Qatar 2022 tendra estadio bajo el desierto

Sus bocetos parecen sacados de una película de ciencia ficción. El Mundial de Qatar no sólo tendrá que vencer el escepticismo de millones de aficionados que no perciben su elección como sede de la máxima justa balompédica del orbe más que como un negocio voraz, sino también a las condiciones climatológicas extremas.

Por tal motivo, se planea la construcción del Rock Stadium, un coloso que quedará camuflado bajo las arenas del desierto para así impedir afectaciones a la cancha por las altas temperaturas y evadir los estragos de las tormentas de arena. Así, se abrirá sólo en los días de partido.

El estadio tendrá una capacidad de 30 mil personas y requerirá una inversión de 750 millones de euros. Contará con un techo inclinado que reducirá los efectos climáticos.

Aquí las imágenes del Rock Stadium, uno de los máximos tesoros del Mundial en Qatar 2022.


estadio

Desierto

futbol