El club alemán, que contará con el entrenador catalán a partir de julio, anunció que quiere armar un equipo campeón y para eso cuenta con 278 millones de euros. La cláusula de rescisión de "La Pulga" es de 250 millones
Messi al Bayern Munich
"Tenemos 278,3 millones de euros en caja, dinero en efectivo", dijo en la última reunión de accionistas del club Uli Hoeness, presidente del Bayern Munich. Ese dinero podrá ser utilizado para que el nuevo entrenador, Josep Guardiola haga algunas contrataciones.

A su vez, el dirigente adelantó que de acuerdo a lo conversado el nuevo DT no tendría pensado modificar mucho las plantillas sino que por el contrario llegarían para la temporada 2013-2014 pocos jugadores nuevos.

En su última renovación de contrato con el Barcelona, Lionel Messi firmó un acuerdo que lo une a la institución catalana hasta 2018 y su clausula de rescisión es de 250 millones de euros, 28,3 menos de los que dispone el club alemán.

Si bien el argentino siempre dijo que le gustaría jugar durante muchos años más en la entidad catalana y en algún momento deslizó la posibilidad de finalizar su carrera en Newell´s, su relación con Guardiola es especial.

Fue el DT quien lo potenció y lo llevó a su máximo nivel desde que asumió como entrenador de Barcelona en 2008. También fue el responsable de ubicarlo en otro sector de la cancha, como delantero centro, que lo llevaron a convertirse en el goleador del club.

Tras la salida de Guardiola del Barcelona, Messi expresó su admiración por él y sentenció: "Triunfará adonde vaya".

El afecto entre ambos es reciproco ya que el entrenador dijo en reiteradas ocasiones que no hay palabras para definir al argentino.

"Las palabras más elogiosas nunca serán tan precisas como cuando lo ves jugar, nunca un elogio o definición podrá superar la precisión y exactitud que tiene este chico cuando juega", explicó.

Los dirigentes del Bayern Munich contrataron a Guardiola con un contrato de 17 millones por temporada y además pusieron a su disposición 278,3 millones de dólares para refuerzos.

Pero además en la entidad alemana se caracterizan por su austeridad financiera y cuentan con grandes auspiciantes que le permiten poder retener a sus principales figuras con jugosos vínculos económicos.

La idea que tienen Uli Hoeness, mandamás del club alemán, Karl-Heinz Rummenigge (vicepresidente), Matthias Sammer (director deportivo) y Franz Beckenbauer (presidente de honor), es armar un plantel campeón de la mano de Guardiola.