, que en principio vence en junio de 2014, hasta diciembre de 2015.

Estuvieron presentes Angelici, los vicepresidentes Oscar Moscariello y Juan Carlos Crespi, el secretario general César Martucci, el tesorero Jorge Sánchez Córdova y Marcelo London (integrante del departamento de fútbol). Y por unanimidad resolvieron rechazar el pedido de Riquelme. Evaluaron su inactividad, que hace seis meses que no juega y que aún le queda un año y medio de contrato con Boca, por lo que no hay apuro en renegociar el vínculo, y más tratándose de un futbolista de 34 años. Palabras más, palabras menos, todos dijeron: "Si quiere volver, hay un contrato vigente, y en todo caso más adelante veremos".

No bien salió Angelici de la reunión se comunicó con Daniel Bolotnicoff, representante de Riquelme, y le dijo lo que habían resuelto en la mesa chica de los dirigentes. El jugador quedó en analizar la situación y en responder. Algunos creen que lo hará en las próximas horas, durante este viernes o, a más tardar, el próximo lunes. No hay que olvidarse que el plantel xeneize volverá al trabajo el 5 de enero en la Bombonera y al día siguiente viajarán a Tandil para hacer la pretemporada. Para esa fecha, el presidente Angelici ya no sólo quiere tener resuelta la novela de Riquelme, sino también definidos los refuerzos (ver aparte).

"Riquelme es inteligente dentro y fuera de la cancha. Nosotros le manifestamos que el DT lo considera importante y el club le abre las puertas al ídolo que se fue por su propia decisión. Dijo que lo iba a pensar. La pelota la tiene Román y esperemos que vuelva, que su respuesta sea favorable", dijo ayer Angelici en el hotel Four Seasons, donde presentó junto con River y la gente del Banco Francés el clásico a disputarse en Córdoba el 2 de febrero.

Sobre el pedido del volante, de extender el contrato que vence en junio de 2014 hasta fines de 2015, el presidente de Boca opinó: "Llegado al 30 de junio de 2014, si las cosas están bien, se le renovará como a cualquier jugador que haya rendido. Ahí lo charlaremos. Por lo pronto, va a poner en la balanza lo que se habló y toda la familia boquense está esperando una respuesta afirmativa de él, pero no sabemos cuál va a ser su decisión".

Al margen de la lucha de poderes y de tantas idas y venidas, desde todas las partes esperan darle un corte al tema lo antes posible. ¿Se pondrán de acuerdo al final?

Más socios activos
Boca informó que 1400 socios pasaron de adherentes -no tenían lugar en la Bombonera- a activos. Así, en ocho meses, 5000 personas cambiaron la categoría. Para la compra de entradas tendrán que presentar la credencial plástica.

MÁS SOCIOS ACTIVOS

Boca informó que 1400 socios pasaron de adherentes -no tenían lugar en la Bombonera- a activos. Así, en ocho meses, 5000 personas cambiaron la categoría. Para la compra de entradas tendrán que presentar la credencial plástica.

"QUEREMOS QUE EL 6 DE ENERO ESTÉN TODOS LOS REFUERZOS"

Daniel Angelici estuvo ayer en la presentación de los Boca-River que se jugarán en el verano, en el hotel Four Seasons, y se refirió a las incorporaciones: "Queremos que el 6 de enero estén todos los refuerzos y el plantel completo para empezar la pretemporada", dijo ayer.

