bianchi sos una mentira


pone lo titulare en un partido que no se juega a nada y contra river (superclasico) pone suplente

se puede decir que tiene miedo a ramon


La euforia por Boca no es novedad. Lo comprobó una vez más Mar del Plata cuando a las 18.48 de ayer el micro que trasladó al plantel de Carlos Bianchi desde Buenos Aires estacionó en la puerta del hotel Hermitage, bunker xeneize en esta ciudad.

“Vení, vení, cantá conmigo, que un amigo vas a encontrar, que de la mano, de Carlos Bianchi, todos la vuelta vamos a dar”. La canción ya sale de memoria y se repitió una vez más para darle la bienvenida a Boca en La Feliz. Más de 700 personas, con cámaras y celulares en mano, esperaron al plantel.

Instalado desde la tardecita en Mardel, entonces, Boca afrontará esta noche el partido ante Independiente con un equipo de mayoría de titulares. La principal novedad es el debut del Burrito Martínez, el refuerzo top. El ex Vélez se pondrá por primera vez la de Boca y lo hará en dupla de ataque con Santiago Silva, la sociedad que tanto ilusiona por el pasado glorioso en Liniers y la comparación inevitable con el dueto Guillermo-Palermo, la mecánica que pretende reeditar el DT. En la práctica formal del miércoles se entendieron de memoria: Martínez metió un gol y el Tanque, dos, uno con pase de su socio. Además, Ribair Rodríguez, otra de las incorporaciones, estará por primera vez de movida. El uruguayo ya había jugado 19’ ante River. Hoy será volante por derecha.