Un gol ante Holanda de José Roberto Gama de Oliveira, más conocido como Bebeto, dio lugar a la archifamosa celebración de la cuna. El 9 de abril de 1994, Brasil se clasificaba para semifinales del Mundial de Estados Unidos que acabaría ganando, y el gol de Bebeto tuvo mucho que ver.

___________________________


Los 'bebes' de la foto se han hecho mayores


___________________________


El delantero brasileño, por aquel entonces jugador del Deportivo de la Coruña, había sido padre apenas 48 horas antes, y cuando batió al holandés Ed De Goey no se lo pensó dos veces y se dirigió a una banda para celebrar el tanto imitando con sus brazos el gesto de acunar a un niño. Rápidamente se le unieron dos compañeros, que recientemente habían sido padres: Romario y Mazinho.

Aquella celebración dio la vuelta al mundo, y dieciocho años después ha vuelto a la escena mediática. ¿El motivo? El debut de Romarinho, hijo de Romario, en el fútbol profesional. El hijo del mítico goleador de aquella inolvidable 'canarinha' ha cerrado el círculo, dado que los hijos de sus compañeros ya habían alcanzado la profesionalidad como futbolistas. Estos son los pasos de los tres bebés del Mundial de 1994:


Alcantara


Rafinha Alcántara: Nacido el 12 de febrero de 1993, no había cumplido el año y medio de vida cuando su padre, Iomar do Nascimento 'Mazinho', se unió a Bebeto en la mítica celebración. Mazinho, centrocampista defensivo del Palmeiras fichado por el Valencia ese mismo verano, formó parte de aquella 'verdeamarelha' de ensueño, pero en los últimos años ha sido más protagonista que nunca. Y se lo debe a sus hijos.

Primero fue Thiago Alcántara, que ya tenía más de tres años en aquel partido, el que comenzó a despuntar en las categorías inferiores del Barcelona. Su hermano pequeño, Rafa Alcántara 'Rafinha', está siguiendo sus pasos. Ya ha debutado con el primer equipo y ha acudido con Brasil al Sudamericano sub 20. Al contrario que Thiago, ya internacional con España, Rafinha ha optado por vestir los colores de su país natal.


thiago


Mattheus Oliveira: El 'culpable' de la celebración. Mattheus de Andrade Gama de Oliveira vino al mundo el 7 de julio de 1994, dos días antes del archifamoso día. 18 años después, el hijo de Bebeto empieza a hacerse un nombre en Brasil. Desde la posición de centrocampista ofensivo ya ha pasado a formar parte de la primera plantilla del Flamengo.

Futbolísticamente conocido como Mattheus -nombre escogido por su padre en honor al gran defensa alemán Lothar Matthaus-, ha coincidido con Rafinha en el Sudamericano sub 20, aunque las cosas no les han ido según lo esperado. Tras ser titular en los dos primeros partidos no disputó los dos siguientes, y tuvo que ver desde el banquillo como Brasil se quedaba fuera del hexagonal final.


Bebeto


Romarinho: Aunque nació el 2 de septiembre de 1993, y ya tenía casi un año el día de la mítica celebración, ha sido el último en convertirse en profesional. El 19 de enero de 2013, el vástago de Romario hizo su debut con el Brasiliense al entrar al césped en la segunda mitad, y no pudo evitar la derrota de los suyos ante el Brasilia por 0-2.

Surgido de las categorías inferiores del Vasco de Gama, el hijo del 'Baixinho' actúa como extremo derecho bajo la atenta mirada de su padre, actualmente diputado del Parlamento brasileño. Más allá de su actuación, su debut como profesional será recordado como el día en el que el último de los bebés de la famosa celebración se hicieron mayores.


mattheus


Todavía queda mucho para entonces, y no es fácil que todos lleguen, pero dos de ellos ya han debutado con las categorías inferiores de Brasil. ¿Les veremos repetir algún día la inolvidable celebración de sus padres?