Nacido el 24 de junio de 1978 en el seno de una familia humilde, Juan Román Riquelme fue el mayor de once hermanos de los cuales él y su hermano Cristian dedicarían su vida al balompié. Su nacimiento, curiosamente tuvo lugar un día antes de la primera conquista argentina en una Copa Mundial de Fútbol.
De pequeño comenzó a relacionar su vida con el mundo futbolístico, siendo partícipe en diferentes juegos realizados en potreros de la localidad de San Fernando, donde se destacó jugando para diferentes asociaciones y clubes barriales, hasta que finalmente llegaría la oportunidad de probarse en su primer equipo profesional: La Asociación Atlética Argentinos Juniors. Esta institución, ubicada en el barrio de La Paternal, convocaría a prueba al joven futbolista quedando finalmente fichado para sus divisiones inferiores. Al principio inició su juego como mediocampista central, sin embargo las exigencias que proponía el club "colorado" hacían que no consiga establecerse con la titularidad.
Su carrera deportiva siguió en Argentinos Juniors hasta el año 1996, cuando en una operación aconsejada por el entonces entrenador Carlos Salvador Bilardo, el entonces presidente del Club Atlético Boca Juniors, Mauricio Macri, estableció la compra de varios jugadores de las divisiones inferiores de Argentinos Juniors, entre los que figuraba Riquelme. De esta forma, el mediocampista haría pie en el club que lo terminaría de poner en los primeros planos del fútbol profesional mundial.
Boca Juniors (1996-2002)
El Debut
Su llegada al club fue toda una prueba de fuego que terminaría sobreponiendo sin sobresaltos, ganándose la consideración de Carlos Bilardo, quien prepararía su debut en el Torneo Apertura de 1996. En efecto, el debut oficial de Juan Román Riquelme, se dio el 11 de noviembre de 1996, cuando fue puesto como titular frente al Club Atlético Unión en el mítico estadio de "La Bombonera". El partido terminaría cerrando con un marcador de 2 a 0 a favor del conjunto boquense. Su actuación en ese partido, fue motivo para que el entrenador le confíe la titularidad hasta el cierre del torneo. Trece días después de su debut, Riquelme lograría marcar su primer tanto en el fútbol de Primera División, al marcar el sexto tanto de una goleada propinada por Boca Juniors a Huracán de Parque Patricios. De esta forma, Riquelme inauguraba su cosecha personal en los tanteadores de cada partido.
En el verano de 1996, formó parte de un seleccionado argentino sub-18 dirigido por José Pekerman que disputó en Uruguay la "Copa Punta del Este" y se proclamó campeón desempeñándose como volante central.
El Bicampeonato
Tras haber debutado en 1996, Riquelme iniciaría junto a Boca Juniors una larga travesía por lograr quebrar una racha sin campeonatos desde el año 1992. Tras los pobres resultados obtenidos en la Temporada 1996/97, Carlos Bilardo renunciaría a la dirección técnica del club siendo sucedido por Héctor Veira. Si bien, Boca alcanzó a demostrar cierta mejoría en su nivel futbolístico, alcanzando el subcampeonato del Apertura 1997, las participaciones de Riquelme mermarían producto de la poca confianza que le brindara el DT de turno. Tras el campeonato Clausura de 1998,
En 2001, Boca se alzó nuevamente con la Copa Libertadores de ese año al imponerse por penales al Cruz Azul de México en La Bombonera. En dicha ocasión, Riquelme recibió el premio al Mejor Jugador de la Final de la Copa Libertadores.

El 10 de noviembre de 2001 participó en La Bombonera del partido despedida de Diego Maradona, incluso Maradona le regaló su camiseta a Riquelme, y usó la 10 de Boca Juniors con las siglas "Román" en la espalda. Finalizó el año con el reconocimiento de la prensa latinoamericana consagrándolo Futbolista sudamericano del año.

El 2 de abril de 2002 es secuestrado su hermano menor Cristian, de 18 años. Al menos treinta horas pasó en manos de los delincuentes, que se llevaron U$D 160.000 por liberarlo. Riquelme en persona, desde su casa y a través de un teléfono móvil, fue quien comandó la negociación. El 7 de abril regresa al primer equipo de Boca con una bandera de agradecimiento hacia los hinchas por el apoyo recibido: “Gracias a todos. Riquelme”. Fue la figura del partido y marcó el último gol en la victoria 3-0 sobre Unión de Santa Fe.
FC Barcelona (2002-2003)

Finalmente, tras ciertos roces con la dirigencia de Boca, fue traspasado al FC Barcelona por 13 millones de

En lo que respecta a los posibles motivos que tendría Riquelme para volver, el presidente comentó que “en lo personal, fueran cual fueran los motivos, lo importantes es que él quiera volver a jugar”. Los dirigentes “xeneizes” quieren definir el regreso de Román antes de que se termine el año. Ahora es el jugador el que debe definir si está dispuesto a vestir otra vez la camiseta de Boca.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, aseguró que están esperando una respuesta del enganche y que aguardan que su regreso se concrete en los próximos días. Los dirigentes no aceptaron extender el contrato hasta el 2015

Comentarios Destacados

5 comentarios - Angelici: "El que decide es Román"

@matulant -5
me tiene los huevos llenos este roman... quien se cree que es??? andate a comer mandarina nomas...
@ThePeko -1
angelici suerte para el 2do tiempo boca!
@matias9
buen post lei todo, interesante